Economía

Las empleadas de limpieza del Miguel Servet exigen la readmisión de cuatro compañeras despedidas

Actualmente, Clece cuenta con 313 trabajadoras en el Hospital Universitario Miguel Servet, de las cuales un 22,4 % están de baja laboral, una tasa de absentismo que desde los sindicatos achacan a la sobrecarga de trabajo
| 10 junio, 2019 17.06
Las empleadas de limpieza del Miguel Servet exigen la readmisión de cuatro compañeras despedidas
Protesta de las trabajadoras de Clece ante el Hospital Miguel Servet.

Las empleadas de limpieza del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, un servicio que presta la empresa Clece, se han concentrado este lunes a las puertas del centro para protestar por la “sobrecarga” de trabajo y el “despido” de cuatro trabajadoras en las últimas semanas.

Al grito de “¡Readmisión!” y “¡Clece, escucha, los problemas te crecen”, las trabajadoras concentradas delante del centro han exigido el reingreso de sus compañeras.

Según ha reconocido Gloria Giménez, una de las cuatro empleadas despedidas, la empresa les envió un burofax que detallaba que el motivo era por “no haber entregado los partes de baja en tiempo, forma y modo”, algo que es “totalmente falso” porque cada viernes, una vez que los renovaba en su médico de cabecera, los entregaba “en mano” en la oficina.

Concepción Martínez, otra de las trabajadoras despedidas por Clece, ha explicado su desconcierto cuando recibió la carta de despido con el mismo motivo que el del resto de sus compañeras.

“Traía y entregaba en mano los partes de baja, los cuales la empresa me sellaba, y al enterarme fui a hablar con el jefe y fue muy maleducado conmigo. No me quiso atender, y lo único que me dijo fue que ya nos veríamos donde nos tuviéramos que ver. Fue una situación penosa, y hay que hacer algo porque si no vamos a ir una tras otra”, ha afirmado Martínez.

La delegada de este servicio en la sección de Traumatología del Servet, Olga Ayebra, ha destacado que el cese de estas trabajadoras es una estrategia de la empresa para “meter miedo” a la plantilla y así “evitar” que cojan la baja cuando su médico se lo indique.

Esta situación agrava todavía más el problema de sobrecarga de trabajo para las limpiadoras ya que los despidos y la “no contratación” de personal conlleva que cada empleado “tenga que cubrir más zonas del hospital que las que le corresponden”, ha asegurado.

Por todos estos motivos, Ayebra ha subrayado que el colectivo de trabajadoras de Clece ha enviado numerosos escritos al Servicio Aragonés de Salud para explicarles los detalles de estos problemas y denunciar que “no se está cumpliendo con los criterios de limpieza que ha de tener un hospital” debido a la “falta de personal”.

Lo ocurrido en esta empresa sirve de ejemplo para denunciar que la subcontratación y privatización de los servicios públicos se traducen en una precarización de las condiciones laborales de las plantillas y de unos servicios públicos que, lejos de orientarse a la satisfacción del colectivo de la ciudadanía, prioriza el beneficio empresarial a costa de nuestros servicios públicos.

La de esta mañana ha sido la primera protesta de una serie de concentraciones que se repetirán de lunes a viernes a las 10.30 y a las 18.00 horas, hasta el próximo 28 de junio, y no descartan convocar una huelga a la japonesa si la dirección de la empresa no atiende sus reivindicaciones.

10 junio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR