La FABZ denuncia la "penosa" situación de la Residencia de Mayores de Utebo

Las Comisiones de Salud y de Mayores de la FABZ han denunciado hoy en rueda de prensa las carencias de la Residencia de Mayores Santa Ana de Utebo, y el aislamiento que sufren los residentes. Como es conocido a dicha residencia fueron trasladados el pasado 14 de abril los usuarios de la Residencia pública de Movera, comprometiéndose la directora gerente del IASS, Cristina Gavín, a que dispondrían de las mismas condiciones de confortabilidad y accesibilidad a servicios que tenían en dicha residencia, incluso que éstos se verían mejorados. Sin embargo a día de hoy "la pérdida de calidad de vida …

Rueda de prensa de la FABZ denunciando la situación de la Residencia de Mayores 'Santa Ana' de Utebo. Foto: @barrioszgz (Archivo)
Rueda de prensa de la FABZ. Foto: @fabzbarrios
Rueda de prensa de la FABZ. Foto: @barrioszgz

Las Comisiones de Salud y de Mayores de la FABZ han denunciado hoy en rueda de prensa las carencias de la Residencia de Mayores Santa Ana de Utebo, y el aislamiento que sufren los residentes. Como es conocido a dicha residencia fueron trasladados el pasado 14 de abril los usuarios de la Residencia pública de Movera, comprometiéndose la directora gerente del IASS, Cristina Gavín, a que dispondrían de las mismas condiciones de confortabilidad y accesibilidad a servicios que tenían en dicha residencia, incluso que éstos se verían mejorados.

Sin embargo a día de hoy "la pérdida de calidad de vida de los usuarios respecto a la Residencia de Movera es más que evidente". En la rueda de prensa, han destacado además "el agravio comparativo que supone para los usuarios que se han visto obligados a ingresar en esta residencia concertada, frente a los que se mantienen en las residencias públicas".

Incomunicación y deshumanización

"La incomunicación que sufren es inaceptable: no disponen de línea telefónica en las habitaciones, pues ni siquiera está instalada ya que en la realización de la obra de este centro no se contempló dotarla de tal servicio", denuncian.

Las y los residentes "tienen que echar mano de móviles, si tienen la suerte de disponer de ellos o ser capaz de manejarlos, por lo cual tienen serias dificultades para comunicarse con sus familiares".

A esto hay que añadir "el aislamiento físico ya que esta residencia se encuentra a más de un kilómetro del casco urbano de Utebo, sin  autobús para desplazarse, y sin que hasta el momento se disponga de vehículo adaptado de la empresa que pueda trasladarlos cuando necesiten visitar, por ejemplo, al médico. Todo esto, junto con un horario restringido, tanto para las horas de las comidas, como para las salidas fuera del centro y las visitas, hacen imposible que los residentes tengan una actividad propia normalizada, y queden confinados en el centro".

También "son lamentables las carencias de mobiliario: los residentes son personas en su mayoría validas, acostumbradas a una vida activa, y tan solo disponen de un pequeño armario para guardar la ropa interior, pijamas y poco más; la ropa de calle en algún caso está en cajas apiladas en la habitación". La solución que les ha dado la empresa SAR, actual gestora de la residencia, es "pasarles una oferta del Corte Inglés para mobiliario accesorio, que el propio residente tendrá que encargar y comprar".

Otro aspecto destacado en la rueda de prensa en este sentido es que las y los usuarios tampoco pueden colgar fotos o decorar sus habitaciones, pues "no está permitido agujerear las paredes".

Ni actividades comunitarias ni cafetería

"El centro es muy grande y las distancias a cubrir para llegar de un lugar a otro para los residentes son agotadoras, por lo cual tan apenas hacen actividades juntos". "Hay que destacar  -continúan- que no existe ningún plan de ocio y actividades, ni personal para llevarlos a cabo, como sí tenían en la residencia de Movera. También en ésta disponían de una amplia cafetería en la que podían pasar el rato con familiares y amigos, siendo sustituida en la de Utebo por una sala con máquinas expendedoras… La capilla también permanece cerrada  sin servicio… Y así un largo etc. que hacen  que los residentes se queden en el interior de sus habitaciones sin apenas relacionarse entre ellos, haciendo de este centro un lugar triste y frio para nuestros mayores".

Por último, otro aspecto destacado en la rueda de prensa ha sido el servicio de peluquería y podología, cuyo coste para los usuarios ha pasado de 1 a 4 euros.

Para la FABZ toda esta situación es "una muestra de la pérdida de servicios y atención que supone para los usuarios la política privatizadora del actual Gobierno de Aragón". "Bajo la excusa de un supuesto ahorro y eficacia en los servicios prestados, esta política solo esconde el beneficio de las empresas concesionarias y la pérdida de derechos de los ciudadanos", aseveran.

Por todo ello, la FABZ se ha dirigido a la directora gerente del IASS, Cristina Gavín, reclamando su intervención, y que cumpla con los compromisos expresados en su escrito, dirigido a la Junta Directiva de la Residencia de Movera, de 2 de abril de 2014, respecto al mantenimiento de la calidad de los servicios en la residencia de Utebo. Asimismo La FABZ se plantea recurrir a otras vías, administrativas o judiciales, si no se adoptan soluciones a esta situación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies