La Sociedad Cooperativa Urbana de Trabajadores interpone un Recurso contra el Ayuntamiento de Zaragoza

La Sociedad Cooperativa Urbana de Trabajadores y Trabajadoras (SCUT) celebró el pasado martes 25 de febrero su Asamblea Anual Ordinaria, en la que, el Consejo Rector, dió cuenta de las actuaciones llevadas a cabo desde la anterior (13 de abril de 2013). "La más importante de ellas, la de interponer Recurso Contencioso Administrativo contra el Ayuntamiento por considerar que las condiciones que imponían los pliegos del concurso para optar a la nueva contrata del transporte público colectivo urbano en bus de Zaragoza, nos impedían hacerlo", señalan en una nota de prensa. En la Asamblea del 25 de febrero también hicieron …

Foto: SCUT
Imagen de la Asamblea. Foto: SCUT
Imagen de la Asamblea. Foto: SCUT

La Sociedad Cooperativa Urbana de Trabajadores y Trabajadoras (SCUT) celebró el pasado martes 25 de febrero su Asamblea Anual Ordinaria, en la que, el Consejo Rector, dió cuenta de las actuaciones llevadas a cabo desde la anterior (13 de abril de 2013). "La más importante de ellas, la de interponer Recurso Contencioso Administrativo contra el Ayuntamiento por considerar que las condiciones que imponían los pliegos del concurso para optar a la nueva contrata del transporte público colectivo urbano en bus de Zaragoza, nos impedían hacerlo", señalan en una nota de prensa.

En la Asamblea del 25 de febrero también hicieron un repaso a los acontecimientos surgidos a raiz del paso de TUZSA a AUZSA con la nueva contrata. Como punto más relevante sobre este tema, SCUT entiende que "ha habido graves incumplimientos por parte de la 'nueva' empresa concesionaria, por ejemplo al no subrogarse, al día siguiente de obtener la concesión, a la totalidad de la plantilla y sus condiciones contractuales recogidas en el convenio y en los pliegos del concurso (temas que ya hemos denunciado públicamente); la inmediatamente posterior venta de la empresa al grupo ADO (sin que hasta la fecha se sepa qué parte de la operación y desde cuando la conocía el propio Ayuntamiento) o la forzada ampliación (nunca debió de haber despidos que la justificasen) de un kilometraje sobre el que otras empresas habíamos hecho números para cuadrar obligaciones y derechos en la explotación de la concesión. Esto, sin olvidar lo que entendemos ha sido una dejación de funciones del Ayuntamiento de Zaragoza al no obligar a la empresa a cumplir con todos los compromisos adquiridos y bajo los que obtuvo la concesión".

Además, SCUT se compromete a "seguir vigilando el desarrollo de las actuaciones de la empresa concesionaria, especialmente en materia de servicio al ciudadano, un servicio diario que se pone en riesgo al ir tan justos de personal, como los trabajadores estamos padeciendo, y también exigiendo al Ayuntamiento que haga cumplir los compromisos de la empresa en materia de mejoras técnicas, material móvil, etc."

"Se repasó, como decimos, el periodo de lucha de los trabajadores hasta el acuerdo final, se presentaron cuentas, nos seguimos emplazando hasta la resolución del Contencioso y, por último, acogimos muy favorablemente la opción de parte de la plantilla de la extinta TATA, de formar una Cooperativa o Sociedad Anónima Laboral, para continuar con la actividad que una multinacional truncó por intereses espurios, a los que trasmitiremos nuestro modesto apoyo actual, en reunión que pensamos mantener con ellos, y el compromiso firme de contar con ellos en el caso de que la justicia haga posible que podamos volver a optar a gestionar la concesión de los buses de esta ciudad", concluyen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies