La Marcha por la Dignidad en Aragón recibida por gaiteros en Sigüenza

Diario de las Marchas. 2ª etapa por tierras de Castilla, de Medinaceli a Sigüenza, 15 de marzo de 2014.- Algo que hemos aprendido  estos días, durante el transcurso de la Marcha por la Dignidad, es el enorme  valor de la solidaridad. Ese preciado bien cada día más escaso que los y las  de abajo reivindicamos como una necesidad, como uno de ejes que deben formar parte de nuestra lucha por hacer de este, otro mundo posible. Solidaridad que desde el primer día intentamos  llevar a la práctica más allá de los discursos. En el quehacer  diario, en nuestras acciones, en …

marchas dignidad aragon medinaceli siguenza
Foto: Amparo Bella

Diario de las Marchas. 2ª etapa por tierras de Castilla, de Medinaceli a Sigüenza, 15 de marzo de 2014.- Algo que hemos aprendido  estos días, durante el transcurso de la Marcha por la Dignidad, es el enorme  valor de la solidaridad. Ese preciado bien cada día más escaso que los y las  de abajo reivindicamos como una necesidad, como uno de ejes que deben formar parte de nuestra lucha por hacer de este, otro mundo posible.

Solidaridad que desde el primer día intentamos  llevar a la práctica más allá de los discursos. En el quehacer  diario, en nuestras acciones, en la mano tendida al compañero que la necesita y en la convivencia con nuestros colegas de  camino.

Esa misma solidaridad que intentamos llevar a nuestras vidas, la recibimos con creces estas jornadas de las buenas gentes que nos vamos encontrando desde que salimos de casa. Pueden ser unas frutas y bebidas al borde del camino cuando el calor aprieta. Un recibimiento  caluroso y fraternal de compañeros que como nosotros llevan la lucha y la necesidad de que esto cambie a sus pueblos, haciendo  bandera de las mismas reclamaciones que nosotros. Alineándose voluntariamente y a sabiendas de lo que esto puede suponer en comunidades tan pequeñas como los pueblos, con estas Columnas de la Dignidad, que recorren este vapuleado país, al grito de “Pan, trabajo, tierra, libertad, no a la deuda y abajo el  gobierno”.

Si la solidaridad se registrara en un libro de oro, estos días tendríamos muchas ejemplos con los que llenar páginas y páginas. Ayer Adela y su marido encabezarían la primera, grandes en su sencillez y buen corazón. Grandes abriéndonos su casa para dar cobijo y duchas a quienes andaban tan cansados y tocados que necesitaban mucho más que comer, una ducha reparadora y una cama donde dormir abrigados.

Hoy hemos recibido otra ‘buena ración’ de los compañeros de CGT  de Sigüenza y Guadalajara, Sección Oficios Varios y de la RSP de Madrid que nos han acogido con un rico almuerzo y  preparado una estupenda comida a esta Columna que cada día que pasa se va haciendo más grande y a este paso más pesada y sobrada de kilos. ¡Hay que ver cómo nos cuidan! Gracias a ellos y a los numerosos amigos que hoy han compartido carretera y ruta con nosotros.

Y para animar la jornada, un lujazo que seguramente nos va a poner en el mapa de la Marchas una vez más. Los compañeros del Frente Cívico de Exeya han llegado con dos lavadoras. Este fin de semana la Columna Nordeste inaugura el servicio de lavandería. Aunque se empeñen algunos en que no nos duchemos, aunque tengamos que ponernos más capas que una cebolla para dormir, vamos por la ruta ‘limpios y escoscaos’ como dirían nuestras madres.

Salimos de Medinaceli, provincia de Soria y tras comer en Horna, hoy dormimos en Sigüenza (Guadalajara). Entramos en el ‘reino de Maricospe’, que tiemble la señora de todas las mantillas, la madrastra que desprecia al sufrido ciudadano, la que piensa que solo deben de hacer política los ricos. La de la Gurtel y demás chanchullos peperos. Pero no quiero dejaros mal sabor de boca mentando a  ‘la bicha’, a esta mujer que intenta rebajar a quienes compartimos con ella sexo a la condición de meros  floreros.

Hoy nuestro recuerdo y cariño más especial van para la Columna Internacional de la Marcha, formada por Abduolaye nuestro primo senegalés venido a trabajar a la Expo de Zaragoza, que ya no volvió a su país y se ha convertido en un experto marchista bregado en kilométricas caminatas. Jofre, nuestro flamante vocero, siempre  megáfono en mano, dispuesto a transmitir ordenes o corear consignas. Ese ecuatoriano-navarro que cambio el calor de su tierra por la fría Nafarroa y ha recuperado el gusto por la lucha obrera y Chiche,  un okupa vocacional, un argentino simpático y algo zumbón que a poco que te conozca te invita a un mate y a una charla tranquila y amigable. Siempre con una sonrisa en ristre y la determinante decisión de llegar a Madrid para soltarles en la cara a estos cabrones lo que son: “unos terroristas”.

La etapa termina en Sigüenza con un gran recibimiento a cargo de gaiteros y más de 200 personas. Hoy no era un día cualquiera, hoy había que demostrar que la marcha sigue viva y cada día más fuerte, así  que tras llegar a la Catedral, nos hemos hecho ‘un doncel’. ¿Qué es eso?, mirar las fotos y lo entenderéis.

Y ahora sí, para terminar de verdad, gracias, gracias, gracias a las gentes de Cruz Roja, asamblea Sigüenza que durante más de tres horas han curado a los marchistas, incluida quien esto escribe. Vale la pena  seguir caminando solo por poder compartir estas experiencias. ¡La lucha sigue, cueste lo que cueste!

Maribel Martínez, desde las Marchas por la Dignidad de Aragón | Para AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies