La Carrasca Milenaria de Lecina, escogida como Árbol Europeo del Año 2021

La Carrasca Milenaria de Lecina se ha proclamado este miércoles Árbol Europeo del Año 2021, siendo el primer árbol aragonés en ganar esta competición. Y lo ha hecho con 104.264 votos, batiendo el récord en la historia del concurso en el que competía contra otros 14 ejemplares europeos.

Carrasca Milenaria de Lecina, en Bárcabo, un pequeño municipio del Sobrarbe. Foto: © treeoftheyear.org

La decisión del jurado se ha conocido a través de una retrasmisión online. Vecinas y vecinos del municipio se han reunido en la plaza para conocer, y celebrar, el resultado.

El concurso Árbol Europeo del Año se celebra desde 2011. Organizado por la Environmental Partnership Association (EPA),  una agrupación de seis fundaciones de Bulgaria, República Checa, Hungría, Polonia, Rumania y Eslovaquia que apoyan proyectos enfocados a la protección del medio ambiente y la movilización de las comunidades locales, tiene como objetivo destacar los árboles antiguos como importante patrimonio natural y cultural.

El segundo premio ha sido para el candidato de Italia, el Plátano de Curinga, que ha contado con 78.210 votos. El tercero se ha ido a Rusia, el antiguo árbol sicomoro, con 66.026 votos.

Uno de los árboles monumentales más destacados de Aragón

Junto al casco urbano de Lecina, en el corazón del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara y del Parque Cultural del Río Vero y al sur de la comarca de Sobrarbe se encuentra uno de los árboles monumentales más conocidos y longevos del Alto Aragón: la carrasca de Lecina. Se estima una edad próxima a los mil años.

Se la conoce como Castañera de Carruesco debido al sabor dulce de sus bellotas. Sorprende por sus dimensiones: 16,5 metros de altura, 6,10 metros de perímetro del tronco y 28 metros el diámetro de su copa y sube una superficie de 615 m2.

Su singularidad radica en su morfología, en la espectacularidad de sus dimensiones y su vigor, además de su longevidad, ya que se considera milenario. Conocida y querida por los vecinos y vecinas, ha sido el escenario de eventos y pactos importantes.

También conocido como el árbol de las brujas, cuenta la leyenda que en los tiempos en los que las brujas poblaban la Sierra de Guara, bailaban y celebraban alrededor de la carrasca. Mil años después, sigue siendo la unión con las personas la causa de que la carrasca continúe en pie en este pequeño pueblo del Alto Aragón de 13 habitantes. Los vecinos la elegían y siguen eligiendo para sus celebraciones.

El lugar donde se encuentra también la hace especial, ya que se localiza en un paisaje “antropizado”, pero muy acorde con el entorno la acompaña, haciéndola protagonista en todo momento. Además, se encuentra rodeada de vegetación de carácter mediterráneo esclerófilo, dominado por encinares de sustrato básico y se localiza muy cercana al pueblo, rodeada de casas antiguas con murete de piedra alrededor y parcelas pequeñas de cultivos, como olivares.

Se encuentra en un Lugar de Interés Comunitario (LIC), en una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), dentro de la Red Natura 2000 y en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara. También dentro del Parque Cultural Río Vero.

Ahora, además de estar incluida en el Catálogo de Árboles Singulares de Aragón, y de ser elegida Árbol estatal 2021, también es Árbol Europeo del Año 2021.

"La carrasca es el emblema de Aragón, y el árbol que plantaron los 731 municipios aragoneses el 27 de junio como homenaje a las víctimas de la pandemia de COVID-19", ha recordado el Gobierno de Aragón. La DGA "estudia fórmulas que permitan las visitas, al tiempo que se salvaguarde la singularidad del árbol sobrarbense", han añadido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies