#economíasolidaria  #FeriaMercadoSocial  Economía  Portada

La V Feria del Mercado Social de Aragón muestra la eficacia de la cooperación económica entre iguales

Desde primera hora de la mañana el sol prometía una jornada de abundante luz y no menos calor en Zaragoza. Así fue. Pero el abrumador calor no impidió la laboriosa actividad de las participantes en la V Feria del Mercado Social de Aragón, mientras la intensa luz revelaba en cada rincón de la plaza de...
| 10 junio, 2014 07.06
Callejeatro durante la presentación de la Feria. Foto: AraInfo [Galería de imágenes de Pablo Ibañez y Diego Díaz (AraInfo)]

Callejeatro durante la presentación de la Feria. Foto: AraInfo [Galería de imágenes de Pablo Ibañez y Diego Díaz (AraInfo)]

Desde primera hora de la mañana el sol prometía una jornada de abundante luz y no menos calor en Zaragoza. Así fue. Pero el abrumador calor no impidió la laboriosa actividad de las participantes en la V Feria del Mercado Social de Aragón, mientras la intensa luz revelaba en cada rincón de la plaza de San Bruno los colores de la economía pensada por y para las personas.

A las 11.30 horas se presentaba al público la Feria contando para ello con Callejeatro como maestras de ceremonias. Numeroso público fue pasando a lo largo de la mañana, parándose e informándose en los stands, y disfrutando de las actividades complementarias, como el taller de reciclaje textil de aRopa2 o el cuentacuentos de Lü de Lürdes. La comida fue preparada por las buenas gentes del Espacio de Aprendizaje Vivencial La Rueda y tras degustarla en la misma plaza, reposarla y buscar cobijo a la sombra, la tarde arrancaba con la actuación de teatro infantil de calle de la PAI.

El buen ambiente y el apoyo mutuo entre participantes y asistentes a la Feria perduró durante toda la tarde, e incluso tras la clausura de stands, a las 19.30 horas, con la buena onda transmitida en el concierto de cierre por los grupos Ypsen&Krevi, con su rap contundente, comprometido y con marca #ZGZ, que dieron paso a Lagarto Jarto, expertos en unir música y risas de manera desenfada, y cerrando el show The Ballaguers, con su magistral Ukelele Folk desde el Ebro para todo el planeta.

Resulta importante destacar que no todo fue “mercado” durante la Feria, también hubo oportunidad para el debate y el intercambio de ideas. Muchos de estos debates informales destacaban la importancia de saber cómo recuperar el control de la economía, de seguir luchando contra los recortes de los servicios públicos, al tiempo que plantearse la capacidad de control real que teníamos en el marco del llamado ‘estado de bienestar’. Así, Chorche recordaba en una de las conversaciones una reflexión de Toño Hernández, compañero del Mercado Social de Madrid que explicaba “la facilidad con que todo está siendo desmantelado cuestiona esa visión de lo público como cesión total al aparato del estado de la gestión y el control económico a cambio de unas migajas de bienestar”, añadiendo que “como es evidente la empresa privada capitalista solo atiende sus intereses monetarios, y por eso creemos que la economía social y solidaria puede jugar un papel relevante para garantizar el control social de los bienes y servicios comunes”.

Llegado desde Barcelona para participar en la Feria, Jorge nos contaba que “es un buen evento de la difusión de la economía alternativa. Es la primera vez que he estado y me ha parecido que está muy bien montada y que tiene gran acogida. Me ha valido para conocer algunos proyectos e ideas nuevas que pueden provocar cambios en mi consumo y que me animan a seguir luchando por tirar adelante proyectos propios y horizontales”.

Por su parte Silvia, desde el turno de barra apuntaba que como el día estuvo calentito, el producto que más se vendió fue el agua, “recurso natural sobre el que me han hecho reflexionar por el alto precio que nos toca pagar, y no hablo de dinero, hablo de un bien de primera necesidad que está por encima del mercado de valores, el mercado de la vida». Silvia añadía que «el mejor balance social fue ver la cantidad de entidades, personas consumidoras y productoras que participaron en toda la jornada, algunas incluso haciendo triplete con el Mercado agroecológico por la mañana, y la salida por la tarde, a las calles de miles de personas manifestándose por la inmediata convocatoria de un referéndum y la apertura de un nuevo proceso constituyente y aprovecharon muchas de ellas para bajar a la Feria”.

Para Pablo, que intercaló su participación entre el puesto de la entidad con la realización de fotos de la jornada y la caseta de tickets nos resumía el día: “Los que estuvimos instalados pudimos encontrarnos con viejos amigos y compartir experiencias con otros compañeros de distintas entidades. Se pudo disfrutar de los diferentes productos que se ofertaban en los stands, productos ecológicos y respetuosos con el medio ambiente. Fue diversa la gente que se acercó a preguntar acerca de los diferentes proyectos. Por la noche, ya cansados, llegaron los conciertos que pudimos acompañar con unas cervezas. Más tarde a la 1.00 de la madrugada con los conciertos acabados, recogimos lo montado y marchamos contentos por una jornada de Mercado Social exitosa”.

Mercurio incumplió los principios de la Economía Solidaria y del Mercado Social

Para las personas más curiosas será interesante recordar que mercado viene del latín mercatus y este del verbo mercari que significa comprar. Mercurio es el dios romano del comercio, homónimo del dios griego Hermes. “En la mitología griega, Hermes, es uno de los dioses del Olimpo, y como muchos de los dioses del Olimpo, es hijo de Zeus. Hermes es el dios mensajero, así como el dios de los viajeros, caminos, ganaderos, comerciantes, jóvenes y los ladrones. Hermes es el líder de las almas, o “psychopompus”, que lleva a cabo entre los muertos al reino de Hades en el inframundo. También es conocido como el dios de los sueños. Su símbolo es su varita mágica, el kerykeion o caduceo, y sus sandalias aladas. Maia, hija de Atlas, fue la madre de Hermes, pero poco se sabe sobre ella más que una breve mención en Hesíodo. Hermes empezó a hacerse un nombre por sí mismo muy poco después de su nacimiento, matando a una tortuga con el fin de utilizar su caparazón para hacer la primera lira. Para conseguir las cadenas para su lira, Hermes robó el ganado de su hermano Apolo, usando sus intestinos para completar la lira”.

Cuando mueves algo, esperas un cambio, y salir de un mercado de consumo individualista para ir a un mercado de consumo responsable dónde poder intercambiar el trueque con el compro o vendo de los bienes y servicios, es difícil no salir satisfecha con el trato. Aunque nos gustaría más que se llamara de bienes y saberes. En el Mercado no se vendía la varita mágica, se feriaba hacer política de la economía social y se empezó a diseñar la gestión de la satisfacción de necesidades individuales y sociales sin matar a la tortuga ni robar el ganado.

10 junio, 2014

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR