Altavoz

«La privatización y recorte en las contratas municipales perjudica a Uesca y a los trabajadores»

El 15M oscense ha hecho público un comunicado con el título “Mejores contratas, mejores contratos“ en el que denuncia las privatizaciones de las contratas municipales de Uesca. Comunicado del 15M Uesca.- Cuando el Ayuntamiento de Uesca decidió privatizar el servicio de limpieza de la ciudad muchos oscenses vieron lo que se venía encima. Por un...
| 3 julio, 2014 12.07
Servicio privatizado. Foto: 15M Uesca

Servicio privatizado. Foto: 15M Uesca

El 15M oscense ha hecho público un comunicado con el título “Mejores contratas, mejores contratos“ en el que denuncia las privatizaciones de las contratas municipales de Uesca.

Comunicado del 15M Uesca.- Cuando el Ayuntamiento de Uesca decidió privatizar el servicio de limpieza de la ciudad muchos oscenses vieron lo que se venía encima. Por un lado, si el servicio es público (realizado por trabajadores públicos) la totalidad del dinero público (de todos) destinado a pagarlo, revierte en Uesca. Si el servicio, en cambio, lo realiza una empresa privada, una parte se queda en la ciudad, la destinada a pagar a las y los trabajadores, y quizá algunas compras. Otra parte, el beneficio de la empresa se va, a veces, muy lejos. Si la concesión la tiene una pequeña empresa local, revertirá más aquí, tributará en Uesca y una parte de ese dinero se quedará en su entorno. Pero si, como es el caso, la concesión la tiene una gran empresa como FCC a saber cuánto y dónde tributará.

«Por otra parte todos sabemos que el principal interés de las empresas privadas es conseguir el mayor beneficio posible, lo que desgraciadamente consiguen pagando el mínimo posible a sus trabajadores. Hemos pasado de tener unos puestos de trabajo con derechos laborales y sueldo digno, con el que podía vivir una familia, a unos puestos de trabajo con contratos temporales y sueldo de miseria que no permite vivir de él. Hemos precarizado esos puestos de trabajo. Que esto se haga con dinero privado es lamentable, pero que se haga con el dinero de todos, con el dinero de nuestros impuestos, es intolerable. Además, cuando el puesto de trabajo es precario se promueve la conflictividad laboral; huelgas, paros y desmotivación, lo que perjudica al servicio y por lo tanto al usuario que es el que realmente paga el servicio. En los días próximos a la privatización la alcaldesa hizo unas declaraciones en las que decía que los ciudadanos lo único que le pedían era que la ciudad estuviese limpia. No alcaldesa, le pedimos más, porque se puede hacer más.

En estos días se ha adjudicado el servicio de guardarropa y limpieza de las piscinas municipales de verano, que ya fue privatizado anteriormente, a la empresa Clece del grupo ACS (el de Florentino Pérez). Esta empresa, en competencia lícita, justa y transparente ha superado a la pequeña empresa local Agondir que venía prestando el servicio en los últimos años con excelentes resultados. La política llevada por el ayuntamiento de reducir en 2012 en un 15% el precio de licitación y en 2014 todavía a la baja hace imposible para las pequeñas empresas competir en igualdad de condiciones con las grandes ya que solo las grandes tienen “grasa” para aguantar, pudiendo sin problemas reducir sus costes y beneficios, ya que sus beneficios, bien grandes, vienen de otros sitios. Cogiendo estos contratos solo buscan facturar y eliminar competencia. Además, todos sabemos como funcionan muchas de estas grandes empresas, promueven el “clientelismo”, yo le doy trabajo a tu marido, familiar o amigo en otro sitio y tu me permites cosas que a otro no permitirías. No debemos olvidar que muchas de estas empresas están detrás de oscuros manejos. ¿Este ahorro por parte del ayuntamiento ha beneficiado a la ciudad?

Clece ha ofrecido a los trabajadores un contrato de 20 horas semanales, la mitad de una jornada, y en consecuencia en vez de contratar a 14 personas, contrata a 28 con el consiguiente descuento por ser menores de 30 años y “otras triquiñuelas”. Algunos de los trabajadores con mas experiencia que venían prestando este servicio ya no cumplen estos requisitos. 14 personas más que otros años fuera de las listas del paro, pero, ¿en que condiciones? Un contrato a media jornada durante tres meses casi no cotiza nada, casi no te pagan nada, te quita la posibilidad de cobrar un subsidio y no te deja oportunidad de buscarte otro empleo porque el horario es tan enrevesado que no se puede compaginar. Los únicos beneficiados de esto son los gobiernos central y autonómico que ven mermar las cifras del paro, y buena publicidad que se hacen.

No son los únicos casos de privatizaciones en los que podemos buscar circunstancias similares. Empresas como Dornier o Eme asumen, por ejemplo, servicios como el mantenimiento de zonas azules y sus sanciones, la vigilancia de las cámaras, el mantenimiento del carril bici o el depósito municipal de coches. Tampoco son los únicos casos de deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores de las contratas municipales inducidos por el ayuntamiento. Al sacar a concurso de nuevo la gestión de plan de juventud, se recortó en casi un 50% el presupuesto, con alguna reducción de servicios, pérdida de empleos, y con una bajada salarial de quienes allí trabajan que diversas fuentes sitúan en un 30% en relación al periodo anterior. (¿Se ha bajado la alcaldesa y ediles en ese porcentaje las retribuciones por su labor?)

La norma no permite poner cláusulas a los concursos que beneficien directamente a las pequeñas empresas locales, y además no sería justo. ¿Porque una pequeña empresa de Navarra o de Cataluña no va a poder optar a un contrato en Uesca en igualdad de condiciones? Pero hay que tomar medidas para que las locales no lo hagan en inferioridad frente a las grandes y para que las y los trabajadores no salgan perdiendo. Tampoco estaría de más apoyar cooperativas y otras experiencias de economía social.

Seguro que aumentarían las oportunidades si se aumentara el precio de licitación y se incluyeran cláusulas en el pliego de condiciones en las que se especificara el tipo de contrato y condiciones laborales a ofrecer a los trabajadores, junto a otros requisitos sociales. Así evitaríamos “sorpresas” con las condiciones de trabajo de los empleados de las empresas concesionarias.

Desde el ayuntamiento mostraron su “sorpresa” cuando se conocieron públicamente las condiciones laborales de los trabajadores de FCC. Y tras ese escándalo alguna clausula se ha anunciado, pero se puede hacer mucho más. Esto sí sería beneficioso para la ciudad porque se crearían empleos dignos con el dinero público y se ayudaría a las pequeñas empresas que son las que realmente tienen su arraigo en la ciudad, y vinculan a ella mayor parte de la riqueza creada.

3 julio, 2014

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR