La crisis del coronavirus provoca una caída en las afiliaciones a la Seguridad Social peor que en 2008

La estadística de afiliaciones a la Seguridad Social a último día del mes de marzo muestra un descenso brutal de las afiliaciones, en Aragón se registran 23.418 afiliaciones menos respecto al mes de febrero. CCOO Aragón apunta que la alta temporalidad y precariedad ha provocado que la crisis se haya agudizado.

desempleo crisis
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Las estadísticas conocidas hoy sobre las afiliaciones a la Seguridad Social a último día del mes de marzo expresan con más fiabilidad la evolución del empleo y la repercusión de la crisis provocada por el COVID-19. Como cabía esperar los datos en Aragón han sido “desastrosos”, como asegura CCOO Aragón, con 553.198 personas afiliadas a 31 de marzo, 23.418 menos que representan una pérdida del 4,06% respecto al mes de febrero. En el Estado español la disminución ha sido 833.979 personas afiliadas, que supone un descenso del 4,32%.

Los datos de desempleo registrados conocidos el pasado 2 de abril no recogen el impacto completo de esta crisis en el empleo al no recoger los y las trabajadoras afectadas por ERTES. Según estos registros el paro aumentó en Aragón hasta las 72.481 personas durante el mes de marzo, 5.509 más que en febrero que supone un incremento del 8,23%. En el Estado español se registraron 3.548.312 de personas desempleadas, 302.265 más que en febrero que equivale a un incremento del 9,31%. El desempleo interanual creció en 7.069 personas, un 10,81%, mientras que en el conjunto del Estado aumentó en 293.228 personas, un 9,01% más.

Los y las trabajadoras afectadas por ERTES continúan afiliadas a la Seguridad Social, por lo que no se contabilizan en el desempleo registrado (a pesar de recibir una prestación de desempleo). Asimismo, también son consideradas como ocupadas en la encuesta de población activa. En Aragón se han registrado hasta el pasado 8 de abril 5.721 expedientes de regulación temporal de empleo, que afectan a 51.724 personas. En el conjunto del Estado, según la información facilitada por el Ministerio de trabajo, se han solicitado más de 450.000 ERTES que afectan a más de tres millones de trabajadores y trabajadoras.

Buena parte del empleo destruido en marzo se debe a la finalización de los contratos temporales y los puestos de trabajo perdidos por despidos, individuales o colectivos, antes de la entrada en vigor del Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, lo que demuestra que muchas empresas han aprovechado la coyuntura para ajustar sus plantillas de forma más lesiva, en lugar de utilizar otros elementos de flexibilidad existentes como los ERTES cuya flexibilización fue acordada entre el Gobierno y los agentes sociales”, señalan desde CCOO que aseguran que resulta “evidente” que para todos estos trabajadores y trabajadoras despedidas, la decisión del Gobierno de limitar los despidos ha llegado tarde.

La elevada temporalidad y precariedad que introdujo la reforma laboral de 2012, como han venido denunciando desde hace años la gran mayoría de sindicatos, es la causa de que se destruya el empleo de forma masiva e incluso con una velocidad e intensidad mayor que en la crisis de 2008. “No haber podido derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral hará más difícil la recuperación futura y más precario el empleo que se genere”, apuntan.

Para CCOO Aragón la prioridad absoluta es combatir la crisis sanitaria y salvar vidas. Pero además de atender esta prioridad hay que tomar las medidas necesarias permitan hacer frente al brutal impacto económico y laboral que está teniendo esta crisis. “Los datos que hemos conocido hoy de las afiliaciones a la Seguridad Social son una clara muestra de que esta crisis está alcanzando cifras desconocidas hasta la fecha con el cierre completo de sectores económicos, cientos de miles de contratos suspendidos por los ERTES y de despidos individuales, muchos de ellos de trabajadores con contrato temporal que han perdido sus puestos de trabajo al haberse producido sus despidos antes de la entrada en vigor del Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo”, advierten desde CCOO Aragón.

Aunque desde este sindicato valoran positivamente las medidas sociales tomadas por el Gobierno, consideran necesario ampliar la protección a los y las trabajadoras y colectivos más vulnerables durante esta crisis, “colectivos que no pueden acceder a las prestaciones por desempleo y que al no entrar tampoco en la figura del ERTE no tienen ninguna garantía de recuperar su puesto de trabajo cuando finalice esta situación”. Por todo ello, desde CCOO plantean que se adopten las medidas necesarias para garantizar una renta mínima garantizada mientras dure este período excepcional y que llegue a todas las personas que carezcan de empleo, prestaciones o cualquier tipo de renta de subsistencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies