La plataforma aragonesa de Ayuda a Domicilio reclama protección y reconocimiento de su trabajo

Para ello piden a la hora de llevar a cabo su labor, la dotación de Equipos de Protección Individual (EPI) para todo el personal de servicios sociales, como son batas desechables, gafas, gorros, mascarillas, delantal antisalpicadura, gel desinfectante, pañuelos desechables, etcétera. Todo esto tanto en la gestión pública como en la privada.

domicilio OSTA

Tras haberse publicado en el BOE el último Decreto Ley anunciado por el Gobierno español, y haberse establecido las actividades que resultan esenciales durante este periodo de crisis sanitaria provocada por el COVID19, la plataforma aragonesa de Ayuda a Domicilio ha emitido una nota de prensa en la que recuerdan que son “un sector precarizado, ninguneado e invisible para muchas instituciones”.

Reconocen que son personal esencial pero se sienten “invisibles e infravalorados”, y hacen hincapié en la importancia que tiene su trabajo “para una sociedad sana”. “La consolidación del cuarto pilar en España se debe asentar, asegurando los derechos fundamentales de todas las personas. De la misma manera en tiempos de crisis, que en tiempos de normalidad, igual en colectivos de riesgo, minoritarios, inmigrante, población rural, tercera edad, diversidad funcional, etcétera”, señalan.

Desde el colectivo de auxiliares de ayuda a domicilio aseguran ser “conscientes” de la importancia que tiene que estos valores se cumplan. “A pesar de ser un sector precarizado, ninguneado e invisible para muchas instituciones, que dejan en manos de empresas privadas la gestión del servicio, a costa de mermar la calidad y enriquecer más a los mismos, seguimos en las calles”, puntualizan.

Gracias a su servicio se están cubriendo, “sin duda, unas carencias de las que todos y todas somos conscientes aunque no las queramos ver. Por todo esto creemos necesario exigir a esta sociedad que se nos tenga en cuenta y dignifique nuestra labor. Que se nos proteja, se nos valore y se nos reconozca el trabajo encomiable en todas las circunstancias presentes y futuras”.

Para ello piden a la hora de llevar a cabo su labor, la dotación de Equipos de Protección Individual (EPI) para todo el personal de servicios sociales, como son batas desechables, gafas, gorros, mascarillas, delantal antisalpicadura, gel desinfectante, pañuelos desechables, etcétera. Todo esto tanto en la gestión pública como en la privada.

Reclaman también la elaboración de un protocolo de seguridad y un protocolo ante posibles casos positivos por coronavirus en las personas usuarias. Además de unos “servicios mínimos, aseo personal, compras y farmacia”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies