La extrema derecha siempre estuvo en África

En Aragón aproximadamente un 20% de los emigrantes son africanos. Qué pensarán de la situación actual en Europa, cuando gobierna la extrema derecha en Italia, Polonia, Hungría y dando coletazos de asentamiento en otros. Figúrense, queridos lectores, que ustedes son emigrantes africanos que han venido, (en la mayoría de los casos atravesando un continente y un mar que deja miles de muertos cada año), de un pasado colonialista y racista para ver que todo continúa igual cuando se creía superado. Tiene que recorrer un escalofrío lento por la espina dorsal cuando se sienta la misma frustración y humillación. Porque, nadie …

En Aragón aproximadamente un 20% de los emigrantes son africanos. Qué pensarán de la situación actual en Europa, cuando gobierna la extrema derecha en Italia, Polonia, Hungría y dando coletazos de asentamiento en otros. Figúrense, queridos lectores, que ustedes son emigrantes africanos que han venido, (en la mayoría de los casos atravesando un continente y un mar que deja miles de muertos cada año), de un pasado colonialista y racista para ver que todo continúa igual cuando se creía superado. Tiene que recorrer un escalofrío lento por la espina dorsal cuando se sienta la misma frustración y humillación.

Porque, nadie me lo negará, los colonizadores eran militantes de extrema derecha con la misma intensidad que Rafael pone al cantar su: ¡Escándalo, es un escándalo! La extrema derecha siempre estuvo en África desde los salacots hasta las amputaciones del rey de Bélgica en el Congo. Los europeos enseñaron a Hitler que esto de la raza, etnia, religión era una línea divisoria que se podía romper por medios cruentos.

¿Vencimos a Hitler tras la Segunda Guerra Mundial? ¿Los emigrantes son los nuevos judíos? ¿Los campos de concentración son las barriadas periféricas de las ciudades europeas y siempre en los barrios más deprimidos y con mínimas posibilidades de integración? ¿No estamos siendo de nuevo colonizadores sin necesidad de ir a África?

La extrema derecha es buena en manejar y publicitar los mensajes, porque saben que el lenguaje no es inocente. Si uno quiere provocar a un mentiroso soberbio, sabe que tiene que decirle la verdad en su cara. Es como un espejo que les devuelve la imagen real de sí mismos, no la que ellos dicen y se creen que tienen. El problema es que demasiada gente destruyó los espejos, los hizo añicos porque no desean aprender que cada uno es arquitecto de su vida, de su destino. Los votantes de partidos de extrema derecha están defraudados por las expectativas de la vida que no han conseguido. Pero, ¿nunca imaginaron que las políticas neoliberales, implementadas desde los tiempos de Reagan en Estados Unidos y Thatcher en Reino Unido, no iban a tener consecuencias?

El votante no es ese ser débil, dependiente de decisiones externas en su totalidad. El votante tiene una responsabilidad de valorar no su mundo, sino el ajeno. Yo no puedo votar, aunque tenga mis necesidades económicas resueltas, para asentarlas. Se vota por uno mismo pero también se vota para los demás, para lo que ves a tu alrededor y lo que crees que se tiene que resolver con políticas que tiendan a un equilibrio.

África nunca tuvo un equilibrio. Los africanos que vienen a Europa tampoco lo tienen. Fueron esclavos con los colonizadores, ahora son esclavos de la cobardía y del miedo europeo. La cuestión es no dejar los grilletes. Así que cuando veo a esta Europa que vota y tiene a presidentes de extrema derecha veo el destello de las cadenas unidas a unas bolas de hierro que arrastraremos durante años porque los tiempos económicos venideros serán crudos. Cuando la cobardía y el egoísmo impera cualquier aspecto de la vida, las posturas son duras, irracionales, victimistas.

Termino el artículo con fragmentos del escritor egipcio Khaled Al Khamissi y de su novela “El arca de Noé” que bien pueden definir el mundo que estamos creando: “Para ganar en esta vida hay que ser inculto, grosero, violento y sanguinario. Hay que estar dispuesto a renunciar a los principios morales.”Pero también hay esperanza: “Había que ponerse a buscar nuevas ideas. Ya lo dije antes y lo repito: la imaginación y nada más que la imaginación es lo que hace progresar al hombre, en el trabajo y en la vida. ¿Qué le vamos a hacer? Soy un gran artista.”

Será cuestión de ser artistas. ¿Aceptan el reto?

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies