Movimientos

Las aguas bravas del río Galligo, un gran reclamo turístico

La actividad más solicitada sigue siendo el rafting, que permite disfrutar de las aguas con toda seguridad puesto que el guía se sitúa en la embarcación y controla las trayectorias en función de las posibilidades de los y las deportistas. Las demás actividades que completan la oferta son: el descenso en canoa, el kayak o el hidrospeed.
| 14 agosto, 2019 08.08
Las aguas bravas del río Galligo, un gran reclamo turístico
Foto: Asociación Gállego Activo

La Asociación Gállego Activo (AGA), que agrupa a las empresas de aguas bravas que desarrollan su actividad en el río Galligo, valora de manera “muy positiva” la temporada estival. El índice de actividad ha sido alto durante el mes de julio y la afluencia es mayor en agosto, haciendo de este mes el de máxima afluencia.

La actividad más solicitada sigue siendo el rafting, que permite disfrutar de las aguas con toda seguridad puesto que el guía se sitúa en la embarcación y controla las trayectorias en función de las posibilidades de los y las deportistas. Es una actividad lúdica accesible a todas las personas gracias a los diferentes niveles propuestos por las empresas. También destaca el turismo familiar, siendo esta una actividad que permite vivir entrañables momentos de diversión, emoción y risas entre padres, madres, hijos e hijas.

Las demás actividades que completan la oferta son: el descenso en canoa, el kayak o el hidrospeed. Son dinámicas en las que los y las aventureras dirigen su propia embarcación después de haber realizado una sesión preparatoria de técnica y seguridad.

La procedencia de las personas que visitan la zona en la época veraniega es tanto estatal como internacional (principalmente de Francia, Bélgica y Holanda).

El desarrollo de todas estas actividades de aguas bravas se convierten en el motor económico de la zona rural. En año de sequía, está siendo posible gracias al acuerdo de sueltas controladas de caudales que se están realizando desde el Pantano de La Peña, fruto de un acuerdo alcanzado en primavera entre la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el Sindicato de Riegos del Pantano de La Peña formado por las Comunidades de Regantes de Urdán y de Rabal de Zaragoza y las asociaciones de Turismo Activo (AGA y la Asociación de Empresas de Turismo Activo de Aragón – TDAragón).

A pesar de estar en un periodo seco, las maniobras que almacenan agua en horario nocturno entre los Pantanos de la Peña y de Ardisa, que luego sueltan en horario diurno, permiten seguir ofreciendo y desarrollando las actividades acuáticas en el río Galligo con la mayor calidad posible.

Además de fomentar el turismo de aventura, estas maniobras «respetan» la dotación aportada a los regantes del Bajo Galligo y los caudales ecológicos. “Sin duda, este acuerdo ha permitido mantener y mejorar el desarrollo económico entorno a las aguas bravas del río Gállego que atraen a decenas de miles de turistas”, aseveran desde la Asociación Gállego Activo.

14 agosto, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR