Lambán riega con dinero público a las participantes en su Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica

En el Decreto Ley que regula las iniciativas de recuperación del Gobierno de Aragón por las consecuencias de la pandemia de COVID-19 se incluye un anexo con subvenciones directas de cientos de miles de euros.

Aragón
Firma de la Estrategia para la Recuperación Económica. Foto: DGA

Lo desconocíamos, pero participar en las mesas de trabajo organizadas por la DGA para elaborar su Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica, tenía premio. Y gordo! Esto es al menos lo que se deduce del Decreto-Ley 4/2020, de 24 de junio, del Gobierno de Aragón, por el que se adoptan medidas urgentes y extraordinarias para el impulso de la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica.

Dentro del Decreto-Ley, en su “Capítulo VI. Medidas en materia de subvenciones públicas”, y, a su vez, en el apartado primero, se establece lo siguiente “1. Las subvenciones recogidas en el anexo que se incorpora a este Decreto-Ley se concederán de manera directa de acuerdo con lo previsto en el artículo 27 de la Ley 5/2015, de 25 de marzo, de Subvenciones de Aragón. 2. El procedimiento para su concesión y el contenido de la resolución por el que se otorgue la subvención serán los establecidos en el artículo 26 de la Ley 5/2015, de 25 de marzo, de Subvenciones de Aragón para las subvenciones nominativas. 3. Los expedientes para la concesión de estas subvenciones estarán exentos del trámite de fiscalización previa”, y este es el Anexo publicado en el BOA:

Así pues, nos encontramos con que Lambán ha premiado a las patronales, a sus dos sindicatos de referencia, a la universidad pública, y sobre todo a Opel-Psa, con cientos de miles de euros públicos, mientras todo el resto de la sociedad aragonesa tendrá que hacer fila, respetando la distancia física sanitaria, en las puertas de La Seo para ver si cae alguna monedica (sin estar exentas de los trámites de fiscalización, claro). Podríamos pues concluir que estas mesas de trabajo estaban presididas por Juan Palomo, sí, aquel del “yo me lo guiso, yo me lo como”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies