Economía

La “derecha radical” y la ultraderecha aprueban unas ordenanzas “injustas y lesivas para casi toda la ciudadanía zaragozana”

Para Podemos-Equo, "el documento consagra una injusta subida generalizada de impuestos para toda la ciudadanía zaragozana". "No introduce -a su juicio- el menor atisbo de progresividad, al contrario, incrementa las desigualdades existentes y no prevé ninguna medida tributaria dirigida a combatir la emergencia climática".
| 22 octubre, 2019 17.10
La “derecha radical” y la ultraderecha aprueban unas ordenanzas “injustas y lesivas para casi toda la ciudadanía zaragozana”
Julio Calvo (Vox), Sara Fernéndez (Cs) y Jorge Azcón (PP). Fotos: Pablo Ibáñez (AraInfo)

El grupo municipal de Podemos-Equo Zaragoza ha hecho pública una nota de prensa en la que afirma que el proyecto de ordenanzas municipales para 2020 aprobado «con los votos de la derecha radical PP-Cs y la ultraderecha de Vox» está hecho «a la medida de éste último grupo, con quien congenian tan bien el alcalde Azcón y sus colegas».

Para la formación política, «el documento consagra una injusta subida generalizada de impuestos para toda la ciudadanía zaragozana». «No introduce -a su juicio- el menor atisbo de progresividad, al contrario, incrementa las desigualdades existentes y no prevé ninguna medida tributaria dirigida a combatir la emergencia climática. Las nuevas ordenanzas impulsadas por el gobierno de la derecha radical son lesivas para casi toda la ciudadanía zaragozana y sólo incluyen beneficios para los más ricos, a los que sirve fielmente».

Pero -en opinión del grupo municipal- la medida aprobada por PP-Cs y Vox no queda ahí. «Con todo el desparpajo del mundo, sus responsables de gobierno se dirigen a los zaragozanos como si fueran tontos y tratan de convencerles de que van a bajarles el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles). Eso es una falacia», aseveran.. «La levísima reducción del índice de cobro introducida por Azcón y los suyos no compensa la subida automática del catastro, que debe aplicarse desde que otro derechista radical, Mariano Rajoy, introdujera en 2013 un incremento indiscriminado y brutal del valor de los inmuebles. El resultado es que las más de 500.000 familias zaragozanas pagarán en 2020, como mínimo, un 4% más por sus pisos y comercios», añaden.

Tal y como subrayan, la nueva regulación del principal tributo municipal «no introduce ni una sola medida de progresividad que ayude a equilibrar las desigualdades entre los contribuyentes». Podemos-Equo había propuesto una «rebaja generalizada» del cobro al índice mínimo del 0,40% sobre el valor del inmueble permitido por la ley estatal, así como colocar en 800.000 euros el umbral mínimo del valor de inmuebles a los que se les hubiera incrementado un 1,6% el impuesto «a grandes bancos y empresas que son los dueños de esos inmuebles». «La propuesta ha sido descartada por la derecha radical, con la inestimable colaboración de la Intervención municipal, que ha descartado las propuestas por supuestos defectos técnicos», agregan.

También ha descartado el interventor por cuestiones ‘técnicas’ la propuesta de rebajar el IBI en aquellos inmuebles en donde se instalaran sistemas de autoconsumo energético sostenible y no contaminante. «Es decir -según explican-, las nuevas ordenanzas propugnan un IBI más desigual y elimina la posibilidad de que ejerza como incentivo en la lucha contra la crisis climática».

«Eso sí, la derecha radical introduce una medida propuesta por Vox para la rebaja indiscriminada del impuesto igual para todas las familias numerosas, independientemente de que sus pisos valgan un millón de euros o 70.000. Como se ve, una medida de gran justicia social».

«Pero -en opinión del grupo- PP-Cs y Vox no se han conformado con perpetrar esas inadmisibles medidas en el principal impuesto que pagan las familias zaragozanas. Además de beneficiar a los grandes propietarios de inmuebles a los que no se les aplica un incremento extra del tributo, los mayordomos de la oligarquía zaragozana introducen también una reforma en el Impuesto de Actividades Económicas por la que se rebaja el tributo a grandes empresas de la ciudad a las que sirven, con facturación muy superior al millón de euros anuales».

Para Podemos-Equo, la aprobación de estas ordenanzas es una «muy mala noticia» para la ciudadanía zaragozana, «a la que no se le alivia nada la carga tributaria, al contrario, se le incrementa, mientras poderosos propietarios y grandes firmas empresariales ven rebajada su presión fiscal, lo que además implica una menor recaudación para las arcas municipales, algo que derivará en nuevos recortes en servicios e inversiones por parte del incapaz gobierno de Azcón y sus colegas».

22 octubre, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR