La exposición 'Asociaciones Vecinales: Haciendo Zaragoza', un recorrido histórico del movimiento vecinal

Hasta el 15 de septiembre se puede visitar en el Centro de Historias de Zaragoza, en la plaza San Agustín, la exposición de la Federación de Barrios (FABZ) 'Asociaciones Vecinales: Haciendo Zaragoza'. El horario de visita es de martes a sábado de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas, y los domingos y festivos de 10.00 a 14.30 horas. 'Asociaciones Vecinales: Haciendo Zaragoza'. Entre finales de los 60 y principios de los 70, como respuesta a la falta de servicios en los barrios obreros y como reacción a una situación política que se traducía en la ausencia …

expo FABZHasta el 15 de septiembre se puede visitar en el Centro de Historias de Zaragoza, en la plaza San Agustín, la exposición de la Federación de Barrios (FABZ) 'Asociaciones Vecinales: Haciendo Zaragoza'. El horario de visita es de martes a sábado de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas, y los domingos y festivos de 10.00 a 14.30 horas.

'Asociaciones Vecinales: Haciendo Zaragoza'. Entre finales de los 60 y principios de los 70, como respuesta a la falta de servicios en los barrios obreros y como reacción a una situación política que se traducía en la ausencia de derechos fundamentales, van apareciendo, en el único resquicio legal posible en aquella época, las que se conocieron como Asociaciones de Cabezas de Familia, que en la práctica constituyeron el germen de las Asociaciones Vecinales que se extendieron por todos los barrios de Zaragoza. La lucha de los movimientos vecinales desde su creación siempre se ha dirigido a conseguir mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

El movimiento vecinal, contando siempre con sus bases, se ha ido adaptando a las realidades cambiantes exigiendo los derechos políticos y civiles más básicos en su origen, luchando por una vivienda digna, reclamando servicios y equipamientos públicos de calidad esenciales para los barrios (colegios, centros de salud, deportivos, culturales, asistenciales...), reivindicando la mejora de espacios públicos (la calle, la plaza, el parque) o una movilidad equilibrada y sostenible, y en definitiva demandando a lo largo de todos estos años un papel activo en la definición de la ciudad y proponiendo alternativas constructivas para hacer de Zaragoza un digno espacio de convivencia en condiciones de igualdad.

La lucha por estos derechos ha ido evolucionando a lo largo de estos años adaptándose a los cambios económicos, sociales y políticos, y en la medida en que los objetivos planteados se iban conquistando.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies