Altavoz

La repetición

| 8 octubre, 2019 16.10

Las ocurrencias de Pedro Sánchez han desatado múltiples especulaciones, cientos de análisis y variadas maneras de observar el proceso político.

¡Una, dos, tres, cuatro,…! ¿Cuántas fiestas o verbenas de la democracia son necesarias para que las voces que hablan sean escuchadas?

El deplorable espectáculo que nos está ofreciendo el progresista de carretera camina parejo a su falta de escrúpulos.

En muchas ocasiones sus decisiones pueden ser achacables a la falta de preparación aunque -más veces de las deseables- es la ausencia de decencia política la que condiciona su comportamiento.

Los sondeos que se están conociendo hasta la fecha parece que no le dan la razón al autor del “manual de supervivencia” ¡mira que si se olvidó de algún capitulo y resulta que no resiste!

Si se cumplen los pronósticos se moverán unos pocos escaños, unos partidos crecerán algo a costa de otros aunque la correlación de fuerzas entre los bloques seguirá siendo muy parecida.

Entonces ¿Qué hará “el socialista de bar de carretera” con la nueva situación cuando ésta se revele idéntica a la anterior?

Las primeras señales ya nos están llegando.

Cuando ha sido invitado a la mesa del poder, Pedro Sánchez ha olvidado por qué está en la Moncloa. Ni él ni sus asesores veían la posibilidad de desalojar a Rajoy.

Una vez logrado el objetivo Sánchez olvidó para qué está en la Presidencia del Gobierno y quién le puso ahí.

Y tras la amnesia necesitaba encontrar una nueva identidad, algo que le reconciliara con los próceres del socialismo.

Tenía que buscar el camino a casa. La senda para que los dioses -que según el presidente de Aragón Javier Lambán había señalado a Susana Díaz- volvieran sus dedos bienhechores y le señalaran a él como “El Elegido”.

En estas circunstancias puede estar cercano a cumplirse el sueño húmedo de los poderes en la sombra.

Esos que nunca se presentan a las elecciones están a punto de conseguir su máxima aspiración: ¡La Gran Coalición Salvadora de la Patria! O por lo menos “La redentora de sus cuentas corrientes”.

Pablo Casado empieza a girar hacia el lado que le indican, Rivera muestra señales de derrota y abatimiento, Errejón será el nene de los recados de un Gobierno nuclear irradiador, naturalmente Abascal seguirá chupando de la teta del Estado ¡Lo que lleva haciendo toda la vida!

Tan solo un imprevisible buen resultado de las verdaderas fuerzas de progreso puede frenar la que se avecina.

Aunque las cartas ya están echadas y como siempre: la patronal, la banca y la iglesia juegan con los naipes marcados.

Sin olvidar a la familia que disfruta de especial consideración por el único merito de nacer ¡Qué sí, que todo este paripé cuenta con el beneplácito del legítimo heredero de la legítima monarquía que legítimamente fue impuesta por un opresor!

Nefasto personaje que últimamente tiene su momia en boca de todos aquellos que tratan de limpiar su historia para dignificar una traición.

Los nostálgicos intentan esconder un delito de sediciosa rebelión cometido por una banda de militares.

Los generales traidores habían jurado salvaguardar el Orden Constitucional de la II República y en lugar de ello se levantaron contra el pueblo que les había dotado de armas para cumplir la misión de proteger la legalidad.

A día de hoy la catastrófica derecha permanece atada a los designios del usurpador.

Mientras -la derecha ultramontana (“Los voxeros” y la Fundación F. Franco)- aprovechan la incongruente situación legal española que les consiente alabar públicamente a un delincuente. La UE ya ha dictaminado que la Fundación F. Franco debería ser ilegalizada.

La cascada de intervenciones blanqueadoras de los asesinatos del franquismo provoca urticaria.

Comprobar el posicionamiento de Díaz Ayuso la Presidenta de la Asamblea de Madrid sacando a relucir los incendios de una España en ebullición para justificar los actos de un genocida es una obscenidad.

Alegar el incendio de unos cuantos edificios eclesiásticos para justificar una intervención armada que concluyó con más de un millón de víctimas denota una alarmante falta de inteligencia.

Argumentar la existencia de dos bandos equiparando al gobierno legal y legítimo con una recua de facinerosos muestra un penoso desconocimiento.

Y por último, NO desmarcarse del ideario fascista la califica sin necesidad de poner adjetivos ¡Ella es de esa estirpe!

La “modélica transacción” del 78 está agotada. Este nuevo episodio de reescribir la Historia es consecuencia de la ley de amnistía y punto final que impusieron los beneficiados del régimen franquista y fue admitido por los abducidos ante la posibilidad de vivir en una “simulocracia”.

Existiría una pequeña posibilidad de regeneración en las elecciones del 10N si no supiéramos que desde la primera restauración monárquica este país es la finca de recreo de unas pocas familias. Para el resto de la población está todo el pescado vendido.

8 octubre, 2019

Autor/Autora

José Antonio Luque, es socio de MHUEL (@MHUEL_), analista social y colaborador de AraInfo.


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR