#26J  Altavoz

La Iglesia en campaña

Artículo de opinión de José Antonio Luque, socio de MHUEL
| 14 junio, 2016 12.06
La Iglesia en campaña

Ya está, ya se han pegado los carteles y ha comenzado oficialmente la campaña electoral para desfacer el entuerto ocasionado por unos electores “inconscientes” que, el 20D, no votaron “como dios manda”, se olvidaron de votar en serio y repartieron sus preferencias a diestro y siniestro como vulgares violeteras ¡válgame dios que disparate! Su inconsciencia ha llevado a España a un callejón sin salida e imposible de formar un gobierno estable a medida y antojo del “señor de los hilillos”. Las proclamas de los populares advierten que esa situación ha propiciado que la nave patria navegue por los procelosos mares de la inseguridad y falta de seriedad. Desde Europa nos miran con recelo, los mercados desconfían, la inversión se retrae, las desgracias infinitas nos acechan.

El pobre Rajoy se ha visto obligado a permanecer en funciones un periodo excesivamente largo, la prorroga aun puede alargarse ¿Se llegará a los penaltis? ¡No por favor que acabe este castigo!

Las encuestas no auguran grandes variaciones pero, por si acaso se hace extensiva la tentación de dar una patada en el culo de Mariano y enviarlo a su Registro de Santa Pola, irrumpe en campaña la franquicia de la Iglesia Católica en España y por medio del gerifalte mayor de la Conferencia Episcopal Española pontifica con la finalidad de apoyar a los populares ¿Cómo lo hace? Pues al igual que hacen todas las cosas: a hurtadillas, tirando la piedra y escondiendo la mano, alertando de los castigos eternos contra los pecadores. Dice Monseñor Ricardo Blázquez:

“No terminamos de ver el acierto en sus actuaciones, incluso a veces nos sobresaltan con sus anuncios”. Para propagar el aviso hace uso  de la COPE,  una emisora de radio que previamente le hemos regalado y posteriormente asumimos su coste con esplendidas subvenciones estatales vía Presupuestos del Estado, es decir, entre todos nosotros le pagamos el altavoz para que nos adoctrinen políticamente ¡No tenemos remedio!

¿A quién se refiere Monseñor? Naturalmente el prelado señala a las opciones que supuestamente van a ser contrarias a sus intereses: en primer lugar los “perroflautas” de Unidos Podemos, a continuación el PSOE y por si acaso tienen derivas laicistas mete en el saco a Ciudadanos, no por peligrosos no, únicamente por su condición de novedad. La curia eclesiástica cualquier cambio social siempre lo contempla como una iniciativa nefasta.

Tranquilo Eminencia; sus recelos son infundados, ya ha dicho Pablo Iglesias que Bertoglio rema en su misma dirección, falta conocer cuál es esa dirección.

Dudamos mucho que la trayectoria elegida sea la de separar definitivamente  Iglesia y Estado o la denuncia de un acuerdo leonino (Concordato) entre España y el minúsculo estado Vaticano, ni siquiera la de dar a la asociación religiosa Iglesia Católica Española S.A. el mismo tratamiento fiscal que  a cualquier otra sociedad privada,  o la de  eliminar el adoctrinamiento religioso de las aulas, en definitiva dejar de sostener a la Institución por medio de los presupuestos de todos, tampoco  en recuperar los bienes del patrimonio Nacional expoliados mediante las Inmatriculaciones.

Tranquilo señor Blázquez, Pablo caerá de hinojos ante el Vicario del Vaticano y besará su anillo igual que lo hace el Jefe del Estado, después contará que todavía no es el momento. Así llevamos casi cuarenta años; esperando el momento de devolver a las supersticiones religiosas al ámbito de la esfera privada. Y que los confluyentes no me aludan al programa, ya sabemos que los programas tienen una extraordinaria utilidad como sustitutivo del papel higiénico.

Al PSOE ya le conocemos, durante sus etapas de Gobierno el incremento del saqueo de las arcas públicas para favorecer a la Iglesia ha sido una constante, los conciertos educativos explicitan  una vergonzosa discriminación para perjuicio de la enseñanza pública, la postración de los poderes políticos socialistas es una norma de obligado cumplimiento. Duerma tranquilo D. Ricardo que en las filas de PSOE queda  mucho Bono, Paco Vázquez y Belloch en activo (Susana Díaz por ejemplo) para defender los intereses de la Institución que su Eminencia preside.

El otro peligro que parece atisbar el presidente de la CEE es Ciudadanos ¡Vamos hombre! ¿Un partido de derechas, de corte liberal, defensor de la economía de mercado revolviéndose contra sus patrocinadores? Tranquilo colega que por ahí tampoco hay nada que temer.

Sorprende tanto recelo por el escenario posterior cuando la situación previa y la actual no le ha perturbado ni un poco al Obispo, nos maliciamos que debe de ser porque está de acuerdo con la pérdida de derechos laborales de los trabajadores; con la situación de inseguridad laboral; por los recortes en sanidad y educación; con el desamparo de los desempleados; con la pobreza infantil; con la exclusión social; con el maltrato a las mujeres; con el clima de homofobia y racismo imperante, en definitiva con todo aquello que elimina la justicia y es sustituido por la caridad, materia ésta en la que la Iglesia conserva un lucrativo monopolio.

Ni un reproche al actual Gobierno en funciones. Debe de ser porque opina que es un Gobierno que hace las cosas “como dios manda”, aunque las consecuencias parezcan dictadas por el diablo.

14 junio, 2016

Autor/Autora

José Antonio Luque, es socio de MHUEL (@MHUEL_), analista social y colaborador de AraInfo.


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR