Altavoz

La guerra no declarada a las mujeres

Agosto ha dejado a 9 mujeres muertas víctimas de la violencia machista, el mes más negro desde el año 2008. En el año 2013 murieron 54 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas y en lo que llevamos de 2014 ya han sido asesinadas 41 mujeres. Es decir, la violencia machista va en...
| 1 octubre, 2014 07.10

recortes mujerAgosto ha dejado a 9 mujeres muertas víctimas de la violencia machista, el mes más negro desde el año 2008. En el año 2013 murieron 54 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas y en lo que llevamos de 2014 ya han sido asesinadas 41 mujeres. Es decir, la violencia machista va en aumento.

Simplemente analizando por encima la política de género que el gobierno está llevando a cabo es fácil dejar de lado la estupefacción y darse cuenta de que los datos empiezan a ser consecuencia directa de esta gestión neoliberal de la crisis económica.

La ofensiva del gobierno contra las mujeres se refleja desde diferentes ámbitos. Para empezar, desde 2011 las políticas de igualdad han sufrido un recorte del 38,79%. Desde ese mismo año, el presupuesto destinado a combatir la violencia de género ha bajado en un 28% y el Instituto de la Mujer acumula un recorte del 34,2%. Por otro lado, nos encontramos con el ya clásico desbordamiento de los servicios públicos como la Educación, la Sanidad o la atención a la Dependencia que obligan a las familias, y especialmente a las mujeres, a hacerse cargo de las necesidades esenciales.

Si se suman los recortes en todas las reducciones del gasto público, parece que se esté proponiendo a las mujeres que trabajen unas mínimas horas a tiempo parcial para echar una mano en la economía familiar y luego la mayor parte de su tiempo se encarguen de cuidar sus casas para suplir las carencias de escuelas infantiles, la supresión de los servicios en los comedores escolares, la falta de ayudas a la dependencia, etc.

Este panorama dificulta la independencia de la mujer cada vez más, pero no debemos echarnos las manos a la cabeza atónitos cuando nos dicen que la violencia de género aumenta. Muchas de ellas si quieren no pueden huir del maltratador por falta de medios. Muchas de ellas, además, han perdido la confianza en la justicia y en las posibles ayudas que pudieran recibir y en la capacidad resolutiva de la misma. Nos encontramos ante una guerra no declarada a las mujeres y, como toda guerra, va acompañada de la muerte.

Aràdia Ruiz, abogada mediadora | Artículo publicado en el Periódico En lucha | Para AraInfo

1 octubre, 2014

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR