Mundo

La periodista Zehra Dogan continúa en prisión a la espera de juicio

Desde su presidio ha remitido una hermosa carta en la que asegura que debido a su trabajo, artístico y periodístico, sabía que iba a ser detenida
| 26 julio, 2016 18.07
La periodista Zehra Dogan continúa en prisión a la espera de juicio
Zehra Dogan.

La artista y periodista Zehra Dogan, editora de la agencia feminista Jin Haber Ajansi, era detenida el pasado jueves en la ciudad de Maidin, en el Kurdistan turco, mientras tomaba un café con Mazlum Dogan, asesor del diputado de Mardin por el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), Ali Atalan.

Zehra es una de las decenas de personas detenidas por el gobierno de Erdogan en una purga que ha recorrido los diferentes estamentos del estado, medios de comunicación y miembros de la oposición a su régimen islamista, así como movimientos sociales.

La actividad periodística de Zehra ha sido considerada por las autoridades turcas como propaganda, una acusación que ha sido apoyada por la policía con sus propios artículos como prueba, motivo por el que ha sido encarcelada a la espera de juicio, pese a haber negado las acusaciones.

Carta desde la celda

Desde su forzado encierro, la periodista ha remitido una emotiva carta en la que asegura haber cumplido su deber como periodista, en un país “oscuro como la noche”, refiriéndose a la Turquía de Erdogan.

Este es el contenido de la carta:

«Siempre he tratado de existir a través de mis pinturas, mis noticias, y mi lucha como mujer. Ahora, a pesar de que estoy atrapada entre cuatro paredes, sigo pensando que cumplí absolutamente con mi deber. En este país, oscuro como la noche, donde nuestros derechos han sido manchados de sangre roja, sabía que iba a ser encarcelada.

Quiero repetir la enseñanza de Picasso: ¿realmente creo que un pintor es simplemente alguien que utiliza sus pinceles para pintar los insectos y las flores? Ningún artista gira la espalda a la sociedad, un pintor tiene que usar su pincel como un arma contra los opresores. Ni tan siquiera  los soldados nazis juzgaron a Picasso a causa de sus pinturas, y sin embargo, se me juzga a causa de mis dibujos.

Voy a seguir dibujando. Cuando una mujer libera tal libertad de colores, puede salir de prisión a base de pinceladas. Pero son solo pinceladas… No lo olvides, ¡es mi mano la que sostiene el pincel!»

26 julio, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR