La Plataforma Trans exige que Unidos Podemos retire de la Ley LGTBI las cuestiones acordadas para la Ley Trans

La Plataforma Trans asegura que ya acordó con la formación que retiraría todas aquellas cuestiones trans e intersex que pudieran solapar la Ley Trans y exige que se mantengan las sanciones administrativas por delitos de LGTBIfobia

Concentración en Zaragoza de la Plataforma 28J. Foto: @arainfonoticias

Tras el debate sobre la Ley LGTBI en el Congreso de los Diputados la Plaraforma Trans no comprende la retirada de las sanciones administrativas “ante la presión de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información, ya que esta las consideraba un grave atentado que calificó de un supuesto inconstitucional”.

Asimismo, piden que los contenidos que ya están recogidos en el borrador “Ley sobre la Protección Jurídica de las Personas Trans e Intersexuales y el Derecho a la Libre Determinación de la Identidad y Expresión de Género” no se incluyan en la Ley LGTBI.

La Plataforma Trans el 11 de julio mantuvo una reunión con el grupo confederal Unidos Podemos - EN COMU PODEM - EN MAREA, llegando a suscribirse acuerdos significativos para las personas trans e intersex, entre los que destacan el apoyo incondicional a la Ley Trans, el registro del texto antes de que finalice el año 2017 y la retirada del proyecto de Ley LGBTI de todas aquellas cuestiones trans e intersex que pudieran solapar el texto fruto de las aportaciones de más del 90% de las asociaciones trans del Estado español. Por ello, desde la Plataforma Trans, instan a la formación a que retire el desarrollo de políticas trans de la Ley LGTBI mediante una “autoenmienda”, ya que están contempladas en la propuesta de Ley Trans.

En la Federación Plataforma por los Derechos Trans, están federadas el 90% de las asociaciones trans y es el referente en el ámbito estatal sobre políticas y personas trans. Su presidenta, Mar Cambrolle sostiene que “exhortamos a Unidos Podemos a que mantenga las sanciones administrativas por delitos de LGTBIfobia, al ser una reclamación histórica y justa de las personas LGTBI, para sentirnos protegidos de las agresiones por motivo de orientación e identidad, máxime cuando de todo el colectivo, las personas trans somos las más vulnerables a estas agresiones en todos los ámbitos y formas”.

“Promulgar el odio por cualquier medio o las agresiones, no son libertad de expresión, además una ley sin sanciones administrativas es una ley que no responde ante el aumento de las agresiones hacia el colectivo LGTBI, así como no tiene en cuenta la Recomendación CM/Rec(2010)5 del Comité de Ministros a los Estados miembros sobre las medidas para combatir la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género donde se insta a los Estados a que las medidas para combatir la discriminación incluyan, cuando proceda, sanciones. Con lo cual una ley antidiscriminatoria que no contemple estas cuestiones es una ley que nace con fecha de caducidad”, añade Livan Soto, asesor jurídico de la Plataforma Trans.

“Apelamos a la responsabilidad para poner en valor los compromisos y las peticiones que de forma organizada han determinado las personas trans, así como recordamos el deber de las fuerzas políticas de ser la voz de la sociedad y de los grupos vulnerables en las instituciones. La discriminación se empieza combatiendo en el reconocimiento del sujeto político, en el desarrollo y determinación de las políticas que le afectan, no pueden haber políticas trans, sin la representación asociativa trans” concluye, Cambrollé.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies