Movimientos

Lanzan una campaña de apoyo a los antifascistas detenidos en los incidentes en torno al “Hogar Social”

Tras los incidentes que tuvieron lugar el pasado 28 de febrero en el “Hogar Social” de Zaragoza, donde se celebraba un concierto de RAC (Rock Against Communism), que se sumaba a los actos de propaganda con marcado  carácter fascista desarrollados en el local del Movimiento Social Republicano (MSR), en unas «Jornadas contra la globalización», el Grupo...
| 12 marzo, 2015 17.03

nuevo-1Tras los incidentes que tuvieron lugar el pasado 28 de febrero en el “Hogar Social” de Zaragoza, donde se celebraba un concierto de RAC (Rock Against Communism), que se sumaba a los actos de propaganda con marcado  carácter fascista desarrollados en el local del Movimiento Social Republicano (MSR), en unas «Jornadas contra la globalización», el Grupo de Apoyo a los 10 de Zaragoza, ha lanzado una campaña de ayuda a los jóvenes detenidos.

Ambos espacios, «Hogar Social» y sede del MSR, se encuentran en el barrio zaragozano de Las Fuentes, lugar donde los neofascistas tratan de captar militantes a través de una falsa «solidaridad patriótica» con un discurso sibilino y una simbología que evita las coincidencias históricas para ocultar su verdadero trasfondo fascista y racista.

En el documento emitido por el Grupo de Apoyo a los 10 de Zaragoza, denuncian “la permisividad del Ayuntamiento de Zaragoza y de la Delegación de Gobierno de Aragón, que han permitido la proliferación del MSR y la tolerancia institucional no ha hecho sino evidenciar la manga ancha de la que gozan los nazis en Zaragoza y la complicidad y connivencia para con éstos desde el aparato político y jurídico-policial de la ciudad”.

Advierten que fue ante este contexto, que el antifascismo zaragozano, cansado de que sus denuncias sean obviadas e indignado ante las jornadas de divulgación nazi decidió mostrar su rechazo y denunciar la actividad violenta y reaccionaria del MSR haciendo acto de presencia en el “Hogar Social” situado en la calle Compromiso de Caspe del barrio de Las Fuentes.

Desde este grupo de apoyo aseguran que lo que encontraron fue un edificio “tomado por la policía para la protección de la celebración del concierto de música nazi y para reprimir la respuesta de los vecinos antifascistas del barrio y la ciudad” y aseguran que “la represión policial y su complicidad con los nazis no se hizo esperar y en cuestión de segundos los antidisturbios, UIP y UPR de la policía nacional, y los UAPO, de la policía local, se ensañaban en una persecución por el barrio saldada con detenciones y heridos”.

Denuncian que fue la violencia policial y la colaboración con este grupo nazi lo que desencadenó “el caos en el barrio y se extendió a otras zonas de la ciudad”. En este comunicado, se asegura que “los policías y los nazis iban buscando a todo aquel susceptible de defender ideas opuestas a éstos y deteniendo arbitrariamente por su indumentaria a jóvenes zaragozanos con una inusitada sed de venganza”.

Las detenciones se realizaron exclusivamente sobre antifascistas, no así sobre los jóvenes de ultraderecha, que, según defienden desde el Grupo de Apoyo a los 10 de Zaragoza,  “actuaron como parapolicías, ‘cazando’ junto a la policía, que detuvo a un total de trece personas acusadas de los delitos de atentado a la autoridad, desórdenes públicos, lesiones y daños. Algunos de ellos fueron incluso dejados por la policía a su merced, tras ser detenidos y esposados, frente a los nazis del Hogar Social, que armados los golpearon con total impunidad”.

Advierten a las fuerzas políticas de la ciudad que de no haberse permitido la celebración del concierto y las jornadas nazis así como la permisividad con respecto a los espacios fascistas “nada de esto hubiera sucedido”.

Terminan su comunicado exigiendo “la libertad sin cargos de los dos compañeros antifascistas que ingresaron el día 3 de marzo en prisión preventiva así como la absolución del resto compañeros puestos en libertad con cargos”.

“Nos solidarizamos con su injusta situación”, continúan, “acentuada por el trato vejatorio, inhumano y vengativo sufrido en comisaría”. Denuncian también, lo que bajo su punto de vista son “criterios nada equidistantes mantenidos durante las detenciones y la resolución judicial de las mismas, que cargan exclusivamente contra antifascistas y no así contra los promotores reales de la violencia y el odio, los nazis del MSR”.

Además, exigen la ilegalización de este partido político y formaciones similares, que consideran “inaceptables en una sociedad que se llama ‘democrática’”. Solicitan también la dimisión del delegado del gobierno de Aragón, y piden “la depuración de responsabilidades políticas” que hubiera podido haber por sus actuaciones.

Finalizan su comunicado diciendo que “ser antifascista no es un delito. Defender los barrios del fascismo es un deber. Libertad para los 10 de Zaragoza”, y añaden un número de cuenta, ES90 3035 0335 60 3351038012,que actuará como caja solidaria, para los detenidos.

12 marzo, 2015

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR