La huida adelante de Lafuente no puede ocultar los graves problemas que tiene y tendrá el recrecimiento de Yesa

La Asociación Río Aragón contra el recrecimiento del embalse de Yesa-COAGRET, ante las recientes declaraciones del Presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Raimundo Lafuente, sobre las obras en Yesa, ven necesario hacer unas aclaraciones a sus palabras

Obras de recrecimiento de Yesa.

Desde la Asociación Río Aragón contra el recrecimiento del embalse de Yesa-COAGRET, aseguran haber leído atónitos las declaraciones del presidente de la Confederación Hidrogáfica del Ebro, Raimundo Lafuente, sobre las obras de recrecimiento del embalse de Yesa, de las cuales también es director. Por ello, desde esta asociación, consideran necesario trasmitir a la opinión pública las siguientes consideraciones:

  • "Es inaudito que se diga que “la obra va muy bien”. La realidad es que se han producido deslizamientos que según el proyecto nunca debieron producirse, se han expropiado dos urbanizaciones y más de cien casas, se ha disparado el presupuesto hasta triplicar aquel por el que fue adjudicado y, lo más grave, pueblos enteros ven seriamente comprometida su seguridad. Sólo estos hechos ya demuestran que esta obra ha ido muy mal desde sus inicios y que las declaraciones del Sr. Lafuente son, entre otras cosas, absolutamente improcedentes y faltas de razón".
  • "El Sr. Lafuente habla mucho de alardes ingenieriles desde una prepotencia que le lleva a decir “presa excavada presa terminada”. Pero, interesadamente, el Sr. Lafuente no hace la menor referencia a que las laderas se siguen moviendo, que se muestran incapaces de estabilizarlas, que lo que hoy puede moverse poco mañana puede colapsarse y que hay miles de ciudadanos aguas abajo a los que no escucha y no puede tranquilizar".
  • "El Sr. Lafuente habla de un hipotético llenado del embalse recrecido como si de una presa cualquiera y exenta de problemas se tratara. Oculta las graves consecuencias que un proceso de sucesivos llenados y vaciados podría tener, sobre unas laderas totalmente trituradas por la incompetencia con la que se abordó el trabajo en ellas. Esta posibilidad ha sido reiteradamente expuesta por  expertos que, desde hace veinte años, vienen previendo con más acierto que la propia CHE los deslizamientos. Algo que la CHE siempre negó pero ocurrió".
  • "Es indignante la forma en la que, una vez más, la CHE habla de las tierras y pueblos que el embalse recrecido afectaría. Su deshumanizada forma de abordar el grave impacto que sobre algunos de los pueblos tendría el recrecimiento de Yesa sólo puede entenderse desde la mentalidad de quienes ya en el pasado arruinaron y sembraron dolor en lugares emblemáticos como Jánovas".

Des de esta asociación consideran lamentable también que el mismo día en que se recuerdan los 20 años de la tragedia de Biescas, de la cual buen parte de la culpa la tuvo la Confederación Hidrográfica del Ebro, se tenga que contemplar un ejercicio de autobombo por parte del máximo responsable de éste organismo. Un responsable que excluye cualquier atisbo de autocrítica, pero nos ha costado millones de fondos públicos y, empecinado en seguir con su proyecto estrella por encima de cualquier razón, está poniendo en jaque el derecho a vivir seguros de miles de personas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies