Política

La Cámara de Cuentas concluye que Aragón incumplió el objetivo de estabilidad presupuestaria en 2017

La Cuenta General de Aragón en 2017 refleja un presupuesto insuficiente para cubrir necesidades e imprevistos, además de incumplimientos graves en el procedimiento de contratación
| 15 julio, 2019 18.07
La Cámara de Cuentas concluye que Aragón incumplió el objetivo de estabilidad presupuestaria en 2017
Lambán durante su discurso del Diya d'Aragón. Foto: DGA

El Consejo de la Cámara de Cuentas de Aragón ha aprobado el Informe de fiscalización de la Cuenta General de Aragón 2017, una vez concluido el trámite de audiencia a la entidad fiscalizada. En concreto, la Cámara ha auditado 13 entidades que representan el 97% de un presupuesto de gasto de 5.831 millones de euros, el 96% del personal y el 86% del activo total.

Para hacer el trabajo, los auditores de la Cámara de Cuentas han revisado la contabilidad y las áreas de personal, contratación pública, gestión presupuestaria, endeudamiento y morosidad y han plasmado el resultado en una opinión sobre los estados financieros y en otra sobre el cumplimiento de la legalidad.

Con carácter previo a las opiniones de auditoría, en base a los datos analizados, la Cámara aporta una visión general sobre la situación económico-patrimonial. El órgano auditor llama la atención sobre su grave desequilibrio patrimonial debido a tres factores: endeudamiento financiero que, al cierre del ejercicio era de 8.553 millones de euros, saldo negativo de los fondos propios, por importe de 3.309 millones de euros y remanente de tesorería, también negativo, de 532 millones de euros, lo que evidencia la dificultad para cumplir con las obligaciones a corto plazo.

Estas cifras empeoran si se tienen en cuenta los ajustes identificados por la Cámara, que reducen los fondos propios hasta 3.633 millones de euros y el remanente de tesorería hasta 590 millones de euros. Ante esta realidad, si los ingresos no aumentan, Aragón necesitará seguir endeudándose para financiar el gasto corriente o bien reducir sus gastos en, al menos, 349 millones de euros.

Respecto a la auditoría económico-financiera de la Cuenta General, la opinión de la Cámara es favorable, en el sentido de que las cuentas anuales de las trece entidades auditadas expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de su situación financiera a fecha 31 de diciembre de 2017, así como de sus resultados económico y presupuestario.

El máximo órgano auditor también llama la atención sobre la valoración incorrecta de los activos que Aragón tiene para producir bienes y prestar servicios públicos, así como sobre la falta de información de gastos plurianuales. Entre estos compromisos futuros que no figuran contabilizados se encuentran las amortizaciones del préstamo procedente del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) 2017, los compromisos pendientes con Zaragoza Alta Velocidad por importe de 69 millones, con ARAMON, por 13,5 millones, con los centros de enseñanza concertada, por 150 millones de euros al año aproximadamente, y con el Estado por la deuda procedente del sistema de financiación de 2008-2009 que, en total, asciende a 495 millones.

En materia de personal, la Cámara de Cuentas de Aragón echa en falta el reflejo en las cuentas del compromiso retributivo con los funcionarios, por la devolución de la paga extraordinaria de 2012, por importe de 20 millones de euros y con el personal sanitario jubilado, en concepto de complementos de pensión, por importe de 15 millones.

Se incumplió el objetivo de estabilidad presupuestaria y de gasto

Por otro lado, la auditoría de legalidad realizada por la Cámara de Cuentas de Aragón constata que se incumplió el objetivo de estabilidad presupuestaria, al situarse su déficit en 332 millones de euros, 116 más del objetivo previsto fijado en el 0,6% del PIB. Respecto de la regla de gasto, la desviación fue del 3,2%, superior al objetivo del 2,1% fijado para dicho ejercicio. Ambos incumplimientos, obligan a Aragón a elaborar un Plan Económico-Financiero.

El Informe también destaca, como incumplimiento de legalidad, la insuficiencia del presupuesto inicialmente aprobado para hacer frente a la actividad de Aragón, por un importe de 272 millones de euros. No obstante, los mayores ingresos con los que contó finalmente en 2017 permitieron aprobar modificaciones presupuestarias, algunas fuera del ejercicio, por un importe de 253 millones. A pesar de ello, los auditores de la Cámara estiman que el gasto realizado en el ejercicio 2017 sin cobertura presupuestaria adecuada y suficiente alcanzó, al menos, la cifra de 37 millones de euros.

Se incumplió el procedimiento de contratación por un importe de, al menos, 211 millones de euros

La Cámara opina que se incumplió el procedimiento de contratación por un importe de, al menos, 211 millones, que fueron adjudicados sin expediente administrativo ni formalización de contrato. Tampoco se publicaron las licitaciones y adjudicaciones de sus contratos en la Plataforma de Contratación del Sector Público e incumplió la obligación de comunicar a la Cámara todos los contratos. Los auditores estiman que el gasto no comunicado ascendió a 448 millones. También se han detectado errores en los datos publicados en el Portal de Transparencia.

Ante todo ello, el máximo órgano auditor del sector público de Aragón concluye su informe con  recomendaciones al ente auditado, y ya ha remitido el mismo al presidente de Aragón y a las Cortes para su presentación y debate en pleno.

Documento: RESUMEN DIVULGATIVO DE LA CÁMARA DE CUENTAS

15 julio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR