Falacias y manipulaciones

La derecha, la extrema derecha y algunos líderes del PSOE de la España profunda, ahora denominada España vacía (entre ellos, el Presidente de Aragón), son incansables en su acoso y derribo al Gobierno de España por ser de izquierdas. Claman contra el apoyo de Bildu (un partido democrático que ha condenado la violencia de ETA y del GAL y que cumple la Ley de partidos) a la toma en consideración del Presupuesto, pero ven lógico que Vox (referente español de partidos fascistas, ultracatólicos y filonazis europeos) apoyen gobiernos autonómicos y locales. Los diputados de Bildu y ERC son representantes democráticamente …

La derecha, la extrema derecha y algunos líderes del PSOE de la España profunda, ahora denominada España vacía (entre ellos, el Presidente de Aragón), son incansables en su acoso y derribo al Gobierno de España por ser de izquierdas.

Claman contra el apoyo de Bildu (un partido democrático que ha condenado la violencia de ETA y del GAL y que cumple la Ley de partidos) a la toma en consideración del Presupuesto, pero ven lógico que Vox (referente español de partidos fascistas, ultracatólicos y filonazis europeos) apoyen gobiernos autonómicos y locales.

Los diputados de Bildu y ERC son representantes democráticamente elegidos por ciudadanos del Estado español y es un éxito que se comprometan con la gobernabilidad del Estado, como cuando lo hacen el resto de representantes nacionalistas (PNV, JxCat, BNG). España es plural y esos partidos representan buena parte de la sociedad de sus CCAA.

Arremeten contra la nueva ley de educación, simplemente porque apoya tímidamente la escuela pública, derogando los aspectos más chirriantes de la Ley Wert:

  • Limita la cesión de suelo público a la construcción de Centros docentes públicos.
  • No va contra la enseñanza privada concertada, simplemente, se prohíbe la exigencia de pagos de cuotas en los colegios concertados.
  • No desaparece la asignatura de religión, simplemente, no cuenta para la nota media.
  • El castellano y las demás lenguas oficiales tendrán el mismo tratamiento que en todas las leyes de educación previas a la Ley Wert. Se trata de que el alumnado que goza del privilegio de vivir en una Comunidad Autónoma con más de una lengua oficial, se escolarizará y aprenderá ambas lenguas, en cumplimiento de la Constitución.

Por otro lado, la educación es competencia autonómica y las CCAA pueden apoyar la educación concertada, como ha declarado en repetidas ocasiones el Presidente de Aragón y ha ejecutado incrementando las partidas a ello destinadas en el proyecto de Presupuesto recientemente aprobado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies