La Alianza por la Emergencia Climática reivindica el tren como eje vertebrador del territorio en el Día Internacional del Cambio Climático

Ante el Día Internacional del Cambio Climático, la Alianza por la Emergencia Climática apoya las reivindicaciones planteadas en Aragón por un tren de calidad, público, intermodal, social, seguro, accesible, ecológico y sostenible que sirva como eje vertebrador del territorio y sus gentes

Concentración del pasado viernes en la Estación de Goya de Zaragoza. Foto: Alianza por la Emergencia Climática.

Coincidiendo con el día 24 de octubre, Día Internacional del Cambio Climático convocada por la Coordinadora Estatal por el Tren Público, Social y Sostenible se celebra este domingo en Madrid una gran manifestación con el lema ‘Por un tren que vertebre el territorio y enfríe el planeta’ y que ha culminado los múltiples actos que se han realizado la semana del 18 al 24 de octubre en todo el Estado.

En Zaragoza, la Alianza por la Emergencia Climática en Aragón ha querido este año celebrar el Día Internacional del Cambio Climático apoyando esta movilización y reivindicando un transporte público y de calidad y con dicho motivo apoyo la concentración realizada el pasado viernes 22 de octubre junto a la estación de Cercanías en la avenida Goya.

En Aragón “también estamos viendo como en otros lugares de nuestro país, la Alta Velocidad ha consumido grandes inversiones públicas y ha contribuido al aislamiento de infinidad de zonas rurales”, señala la Alianza. Opinan que esta concepción del transporte se aleja del papel de prestación de servicio público, de vertebración del territorio y de reequilibrio territorial que debe jugar el ferrocarril.

Esta progresiva disminución de trenes en los municipios tiene repercusiones importantes en la vida de las personas que viven en ellos y que necesitan desplazarse para acceder a servicios de primera necesidad como la educación, la sanidad o las consultas a profesionales de todo tipo. Una red ferroviaria descentralizada y accesible representa un instrumento indispensable para lograr una repoblación juvenil de las zonas vaciadas.

A todas estas repercusiones sociales se unen las repercusiones ambientales, dado que ante la la emergencia climática en la que nos encontramos, el modelo de transporte actual tiene unas repercusiones importantes en los gases efectos invernadero y en la contaminación del aire que provoca miles de muertes cada año como reconoce la OMS. “Sin embargo, vemos con preocupación los planes de los gobiernos estatales, autonómicos y locales que además del masivo cierre de líneas de trenes en todo el territorio nacional, amplían puertos y aeropuertos”, dice la plataforma ecologista.

Desde la Alianza por la Emergencia Climática proponen medidas como el rediseño de las ciudades y aglomeraciones urbanas para priorizar un sistema de movilidad basado en los desplazamientos a pie, en bicicleta, en tren y en otros modos de transporte público colectivo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies