La Linterna Mágica de la PAI pone el foco en la cultura segura y triunfa en los centros cívicos

Animación teatral y cine han protagonizado las cuatro sesiones de este reconocido cinceclub infantil que se han celebrado hoy en los centros municipales del Actur y el Arrabal

PAI
Foto: PAI.

En grupos de máximo seis, y todos puntuales esperando en las burbujas divertidamente señalizadas por la PAI para entrar escalonadamente a cada uno de las cuatro sesiones del cineclub la Linterna Mágica que se han celebrado este sábado en los centros cívicos de Actur y el Arrabal. Así comenzaba todo un ejemplo de cultura segura que cuenta con la máxima colaboración y ganas por parte de los niños y niñas de 6 y 12 años que participan en La Linterna Mágica.

Los protocolos se han adaptado a los nuevos tiempos, pero la fórmula de éxito sigue siendo la misma: la diversión está asegurada disfrutando de grandes películas introducidas previamente por animaciones teatrales de los actores de la PAI y artistas invitados que desvelan anécdotas y curiosidades de cada montaje y siempre desatan grandes risas con sus peculiares interpretaciones.

Titín Pons, el coordinador de este ciclo, destaca que este programa se fundamenta y educa en las grandes emociones que procura el cine, “y hoy hemos visto una película que te pone los pelos de punta y al mismo tiempo te hace reír". Se trata de “Chicken run. Evasión en la granja”. Con ella, los pequeños espectadores han hecho grandes descubrimientos sobre el cine de animación, en este caso una gran obra creada con plastilina, y que supuso dos años de trabajo al equipo dirigido por los realizadores Nick Park y Peter Lord, para modelar cientos de gallinas y sus mil detalles para darles la expresividad y emoción que engancha desde el principio de la proyección.

PAI
Foto: PAI

Y como siempre, antes de cada proyección, lo han explicado muy bien y con mucho arte peliculero, Luis Bordonada, de la PAI, Laura Tejero, de Teatro Indigesto, y Aitor Esteban, artista de circo, en el Centro Cívico Río Ebro; y Anabel López, de la PAI, el monologuista Diego Peña, y el artista de circo Iván Benito, en el Centro Cívico Estación del Norte.

Este año, con las limitaciones de aforo establecidas, 300 niños participan en las sesiones de cine de La Linterna Mágica, distribuidos en siete sesiones al mes: tres en el Centro de Historias, dos en el Centro Cívico del Actur y dos en el Centro Cívico del Arrabal. Pero esta adaptación del ciclo para adecuarse a las nuevas normas sanitarias, trae también una buena noticia, porque La Linterna Mágica, que antes se celebraba en una sola sala de cine, cuando vuelva la deseada normalidad podrá llegar a muchos más niños y niñas, ya que su llegada a los centros municipales ha contado con una gran acogida por parte de las familias. Así que La Linterna Mágica seguirá creciendo y todas las novedades podrán seguirse a través de la página web: pai.com.es/linternamagica.

Este prestigioso programa cultural de La Linterna Mágica, creado para acercar el buen cine a niños y niñas, se promovió hace ya dos décadas desde Suiza y cuenta en la actualidad con 100 clubs en el mundo. La PAI coordina también las actividades de este programa en Argentina y México.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies