Movimientos

La Plataforma por unos Comedores Escolares Públicos de Calidad critica la “ausencia de criterios de calidad y medioambientales” en la adjudicación del contrato

Subrayan además que de los precios de adjudicación resultante y las cuotas que pagan las familias se desprende que el servicio genera superávit a la administración, es decir, las familias pagan un importe superior al de adjudicación
| 28 diciembre, 2018 10.12
La Plataforma por unos Comedores Escolares Públicos de Calidad critica la “ausencia de criterios de calidad y medioambientales” en la adjudicación del contrato
Comedor escolar.

El pasado miércoles se publicó, en el perfil del contratante del Gobierno de Aragón, la adjudicación del Contrato de Servicio de comedor escolar y de atención y cuidado del alumnado de centros docentes públicos de Educación Infantil y Primaria y centros de Educación Especial en la zona de Zaragoza, mediante gestión por empresas privadas.

Ante dicha adjudicación, desde la Plataforma por unos Comedores Escolares Públicos de Calidad recuerdan, a través de una nota de prensa, que las condiciones de licitación de este servicio –Pliegos de condiciones- están recurridas ante el Tribunal Contencioso Administrativo de Aragón por parte de la organización Mensa Cívica, de la cual forman parte. “La ausencia de criterios de calidad y medioambientales para su adjudicación es el punto básico que soporta dicho recurso”, aseguran.

Asimismo, afirman que para la adjudicación se han tenido en cuenta “únicamente” aspectos económicos, el principal el precio del servicio, pero también mejoras voluntarias en lo referente a: bolsa de horas del personal de monitoraje, mejoras en las cocinas, aportación de material auxiliar para el periodo intersesiones, así como la aportación de apoyo administrativo a los centros educativos.

“Entendemos que sobre todo el último punto –apoyo administrativo en los centros educativos- constituye un sobrecoste del servicio que en ningún momento debemos de soportar las familias que pagamos íntegramente el servicio, ya que la gestión económica del servicio debe ser realizada por empleados públicos”. Además, desde la Plataforma lo califican como “una estafa a la familias”.

A su juicio, de los precios de adjudicación resultante y las cuotas que pagan las familias se desprende que el servicio genera superávit a la administración, es decir, las familias pagan un importe superior al de adjudicación, “algo inadmisible cuando desde esta plataforma se viene luchando por que se aumente la calidad del servicio”.

De los lotes de colegios contrastados por la plataforma se desprende que el precio a pagar por la administración por menú/persona usuaria/día a partir de enero de 2019 son inferiores a los pagados durante el 2018, en una cifra que ronda de 0,40 a 0,50 de disminución por menú/persona usuaria/día.

Una cifra que consideran “altamente preocupante”, ya que la única variable sobre la que puede incidir dicha disminución de coste es sobre la materia prima, principal queja manifestada desde esta plataforma. Es por ello que consideran que “se va a producir una merma en la calidad de la alimentación de nuestras hijas e hijos”.

Recuerdan finalmente la existencia de un recurso por parte de la organización Mensa Cívica (de la cual esta plataforma es socia) en referencia a esta adjudicación.

28 diciembre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR