Economía

Las jornaleras y jornaleros de Aragón exigen el fin de la economía sumergida y la precariedad en el campo

Los datos muestran que las rentas de los propietarios han crecido un 31,8%, mientras que la reducción de costes salariales alcanza un 6,5%. Esta jornada ha sido impulsada por CCOO y UGT a nivel estatal, también tendrá repercusión en las explotaciones del territorio aragonés y en Zaragoza tendrá lugar una concentración.
| 21 mayo, 2019 10.05
Las jornaleras y jornaleros de Aragón exigen el fin de la economía sumergida y la precariedad en el campo
Foto: Pablo Ibáñez

Los y las trabajadoras del sector agrario han convocado para este 21 de mayo una jornada de movilizaciones para denunciar las condiciones laborales a las que son sometidas por las empresas gestoras del campo. Esta jornada ha sido impulsada por CCOO y UGT a nivel estatal, también tendrá repercusión en las explotaciones del territorio aragonés. Concretamente en Zaragoza la concentración tendrá lugar a las 19.30 horas en la plaza España.

Según los datos que ha ofrecido el Partido Comunista, se trata de un sector productivo del que dependen directamente más de un millón de personas en el Estado español, y que han venido sufriendo durante años una pérdida de poder adquisitivo, estabilidad, riesgos laborales y menoscabo de la salud.

Los datos muestran que las rentas de los propietarios han crecido un 31,8%, mientras que la reducción de costes salariales alcanza un 6,5%. La producción agraria, según datos del ministerio, ha crecido un 21,4%, mientras que en el mismo periodo el empleo, en el mismo ámbito, lo ha hecho en solo el 5%. “Esto ha estado provocado por los incumplimientos masivos de los convenios colectivos, algunos con salarios que no llegan ni al SMI de 900 euros, o el hacinamiento de miles de trabajadores en infraviviendas en las fincas, en un sector donde la precariedad de las jornaleras alcanza el 70 % (60% en los hombres)”, señalan desde el PCE.

Por ello, consideran que la lucha debe pasar por el desbloqueo de la negociación colectiva y el cumplimiento de los convenios colectivos firmados en el campo, porque los contratos sean siempre por escrito.

La economía sumergida sigue siendo uno de los grandes problemas en el sector que junto a la dignificación del trabajo en el campo, sigue arrastrando los y las trabajadoras. “Nos sumamos a la iniciativa que encabezan los sindicatos de clase, poniendo en evidencia el pisoteo de derechos básicos en un sector ya de por sí castigado por las políticas económicas globales neoliberales”, apuntan.

El PCE y las Juventudes Comunistas han concluido que “estamos convencidas de que el 21 de mayo marca un punto de inflexión en la lucha para mejorar las condiciones de las trabajadoras y trabajadores del campo, para frenar la sangría de esa España vaciada, de la migración económica, y defender el futuro de nuestras jóvenes y de nuestros pueblos”.

21 mayo, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR