La Diputación de Zaragoza lanza un corto para sensibilizar sobre la violencia de género e incidir en la necesidad de denunciarla

El vídeo aborda distintos ejemplos de agresiones machistas y se ha distribuido entre los 292 ayuntamientos de las comarcas centrales con motivo del 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Fotograma del video de la DPZ.

La Diputación de Zaragoza ha lanzado un cortometraje para sensibilizar sobre la lucha contra la violencia de género e incidir en la necesidad de denunciar si se tiene conocimiento de algún caso. Bajo el lema ‘Las paredes oyen y ayudan’, el vídeo aborda distintos ejemplos de agresiones machistas y se ha distribuido entre los 292 ayuntamientos de las comarcas centrales con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra cada 25 de noviembre.

"Este año, la conmemoración de este día está marcada por la crisis del coronavirus. Las limitaciones para organizar actos y otras acciones nos ha llevado a editar este corto, con el objetivo de viralizar el mensaje y concienciar a la población de la gravedad de esta lacra social y la importancia de implicarse para erradicarla", apunta la diputada delegada de Igualdad de la Diputación de Zaragoza, Pilar Mustieles. "Se trata de un vídeo con escenas impactantes que recrea una pequeña muestra de la realidad que sufren a diario miles y miles de mujeres y que también está ambientado en la situación que estamos viviendo por la epidemia de covid", explica.

El corto ha sido realizado por la Asociación Cultural FAZ a través de la escuela de cine Un Perro Andaluz. Su objetivo es "seguir visibilizando la existencia de este tipo de violencia física y psicológica que no solo se produce de manera presencial, sino también a través de las redes sociales, y que tiene múltiples manifestaciones: en la pareja, en la infancia, en la adolescencia...". El corto pretende incidir a su vez "en la necesidad de ayudar a quienes la sufren dando un paso al frente y denunciando ante las autoridades este tipo de situaciones".

"Las imágenes son el reflejo de la situación actual, marcada por la crisis del coronavirus y cómo el confinamiento ha desembocado en un aumento de casos de violencia machista", cuenta Mustieles. Según datos facilitados por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, las víctimas de violencia machista aumentaron en Aragón un 11% durante el confinamiento domiciliario, periodo durante el cual, según el Tribunal Superior de Justicia se registraron 847 denuncias en Aragón.

Bajo el mensaje 'Las paredes oyen y ayudan', el corto refleja "situaciones que se produjeron y se producen a diarios en los domicilios familiares donde a través de las paredes los vecinos escuchan y son testigos en muchas ocasiones de cómo se producen este tipo actos. Momentos en los que es fundamental ayudar a estas personas y denunciar los hechos", subraya Mustieles.

El vídeo pretende a su vez incidir "en la influencia que la educación tiene en el comportamiento de las personas y de cómo los valores que los niños y niñas interiorizan se transforman en comportamientos futuros". Además, el cortometraje trata "el dominio de las redes sociales y cómo su mal uso puede perjudicar a las personas".

Enlace para descargar el corto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies