Las pruebas que sustituyen a las reválidas se realizarán en 15 centros de Primaria y 16 de Secundaria de todo Aragón

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte realizará pruebas de diagnóstico muestrales, que sustituyen a las reválidas, en 15 centros de Primaria y 15 de Secundaria de todo Aragón los días 24 y 25 de mayo en Secundaria y 1 y 2 de junio en Primaria

Alumnado de la ESO durante un examen.

En una nota de prensa, el Ejecutivo aragonés afirma que la oposición a la LOMCE por parte del Gobierno de Aragón, la mayoría de los ejecutivos territoriales y la comunidad educativa ha permitido suspender la celebración de reválidas al terminar las etapas de Primaria (6° curso), ESO (4° curso) y Bachillerato.

De esta manera, en 6° de Primaria y 4° de ESO se hará una evaluación diagnóstica muestral y sin carácter académico. Es decir, no afectará a las calificaciones ni a la promoción del alumnado.

En Aragón se celebrarán las pruebas en 15 centros de Primaria (9 de Zaragoza, 3 de Uesca y 3 de Teruel)  y en 16 de Secundaria (9 en Zaragoza, 4 en Uesca y 3 en Teruel), elegidos mediante muestreo atendiendo a criterios de territorialidad y titularidad de los centros. Participan centros públicos, concertados y privados. En total serán unos 800 alumnos y alumnas de Primaria y 900 de ESO.

"El Departamento de Educación lleva meses trabajando con los centros para preparar este proceso", añade la nota. El Ministerio publicó el sábado la orden que regula estas pruebas y el Departamento publicará una resolución en breve.

El esquema de las pruebas lo ha elaborado el Instituto Nacional de Evaluación Educativa y el Departamento de Educación las ha adaptado a Aragón. En ESO, las pruebas serán sobre competencias lingüística, lengua extranjera (inglés) y competencia cívica y ciudadana (Geografía e Historia). En Primaria serán sobre lengua, inglés y ciencias.

El director general de Innovación, Equidad y Participación, Jesús Garcés, ha explicado que este no es el modelo que quiere el Departamento de Educación. “Hemos conseguido suspender las reválidas, pero no compartimos que este diagnóstico se haga en los cursos elegidos por el Ministerio. Para nosotros, el diagnóstico debe hacerse en la mitad de las etapas, que es cuando el alumnado está en la mitad del proceso de aprendizaje, y no al final. Es en ese punto intermedio (3º de Primaria y 2º-3º de ESO) cuando las pruebas permitirían saber qué modificaciones estructurales de currículo y programas se necesitan”, ha argumentado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies