La Marea Violeta inunda Madrid contra la reforma de la ley del aborto

ELDIARIO.ES | Vanessa Pi | Decenas de miles de personas reclamaron, este sábado, en Madrid que el Gobierno de Mariano Rajoy retire el anteproyecto de reforma de la Ley del Aborto. La iniciativa, surgida de dos grupos feministas de Asturies –la Tertulia Feminista Les Comadres y Mujeres por la Igualdad de Barredos–, fue un clamor multitudinario contra una reforma que consideran un atentado contra el derecho de las mujeres a decidir sobre su propia vida. La jornada arrancó a las 11.30, con la llegada a la estación de cercanías de Atocha del Tren de la Libertad originario, el que salió …

Fotos: Febrero Feminista
Fotos: Febrero Feminista
Fotos: Febrero Feminista

ELDIARIO.ES | Vanessa Pi | Decenas de miles de personas reclamaron, este sábado, en Madrid que el Gobierno de Mariano Rajoy retire el anteproyecto de reforma de la Ley del Aborto. La iniciativa, surgida de dos grupos feministas de Asturies –la Tertulia Feminista Les Comadres y Mujeres por la Igualdad de Barredos–, fue un clamor multitudinario contra una reforma que consideran un atentado contra el derecho de las mujeres a decidir sobre su propia vida.

La jornada arrancó a las 11.30, con la llegada a la estación de cercanías de Atocha del Tren de la Libertad originario, el que salió de Asturies, el viernes hizo escala en Valladolid y al que se le fueron sumando centenares de personas procedentes de todo el Estado. El recibimiento fue multitudinario y emotivo. Los abrazos, al grito de "Sí se puede", inundaron el acceso a las vías de Cercanías de la estación. La solfónica, coral surgida con el 15M, recibió a las mujeres en el hall de la estación de cercanías de Atocha.

"Y pensar que todo esto surgió de una comida entre amigas feministas, preocupadas por la desfachatez de Gallardón", explicó Begoña Piñero, portavoz de Les Comadres. Piñero arremetió contra los planes del Gobierno y sobre todo del ministro de Justicia. "Quiere abusar de nuestro cuerpo, pero no lo va a conseguir, vamos a luchar en la calle o en las urnas. Les vamos a vencer", ha asegurado. El nombre del ministro de Justicia ha sido, de lejos, el más coreado por las y los manifestantes: "Gallardón dimisión".

Al salir de la estación, centenares de personas esperaban ya a ritmo de batucada para iniciar la marcha. La confluencia de gente fue tal que las personas tuvieron que empezar a andar, la cabecera se quedó retrasada y le fue imposible marcar el paso. Se tuvo que cortar al tráfico el Paseo del Prado en ambos sentidos, desde la glorieta de Carlos V hasta la de Neptuno, cuando estaba previsto cortar sólo uno de los laterales. "Es importante que todos protestemos contra esta ley. Nosotros llevamos meses haciéndolo en Mérida y Badajoz y no pararemos hasta que el Gobierno no recapacite", reivindicaba Óscar Salguero, que viajó en uno de los de los autobuses fletados por asociaciones feministas de Badajoz.

Al llegar a la glorieta de Neptuno, las representantes de las principales asociaciones organizadoras registraron en el Congreso una carta dirigida al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la ministra de Sanidad, Ana Mato, el de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón y a todos los grupos parlamentarios, en la que argumentan el rechazo por el "retroceso" que supone la reforma.

Carmina Ferrero, septuagenaria de León, teme una vuelta al franquismo. Viajó a Madrid en uno de los dos autobuses fletados por la Asociación Flora Tristán. "Es importante que recordemos el pasado, porque no podemos volver a él", insistió, y recordó que cuando se casó no pudo abrir una cuenta bancaria, ni firmar un contrato laboral sin el consentimiento de su marido porque las leyes no lo permitían.

Protestas extendidas por el Mundo

El rechazo a la nueva ley también llegó a otros puntos del Mundo. Así, representantes de una cuarentena de asociaciones feministas francesas, integradas en la plataforma Feministas en Movimiento, también participaron en la marcha. Su portavoz, Clemence Helfter, aseguró que "el derecho al aborto es fundamental. No se puede sacralizar". Por ello, expresó que la Unión Europea no puede permitir un retroceso como el que se planea en el Estado español.

El Estado francés ha emprendido el camino contrario al español. El mes pasado reforzó su ley de plazos y, como ocurrió décadas atrás, está siendo el lugar de referencia para el movimiento de protesta. La semana pasada la plataforma del Estado español Decidir nos hace libres, que agrupa a más de 300 organizaciones, asociaciones y colectivos de diversos ámbitos, entregó más de 200 solicitudes de asilo a su embajada.

El apoyo también vino de otros países vecinos. Se convocaron concentraciones frente a las embajadas y consulados españoles en París, Roma, Milán, Florencia y Londres. Del mismo modo, están previstas protestas en Quito (Ecuador), Buenos Aires (Argentina), Santiago de Chile, México D.F. y Rabat.

El éxito conseguido por la marea blanca de la sanidad, que ha paralizado la privatización de la gestión de seis hospitales madrileños y ha forzado la dimisión del consejero de Sanidad, ha dado fuerzas a la conocida como Marea Violeta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies