Las células NK o “asesinas naturales” son eficaces en el tratamiento de la leucemia o el mieloma múltiple

Estas células se obtienen de sangre de donantes adultos o de cordón umbilical y su efectividad aumenta en combinación con anticuerpos dirigidos contra el tumor, tal como se publica en las revistas Scientific Reports y OncoImmunology

células
De izquierda a derecha, las hematólogas del hospital Miguel Servet Isabel Izquierdo y Rosana Díez; Alberto Anel, director del grupo de investigación; las hematólogas del hospital Lozano Blesa Beatriz Martinez y Gemma Azaceta; el jefe del departamento de Hematología Luis Palomera; y Chantal Reina, estudiante de doctorado y primera firmante de los artículos mencionados.

Las células NK o "asesinas naturales", que se pueden obtener de sangre de donantes adultos o de cordón umbilical, podrían convertirse en un tratamiento eficaz alternativo para combatir los tumores hematológicos, como la leucemia o el mieloma múltiple. Las células NK se cultivan siguiendo un protocolo de activación y expansión de 20 días de duración, que genera células especialmente activas contra los tumores.

Estos resultados, que se publican en dos revistas científicas Scientific Reports y OncoImmunology, han sido obtenidos por investigadores de la Universidad de Zaragoza, el Instituto de Investigación Sanitaria Aragón (IIS Aragón), y los servicios de Hematología de los hospitales universitarios Clínico Lozano Blesa y Miguel Servet de Zaragoza. El trabajo ha sido liderado por Alberto Anel, catedrático de Bioquímica de la Universidad de Zaragoza, adscrito al IIS Aragón, e investigador principal del grupo Apoptosis, Inmunidad y Cáncer.

En esta investigación se ha demostrado la eficacia de células NK ("asesinas naturales") activadas y expandidas sobre células obtenidas de pacientes de la leucemia más frecuente o de mieloma múltiple, el tumor hematológico de peor pronóstico.

En el estudio en pacientes de mieloma también han participado investigadores y clínicos del grupo de Martín Villalba, del INSERM y del hospital universitario de Montpellier (Francia).

La expansión en el número de estas células que se consigue con estos protocolos permitiría tratar a pacientes con células procedentes de una sola persona donante. Esta terapia celular se puede combinar además con anticuerpos que ya se usan en clínica contra estos tumores, como es el caso del rituximab (Mabthera®) en el caso de la leucemia o del daratumumab (Darzalex®) en el caso del mieloma, lo cual aumentaría indudablemente su efectividad antitumoral.

En estos momentos se está trabajando para iniciar ensayos clínicos en 2022 con el fin de llevar este nuevo tipo de tratamiento celular a la clínica. En concreto, estos ensayos clínicos se van a desarrollar por el mencionado grupo francés en colaboración con la empresa franco-suiza MedXCell Nkar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies