Mundo

La extrema derecha austríaca se queda con los ministerios de interior, exteriores y defensa

El 15 de diciembre la extrema derecha austriaca, el FPÖ, pasó a formar parte del Gobierno del país con el partido conservador ÖVP. Tras dos meses de negociaciones, la formación xenófoba obtiene la vicecancillería, los ministerios de interior, exteriores y defensa.
| 19 diciembre, 2017 12.12
La extrema derecha austríaca se queda con los ministerios de interior, exteriores y defensa
Foto: a Heinz-Christian Strache (FPÖ) y Sebastian Kurtz (ÖVP)

La extrema derecha en Austria ya tiene su cuota de poder.

El pasado 15 de diciembre el Partido Liberal Austríaco (FPÖ), ultranacionalista de extrema derecha, y el Partido Popular (ÖVP), ganador de las elecciones legislativas del 15 de octubre, llegaron a un acuerdo para formar Gobierno.

Han sido necesario dos meses de negociones para que finalmente las formaciones pactaran un proyecto común que les dará una mayoría de 113 de los 183 escaños del Parlamento de Austria. Con la alianza, otro país europeo cae en la red de la extrema derecha.

Finalmente, el joven líder del ÖVP, Sebastian Kurtz, ha acabado aceptando algunas demandas del FPÖ para que Austria no convoque un referéndum de salida de la Unión Europea. Las más destacadas son la cesión de la vicecancillera a Heinz-Christian Strache, el líder de extrema derecha -lo cual era esperable-, y la entrega de las carteras ministeriales de Interior, Exteriores y Defensa. Así hasta dejar seis Ministerios en manos del FPÖ y siete para el ÖPV.

El líder del grupo parlamentario de los socialdemócratas, Andreas Schieder, se preguntaba cuando todavía no se conocían los términos del pacto -pero sí que había pacto- cuán peligroso era una situación en la que “el partido populista de derechas sería la fuerza política determinante no sólo para 86.000 funcionarios armados” sino para dirigir los diversos servicios de secretos y de inteligencia.

La Cancillería y la permanencia en la UE han sido las monedas de cambio. En otros campos el entendimiento entre ambas formaciones ha sido total. Ya en campaña, pero ahora aún más, FPÖ y ÖVP han expresado su voluntad de intensificar la lucha contra las personas refugiadas y las cuotas de refugio de los países de la Unión Europea, alineándose de este modo con Eslovaquia, Hungría, República Checa o Polonia.

Por su parte, gran parte de la ciudadanía del país está descontenta con este pacto. El lunes 18 de diciembre, 3.500 personas se manifestaban en Viena con lemas que acusaban duramente la esencia del FPÖ. Como relata la Agencia EFE, durante la marcha vigilada por 1.500 agentes de la ley se pudieron ver pancartas con frases como “No dejéis gobernar a los nazis”.

FPÖ fue creado en 1949 por exmilitantes nazis y antes de la fecha actual, tuvo su momento de esplendor en el año 2000. Por aquel entonces la formación de extrema derecha liderada por Jörg Haider empató en escaños con el ÖVP, pero quedó por detrás del Partido Socialdemócrata que gobernaría. La Unión Europea llegó a imponer sanciones diplomáticas a Austria por el auge de la extrema derecha.

Lejos quedan esos tiempos en los que solo el buen resultado de un partido heredero del nazismo causaba un pequeño temblor en los despachos de Bruselas. Actualmente y con el momento de esplendor que vive la extrema derecha en Europa, se hace difícil pensar que la Unión vaya a imponer sanciones a Austria pese a tener un gobierno de extrema derecha.

19 diciembre, 2017

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR