Lambán y Azcón acuerdan iniciar controles policiales domiciliarios como método de control del COVID-19 en Aragón

Como resultado de su reunión de trabajo Lambán, Azcón, y Beltrán, han acordado “poner en marcha un dispositivo -policial- para intensificar el control en el cumplimiento del aislamiento en los casos positivos en COVID-19”, y que comenzará este mismo sábado en el populoso barrio de las Delicias de la capital del país.

Tras una reunión entre el Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza y la Delegación del Gobierno del estado, las tres administraciones han acordado “poner en marcha un dispositivo para intensificar el control en el cumplimiento del aislamiento en los casos positivos en COVID-19”.

Según informan desde la DGA, los equipos estarán formados por miembros de la policía española, policía zaragozana, trabajadoras sociales, mediadoras interculturales, e incluso miembros de Protección Civil “y empezarán trabajar este mismo sábado, 8 de agosto, en el barrio de las Delicias, ya que, a día de hoy, es uno de los distritos que más porcentaje de casos acumula”.

El anuncio se ha hecho después de la reunión que han mantenido este viernes el Presidente de Aragón, Javier Lambán, y las consejeras de Presidencia, Mayte Pérez, y Sanidad, Sira Repollés, con el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y el subdelegado del Gobierno del Estado español, Fernando Beltrán, “con el objetivo de analizar la situación del COVID-19 en la capital aragonesa”.

El Presidente Lambán, se ha mostrado “satisfecho con el resultado del encuentro”, ha resaltado que, “a este grave problema de la pandemia, Aragón está reaccionando desde el pasado mes de marzo a través de la unidad y la coordinación total de las instituciones para alcanzar el éxito, que será vencer definitivamente al virus”.

“Nunca tendré suficientes palabras de gratitud para agradecer la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza y la Delegación del Gobierno y el acuerdo que hemos establecido hoy es una muestra más del entendimiento”, ha apuntado Lambán, quien ha recordado que, “si no cumplimos con todas las medidas sanitarias que se están tomando, estaremos dilapidando de una forma imperdonable el inmenso esfuerzo que se está haciendo”.

Los datos epidemiológicos señalan que el 80% de los casos de Aragón se encuentran en Zaragoza ciudad y Comarca Central y, dentro de estos, “un porcentaje amplio se sitúa en unos cuantos barrios de la ciudad, donde se van a llevar a cabo acciones proactivas dentro de un plan de atención coordinada en áreas de gran prevalencia de coronavirus con otras administraciones”, han indicado desde la DGA.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha explicado que “en la actividad de rastreo que se lleva a cabo desde el ámbito sanitario se ha detectado la necesidad de implicar a otros perfiles profesionales que ya tienen otras instituciones, de ahí la oportunidad de llevar a cabo acciones coordinadas y proactivas como las estudiadas hoy en la reunión con el ayuntamiento de Zaragoza y la subdelegación del Gobierno en Aragón”.

“No queremos sancionar, por eso estamos hablando de una acción proactiva. Queremos informar y poner las condiciones adecuadas para que se pueda hacer el confinamiento”, ha remarcado Repollés.

Según explican desde el Gobierno de Aragón “se trata de hacer visitas domiciliarias a los positivos, por parejas compuestas por dos profesionales de distintos perfiles, con las que, además de analizar los contactos estrechos del caso, informar y evaluar las condiciones habitacionales de las personas que deben aislarse y asegurarles las necesidades básicas, como la alimentación, para que puedan cumplir las cuarentenas”.

“Si no se dan las circunstancias necesarias para el aislamiento, se ofrecerá la posibilidad de ir a dispositivos alternativos que ya se han habilitado. Son medidas proactivas para tratar de frenar la cadena de transmisión”, ha concluido Repollés.

Actualmente, -según datos de la DGA- en Aragón se realizan cada día más de 3.500 PCR, lo que significa, -según datos del Ministerio de Sanidad español-, un incremento del 14% en una semana. En total, desde que empezó la pandemia los centros aragoneses han llevado a cabo 228.040 pruebas diagnósticas COVID-19 lo que equivale a 173 pruebas/1.000 habitantes. Actualmente se están investigando 14.000 contactos en la última semana y más de 4 de cada 5 casos positivos que se diagnostican están vinculados a casos o contactos ya identificados.

Asimismo, la DGA asegura respecto al perfil de los positivos por COVID-19 en Aragón, que más de la mitad de los contactos (57%) tiene menos de 45 años, y que uno de cada seis afectados por COVID-19 tiene 65 años o más, que además en torno al 50% son asintomáticos, y que la mortalidad (fallecidos/10.000 habitantes) es del 7,40%, porcentaje algo menor a la media del Estado español, que está en el 9,86%.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies