La DPZ asesora a los ayuntamientos en el cumplimiento de la normativa de Protección de Datos con un servicio pionero

Coincidiendo con el Día Europeo de la Protección de Datos, 28 de enero, la iniciativa llegará “a los 292 municipios de la provincia y ya se está replicando en otras diputaciones. Combina visitas presenciales y asesoramiento a distancia para orientar a los alcaldes y los secretarios”.

La Diputación de Zaragoza ha puesto en marcha, coincidiendo con el Día Europeo de la Protección de Datos, 28 de enero, un servicio pionero en el Estado español para asesorar a los alcaldes y los secretarios municipales en la aplicación de la Ley de Protección de Datos. La iniciativa, que ya está siendo replicada por otras diputaciones provinciales, comenzó en verano y llegará a todos los municipios de la provincia combinando sesiones presenciales y asesoramiento a distancia. El delegado de Protección de Datos de la DPZ ya ha estado en 140 localidades para conocer de primera mano sus necesidades y explicarles cómo deben aplicar la normativa. Las visitas continúan cada semana hasta llegar a los 292 municipios zaragozanos.

“Somos conscientes del esfuerzo que deben hacer las entidades locales para cumplir con toda una serie de nuevas obligaciones en ámbitos que hace unos años ni siquiera existían y que evolucionan constantemente y de forma muy rápida. Desde la Diputación de Zaragoza tenemos la misión liderar esta adaptación de los ayuntamientos, sobre todo de los más pequeños, a una nueva sociedad caracterizada por la necesidad de gestionar la información de la ciudadanía respetando sus derechos fundamentales de forma prioritaria”, ha destacado la diputada de Transparencia y Protección de Datos de carácter personal, Cristina Palacín, en la presentación de este nuevo servicio, que ha tenido lugar esta mañana en la Diputación de Zaragoza. “Cabe subrayar que esta iniciativa ya se está replicando en otras provincias del país como Cáceres o Málaga, un ejemplo más del buen hacer de nuestra institución en cuanto al asesoramiento y apoyo a los municipios”.

A través de este asesoramiento se pretende, en primer lugar, lograr que los ayuntamientos puedan adecuarse a la ley y no tengan que sufragar el gasto que supone tener que acudir a empresas privadas que les presten este servicio y, en segundo lugar, acercar al personal municipal la figura del delegado de Protección de Datos, para que sirva de referencia clara donde acudir para resolver las dudas que se plantean en el día a día relacionadas con este tema.

Este servicio con el que la Diputación de Zaragoza asesora a los ayuntamientos de la provincia en cuanto a Protección de Datos combina presencialidad, formación, y atención permanente y directa, además de facilitar a los consistorios recursos materiales y documentación en formato electrónico. Asimismo, la DPZ pone a disposición del personal municipal y de los ciudadanos que interrelacionan con estas administraciones locales de la provincia un correo electrónico al que acudir en caso de consultas o emergencias.

“Los secretarios y el resto del personal municipal con el que se ha contactado han mostrado mucho interés y han demostrado un enorme grado de responsabilidad ante la necesidad de cumplir adecuadamente con la normativa de protección de datos. Se intenta así que los ayuntamientos asuman una actitud lo más proactiva posible en cuanto al cumplimiento de la ley”, ha subrayado Palacín.

¿En qué consisten estas sesiones?

Estas sesiones comenzaron en el mes de junio. Así, el delegado de Protección de Datos de la Diputación de Zaragoza y de los ayuntamientos de la provincia, el abogado y doctor en Derecho Roberto L. Ferrer Serrano, acude presencialmente a los municipios para conocer en persona qué necesidades tienen los ayuntamientos, informarles de las obligaciones en esta materia y explicarles cómo puede ayudarles la institución provincial en la aplicación de la normativa.

Además, se revisa la situación de cumplimiento del municipio y se entrega una guía de ley de protección de datos editada por la propia DPZ, en la que se especifica el Reglamento Europeo de Protección de Datos, y la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales.

“Esta guía pretende servir de referencia para resolver las innumerables cuestiones que plantea la nueva normativa de protección de datos de carácter personal. Así, los ayuntamientos pueden encontrar en ella una referencia básica que les oriente y facilite de forma amena antes los complejos conceptos que conlleva el tratamiento de datos de carácter personal”, ha recalcado Ferrer, quien además ha asegurado que si los órganos de la administración pública incumplen esta ley no tienen multas económicas, pero sí sanciones de apercibimiento. “Eso no quiere decir que la situación sea menos grave porque el funcionario que incumple la normativa está sujeto a un expediente disciplinario. Se contempla como una infracción muy grave, se publica además en boletines y se le da trasladado al Justicia de Aragón, con lo cual, y aunque no exista una sanción evaluable económicamente, la situación no es inocua”.

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes?

Lo que más requieren los alcaldes y secretarios es información para poder cumplir con la normativa: cómo tienen que incluir las cláusulas informativas, cuándo tienen que pedir consentimiento para tratar los datos, o cómo se deben instalar cámaras de seguridad, entre otras muchas cuestiones.

“Algunos ayuntamientos no habían incluido cláusulas de información o las tenían desactualizadas, por ejemplo, en los correos electrónicos. Lo mismo sucede con externalizaciones de servicios que no estaban correctamente documentadas, para lo que se les ha proporcionado modelos contractuales para solucionarlo. En otros casos se han resuelto dudas acerca del acceso a la información municipal por parte de los ciudadanos, empleados públicos o incluso cargos electos”, ha explicado Ferrer.

Por otra parte, el delegado ha hecho especial hincapié en la idea de que hay “una desconexión entre el número de vecinos de un ayuntamiento con la problemática de protección que se presenta”. “Que un ayuntamiento sea pequeño no significa que tenga menos problemas de protección de datos”, ha subrayado.

¿Qué es la figura del delegado de Protección de Datos?

El delegado de Protección de Datos es una figura que la ley impone a los órganos de las administraciones públicas, en este caso a los ayuntamientos cualquiera que sea su tamaño, y que sirve de puente entre las instituciones y la ciudadanía, así como entre los consistorios y la Agencia Española de Protección de Datos, para informar, asesorar y solventar las cuestiones que se puedan plantear en esta materia y supervisar su cumplimiento.

En el caso de la Diputación de Zaragoza esta labora la presta el abogado y doctor en Derecho Roberto L. Ferrer Serrano, tanto para la propia institución como para los 292 ayuntamientos de la provincia.

¿Qué es la Ley de Protección de Datos?

La plena aplicación del Reglamento Europeo de Protección de datos, así como la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los Derechos Digitales, supusieron dos importantes hitos en las garantías para los ciudadanos acerca del tratamiento de sus datos personales, tanto por parte de las entidades de carácter privado, como por las Administraciones Públicas.

Entre otras medidas, en la DPZ se ha puesto en marcha un Comité de Seguridad de la información y Protección de Datos, encargado de coordinar y centralizar todas las iniciativas de la institución en materia de seguridad electrónica y protección de la información, que tiene como objetivo además implementar la normativa que regula el Esquema Nacional de Seguridad en el ámbito de la administración electrónica, así como determinar la política de seguridad que ha de emplear la DPZ en la utilización de los medios electrónicos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies