La DGA prorroga el confinamiento perimetral de Aragón y el toque de queda hasta el 9 de mayo

La novedad, en los espacios privados se vuelve permitir las agrupaciones de hasta seis personas. En los públicos se mantiene esta misma cifra en el exterior y cuatro en el interior. El único municipio que queda confinado perimetralmente es Tarazona. El toque de queda sigue siendo de 23.00 a las 6.00 horas.

Control de la Guardia Civil durante la Semana Santa. Foto: GC

Tal y como estaba previsto. La DGA prorroga el confinamiento perimetral de Aragón y la limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno, entre las 23.00 y las 6.00 horas, hasta el próximo 9 de mayo, fecha en la que también terminaría el estado de alarma.

El Boletín Oficial de Aragón publica este viernes el nuevo decreto, que renueva las medidas ya reguladas a través de otro decreto del pasado 18 de marzo y que estaban vigentes hasta este jueves.

En lo que se refiere a la limitación de la permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados, se limitará a cuatro en los espacios públicos cerrados y a seis en los abiertos, salvo que se trate de convivientes.

Como novedad, la permanencia de grupos de personas en espacios de uso privado quedará condicionada a que no se supere el número máximo de seis personas, salvo que se trate de convivientes. Hasta ahora, estaba limitada exclusivamente a convivientes.

De este modo, al menos de momento, el único municipio que queda confinado perimetralmente es Tarazona, que se cerró este miércoles durante, al menos, dos semanas. En este municipio, el límite máximo de personas para espacios públicos y privados se limita a cuatro.

La incidencia sigue en aumento

El Gobierno de Aragón había mostrado esta semana su preocupación por el aumento de contagios, 379 nuevos casos notificados el miércoles, 323 este jueves y otros 328 este viernes. Especialmente preocupa la incidencia que sigue en aumento en Zaragoza, Calatayud, Exeya, Fraga y Cuarte.

El anunció de la prolongación del confinamiento de Aragón lo adelantó este jueves el presidente aragonés, Javier Lambán, que afirmó: "Estamos ante el comienzo de una nueva ola, pero no sabemos que magnitud tendrá, pero parece obvio que no se repetirán situaciones como las anteriores".

En este momento, Aragón tiene una tasa de 110 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días, frente a los 81 de la pasada semana y los 61 que se registraron a mediados de marzo, el punto más bajo alcanzado desde el pasado verano. Por zonas, Zaragoza y las comarcas centrales acumulan una incidencia a 7 días de 124, Uesca y las comarcas altoaragonesas de 85,8, y Teruel y las comarcas del sur de 24,6 casos por 100.000 habitantes.

En cuanto a los números absolutos, Aragón acumula desde el inicio de la pandemia un total de 113.482 casos confirmados de COVID-19, de los que 106.317 han recibido ya el alta epidemiológica. Respecto a la mortalidad, se han registrado desde el inicio de la pandemia 3.367 fallecimientos: 2.466 en Zaragoza y las comarcas centrales, 466 en Uesca y las comarcas altoaragonesas y 412 en Teruel y las comarcas del sur. La tasa de letalidad (porcentaje de fallecimientos sobre el total de infectados) se mantiene en Aragón en el 3%.

El incremento de la incidencia se refleja también en otros indicadores. De este modo, el índice de reproducción básico es de 1,16 (el número promedio de casos que cada sujeto infectado puede llegar a infectar en una semana) frente al 1 de la pasada semana y la positividad global de pruebas diagnósticas es del 10% (7,8% la semana pasada).

También el seguimiento de los contactos a diez días experimenta una tendencia ascendente: en estos momentos se está realizando seguimiento a 3.900 personas, frente a las 3.173 de la pasada semana. Como referencia, en el pico de la tercera oleada, el pasado mes de noviembre, se llegó a seguir a 24.297 personas.

La cifra de ingresos en los centros hospitalarios se mantiene muy similar a la pasada semana, de modo que en estos momentos la ocupación de camas en planta por enfermos COVID es del 6,4% (5,5% la semana anterior) y de un 20% de las camas de cuidados intensivos (24% la semana anterior).

Un brote abierto en las residencias aragonesas

Respecto a la situación de las residencias de mayores en Aragón, en estos momentos hay un solo brote abierto en una residencia de Zaragoza que afecta a seis personas (cinco residentes y un trabajador), todos ellos positivos en coronavirus. Desde que comenzó el segundo periodo de brotes en Aragón han fallecido 766 personas en las residencias de mayores de Aragón.

La prevalencia de la cepa británica sube al 65,2%

Respecto a la presencia de la cepa británica en Aragón, el Laboratorio Satélite de Apoyo al Diagnóstico COVID del CIBA y los hospitales Miguel Servet y Clínico Universitario de Zaragoza han seguido analizando muestras positivas de COVID seleccionadas y enviadas por los servicios de microbiología de los hospitales aragoneses para buscar casos compatibles con la cepa británica del SARS-CoV-2. Durante la semana del 29 de marzo al 4 de abril se analizaron un total de 201 muestras, de las que 131 han resultado positivas a esta posibilidad. Es decir, la prevalencia estimada para el conjunto de Aragón, con los datos de la última semana analizada, es del 65,2%.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies