Política

La compra de 12 viviendas amplía el parque público de alquiler social en Zaragoza

Se trata de un edificio situado en el barrio Oliver, donde se garantizará una solución habitacional a las familias que actualmente ocupan el inmueble y a otras nuevas que obtendrán vivienda mediante criterios de adjudicación regulados
| 27 septiembre, 2018 13.09
La compra de 12 viviendas amplía el parque público de alquiler social en Zaragoza
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

El Consejo de Administración de Zaragoza Vivienda celebrado este jueves ha dado autorización al inicio del procedimiento de adquisición de un edificio de 12 viviendas situadas en el barrio Oliver que serán destinadas a alquiler social municipal. El Ayuntamiento valorará la oferta de venta de Bantierra del edificio que se encuentra en la calle Eva Duarte.

Con la adquisición de este inmueble el Consistorio cumple con una importante función social, ampliando su parque público de viviendas y dando respuesta a una situación de extrema vulnerabilidad que el equipo de Gobierno actual se encontró en 2015. Esta medida ha sido fruto del trabajo con las familias, los servicios sociales comunitarios, asociaciones vecinales, entidades como Stop Desahucios y la Asociación de Promoción Gitana.

Según ha explicado el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, “la larga intervención realizada en el inmueble supone poner de relieve que garantizar los derechos esenciales como el derecho a la vivienda y plantear la mediación frente a la judicialización de la pobreza, así como el trabajo comunitario y social son un camino alternativo a los desalojos”. Asimismo, también ha señalado que “esta acción cierra el paso al discurso minoritario e irresponsable de quiénes pretenden enfrentar a los vecinos y las vecinas entre sí y da un paso más hacia la convivencia”.

En 2013, el Ayuntamiento de Zaragoza a través de la Oficina Municipal de Vivienda, gestionada por Zaragoza Vivienda, comenzó a negociar con Bantierra la cesión de la estas 12 viviendas para que fueran destinadas a alquiler social. Este proceso se paralizó ya que las mismas fueron ocupadas por varias familias sin autorización de la entidad bancaria antes de la firma del convenio.

En octubre de 2015 -y después de distintos contactos-, las familias y Bantierra acudieron a la Oficina Municipal de Vivienda para solicitar mediación, evitando así su inminente desahucio, garantizar el suministro eléctrico y buscar soluciones alternativas a la ocupación sin título.

Zaragoza Vivienda satisface con esta medida un doble objetivo: social y de regeneración urbana. Por un lado, culmina las propuestas planteadas inicialmente en este proceso de mediación en el que se decidió con la propiedad y todas las partes el realojo de una gran parte de las familias en otras viviendas, y, al mismo tiempo continua con la adjudicación de las viviendas a unidades familiares por las vías de acceso existentes en lo que se trabajará en colaboración con el Centro Municipal de Servicios Sociales del Barrio Oliver.

La adquisición directa de un bien patrimonial es posible según dispone la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas, como una forma excepcional de adquisición cuando por las peculiaridades de la necesidad a satisfacer, las condiciones del mercado inmobiliario, la urgencia de la adquisición resultante de acontecimientos imprevisibles o la especial idoneidad del bien, lo justifique.

27 septiembre, 2018

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR