A las movilizaciones contra el proyecto de gestión privada del Hospital de Alcanyiz se suman propuestas alternativas viables y racionales

El estudio de viabilidad económico- financiera del nuevo Hospital de Alcanyiz, realizado por AFI Consultores de las Administraciones Públicas, permite comprobar que este proyecto del Gobierno de Aragón supone un nuevo endeudamiento de las arcas públicas aragonesas. Así, si el proyecto privatizador del gobierno PP-PAR sigue adelante, el coste total rondaría los 600 millones de euros, con un beneficio estimado para la empresa privada que lo gestione de unos 150 millones de euros. En este contexto, desde Marea Blanca Aragón expresan su “más profundo rechazo a la política privatizadora del Gobierno de Aragón, que quiere hipotecar la sanidad aragonesa y …

Proyecto del nuevo Hospital de Alcañiz
Proyecto del nuevo Hospital de Alcanyiz

El estudio de viabilidad económico- financiera del nuevo Hospital de Alcanyiz, realizado por AFI Consultores de las Administraciones Públicas, permite comprobar que este proyecto del Gobierno de Aragón supone un nuevo endeudamiento de las arcas públicas aragonesas. Así, si el proyecto privatizador del gobierno PP-PAR sigue adelante, el coste total rondaría los 600 millones de euros, con un beneficio estimado para la empresa privada que lo gestione de unos 150 millones de euros.

En este contexto, desde Marea Blanca Aragón expresan su “más profundo rechazo a la política privatizadora del Gobierno de Aragón, que quiere hipotecar la sanidad aragonesa y la de todos sus ciudadanos con un único fin, favorecer intereses privados”.

Desde Marea Blanca apoyan a la Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos del Baixo Aragón y exigen al Gobierno de Aragón “que la gestión del nuevo hospital de Alcanyiz sea única y exclusivamente de gestión pública. Porque la gestión público-privada no asegura una mejora en la atención al paciente ni abarata costes, porque los hospitales privados solo son beneficiosos para las concesionarias, porque creemos que con la salud de los aragoneses no se debe especular ni jugar”.

“Por todo esto y mucho más, los próximos días 14, 15 y 16 de julio, de 11.00 a 13.00 horas, y de 18.30 a 20.30 horas, mantendremos una mesa en el Paseo Independencia” de Zaragoza, anuncian desde Marea Blanca, donde informaran sobre el proyecto de hospital para Alcanyiz, y donde “todos los ciudadanos que lo deseen podrán acercarse a firmar las alegaciones que se han preparado en contra del proyecto de viabilidad del nuevo hospital de Alcanyiz y en apoyo de las gentes del Baixo Aragón”.

El proyecto de privatización del PP-PAR para el nuevo Hospital de Alcanyiz supone más deuda pública

Desde Attac Aragón señalan que el gobierno PP-PAR “quiere dejar el contrato bien firmado y atado antes de las nuevas elecciones, podemos imaginar que tendrán sus razones, posiblemente también ‘privadas’. Entre ellas, como se ha visto en otras comunidades, la preparación de sus futuros puestos de trabajo siguiendo el modelo de ‘puerta giratoria’ que les permita obtener un puesto bien remunerado cuando salgan del Gobierno, sin importarles la enorme deuda que dejan a la ciudadanía y la degradación del servicio público que supondrá dicha privatización”.

“No nos cansaremos de repetir que es posible realizar el proyecto con financiación pública si hay voluntad política: el proyecto planteado para un Hospital de 181 habitaciones individuales y 6 dobles, (todas las habitaciones se proyectan para uso doble si es necesario), tiene un presupuesto de construcción de 87.723.029 de euros (IVA incluido), más 8.618.361 para la urbanización de accesos y servicios, lo que hace un total de 96.341.390 de euros (IVA icluido)”, explican desde Attac Aragón, y añaden que “el calendario de construcción y puesta en marcha se realizará en 2015, 2016 y 2017, lo que significa que este desembolso se tienen que realizar durante 3 años: supone 32,1 millones cada año, partida fácil de obtener de los presupuestos que tiene el Gobierno de Aragón”.

A juicio de Attac Aragón existen alternativas para obtener esos fondos de las partidas de los presupuestos de la DGA, y señalan tres ejemplos, “si bien habría más opciones”, indican.

En primer lugar explican que “tenemos unos gastos anuales en la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión de 47 millones cada año, y cerca de la mitad son contrataciones externas a empresas privadas”, y proponen que “1/3 de este gasto podría ser reducido, y asignado durante los tres años de la construcción al hospital de Alcanyiz”, con lo que se obtendrían 54 millones de euros.

“Cada año los distintos Departamentos de la DGA se gastan más de 4 millones en contrataciones para asesores externos con contratación directa y sin ningún control, incluso el PP cuando estaba en la oposición criticaba con contundencia al anterior gobierno por esta medida que calificaba de ‘derrochadora’. Además cada consejería dispone de fondos adicionales que utilizan para contratación de empresas externas, consultoras y otro tipo de trabajos, como por ejemplo este estudio de viabilidad realizado por AFI” -por cuyo coste también se preguntan desde Attac Aragón-, “si bien todos ellos podrían ser realizados por los funcionarios públicos. Estos apartados han sido siempre un derroche con una falta de transparencia total”, por lo que proponen destinar esta partida durante 3 años y obtener otros 12 millones de euros para el proyecto de Hospital de Alcanyiz.

Como tercer ejemplo, desde Attac indican que “la Corporación Empresarial pública SLU tiene en 2014 un presupuesto de 72 millones que utiliza para financiar empresas públicas en las cuales no hay ni transparencia ni control, como estamos viendo desde hace un tiempo. De esta partida podrían reducirse 13 millones anuales y destinarlos al nuevo Hospital, ya que en el presupuesto del 2014 hay previstos más de 300 millones para empresas públicas”, y así obtener otros 39 millones según los cálculos de esta organización.

La suma de las cantidades que podían obtenerse siguiendo estas propuestas da un total de 105 millones, “lo que permitiría cubrir los 96,3 millones de coste de construcción estimado en el informe de viabilidad”, explican.

Asimismo, señalan que “la gestión del PSOE ha facilitado la privatización de los servicios de Limpieza, Seguridad, Residuos urbanos y sanitarios, conservación de viales y jardines, desinsectación y desratización, pero este proyecto va mucho más lejos: privatizan la Restauración, mantenimiento de las instalaciones, lavandería, esterilización, transporte interno y externo, gestión auxiliar, gestión de almacenes y distribución, de personal administrativo y centralita telefónica”.

“A la empresa privada que obtenga el proyecto, se le estima un desembolso de 37,8 millones en 2015, 24,7 millones en 2016 y 25,2 en 2017. De estos, 24,5 son capital social, para el resto se le permite el endeudamiento: una cuestión clave es quien avalará el endeudamiento y con qué garantía”, alertan desde Attac Aragón, y añaden que “estos son los precios valorados a 2014, a los que se permite una revisión del índice IGC al 100% para infraestructuras hospitalarias y el 85% para servicios. (IGC Indice de Garantia de la Competitividad). Las inversiones de reposición en el mantenimiento para los 25 años se estiman en 14,2 millones de euros, estos gastos están estimados a partir del año 2026 un 10%, del 2034 al 2037 un 70%, y de un 20% en años posteriores, cantidades que podrían obtenerse fácilmente de los presupuestos generales si hubiese voluntad política”.

Desde el colectivo Attac continúan explicando que “los ingresos que tiene la concesionaria por infraestructura serían de 12.326.080 euros por 25 años, lo que supondría 308.152.000 euros. Si realizamos la suma total de costes (el coste estimado de construcción es de 96,3 millones, 14,2 millones para reposición y 51,5 millones para luz, agua y gas), el gasto total sería de 162 millones. Las cuentas son sencillas: la empresa concesionaria obtendría un beneficio estimado de 146 millones. Beneficio para la empresa y para la banca privada que les financie, y pérdidas para la ciudadanía (más deuda y peor servicio sanitario)”.

“Y esto sin tener en cuenta la parte de externalización de servicios, ni las concesiones de cafetería y comedor, aparcamiento, máquinas expendedoras y televisión, de las que se calculan unos márgenes de beneficio sobre un 35 % de media. El coste previsto total del proyecto es de 561 millones, y ejemplos parecidos en otras comunidades nos muestran que el objetivo del beneficio en estas empresas está por encima de la calidad del servicio: trabajadores que en los Hospitales públicos cobran 1.200 euros, en estas contratas reciben salarios mínimos, el descontrol en las contrataciones es total, y aquellos cercanos al poder se benefician de puestos de dirección, dejando paso a las contrataciones que llamamos puertas giratorias”, denuncian.

Como conclusión desde Attac Aragón enfatizan que “hay que detener este disparate: no podemos permitir que nos aumenten la deuda y nos destrocen la calidad de los servicios públicos. Aún estamos a tiempo: tenemos que cambiar de gestores antes de que la quiebra en el sector público sea una realidad irrecuperable”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies