Las cartas bomba enviadas en 1989 a la izquierda abertzale procedían de los aparatos del Estado español

Tras las conversaciones desveladas entre el exdirector del CESID y el exministro del Interior Antoni Asunción, EH Bildu quiere que el exministro Corcuera comparezca en el Congreso español para explicar su implicación en el envío de cartas bomba dirigidas a militantes y simpatizantes de Herri Batasuna

bomba
Grupo parlamentario de EH Bildu. Foto: EH Bildu.

Las cartas bomba enviadas en 1989 a militantes de la izquierda abertzale salieron de los aparatos del Estado. Así lo confirman las conversaciones desveladas en Naiz entre el exdirector del CESID, Emilio Alonso Manglano, y el exministro del Interior, Antoni Asunción. Grabaciones que señalan al entonces ministro José Luis Corcuera como implicado en el envío de las cartas bomba dirigidas a militantes y simpatizantes de Herri Batasuna. Entre ellas la que causó la muerte en 1989 al cartero Antonio Cardosa cuando iba a entregar una carta a Ildefonso Salazar en Errenteria.

Tras las conversaciones desveladas, EH Bildu ha lanzado una ofensiva parlamentaria para exigir explicaciones tanto al propio Corcuera como al actual ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Corcuera fue ministro del Interior entre 1988 y 1993 y estaría detrás del envío de dichas cartas como se afirma en las conversaciones mantenidas entre el que fuera director del servicio de inteligencia y exministro del Interior. EH Bildu, por ello, cree imprescindible que dé explicaciones urgentemente en la Comisión de Interior para aclarar su implicación una vez conocido el testimonio que le señala directamente.

Asimismo, el grupo soberanista vasco quiere que el actual ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, dé cuentas públicamente en el Congreso y exponga toda la información de la que dispone sobre las grabaciones desveladas del que fuera director del servicio de inteligencia entre 1981 y 1995, Emilio Alonso Manglano.

Desigualdad en el trato a las víctimas

EH Bildu denuncia que este caso evidencia “la doble vara de medir y la desigualdad de trato existente entre víctimas de diferentes violencias, ya que las víctimas del Terrorismo de Estado no cuentan con la verdad, justicia y reparación que se merecen”.

“¿Qué tipo de reconocimiento pueden esperar cuando no saben con certeza ni quién llevó a cabo dichos ataques ni quiénes fueron los perpetradores? Ahora sabemos que fue el ministerio encabezado por Corcuera quien estuvo detrás del envío de cartas bomba”, añaden desde la formación abertzale.

Ante las revelaciones de Naiz, EH Bildu cree que ya ha llegado la hora de reconocer la autoría de dichas acciones y se pregunta cuándo se puso punto y final a la llamada guerra sucia. En un momento en el que las exigencia solo se dirigen hacia unos sectores, EH Bildu recuerda que no ha existido ningún tipo reconocimiento ni declaración pública al respecto por parte de los autores o impulsores del Terrorismo de Estado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies