La alcaldesa de Berga detenida por no descolgar la estelada del balcón del consistorio

La decisión de hacer caso omiso a los requerimientos de la Junta Electoral Central es fruto de un acuerdo aprobado en el Pleno del Ajuntament de Berga en septiembre de 2012

Montserrat Venturós levanta el puño a la salida del juzgado de Berga. Foto: @cupnacional.

La alcaldesa de Berga, Montserrat Venturós, era detenida a las siete y media de la mañana de este viernes en su domicilio particular, donde se presentaban los Mossos d’Esquadra, con el fin de trasladarla a los juzgados de la ciudad para declarar por haber mantenido la estelada colgada en el balcón del Consistorio durante las jornadas electorales del 27 de septiembre en el Parlament de Catalunya y del 20 de diciembre de 2015 en el Congreso español.

Venturós está acusada de un delito electoral por no cumplir la resolución de neutralidad en los símbolos. La alcaldesa permanecía detenida en los juzgados durante varias horas, hasta que finalmente le ha sido tomada declaración, para posteriormente ser puesta en libertad, en torno a las doce del mediodía.

La alcaldesa de Berga ha realizado declaraciones a la salida del juzgado, asegurando que desde la CUP entienden que "este es un ataque más del Estado español, un ataque absolutamente antidemocrático contra el pueblo catalán, y no solo contra las instituciones, sino contra todo el pueblo catalán". Venturós ha asegurado que la detención es "insultante", recordando que el hecho de mantener la bandera en el balcón respondía a un "mandato popular".

En el mismo sentido se ha manifestado el consistorio de Berga, desde el que recuerdan que la decisión de hacer caso omiso a los requerimientos de la Junta Electoral Central, de retirar la estelada del balcón del Ajuntament de Berga, respondía a la voluntad popular, pues se trataba de un acuerdo aprobado por Pleno en fecha de 6 de septiembre de 2012.

Concretamente en este Pleno se aprobó la moción presentada por la Asamblea Nacional de Catalunya de Berga (ANC Berga) en la que el Ajuntament de Berga se adhería a la campaña "Cuélgala y no la descuelgues hasta la independencia", consistente en la colocación de banderas esteladas en los balcones y edificios de Berga y en la colocación de forma permanente de la bandera estelada en lugares públicos y visibles de Berga, entre ellos al palo central de la fachada del edificio del consistorio.

Por su parte, desde la Candidatura d'Unitat Popular (CUP), han incidido en las formas de en las que se ha producido la detención de una representante electa, de madrugada, y sin previa explicación. No han dudado en calificar la detención como  “digna de los mejores tiempos de la represión franquista”, y fruto de un modelo de policía autoritaria que desde esta formación rechazan.

Desde la CUP han querido incidir en que “la detención llega al día siguiente de la formación del demofóbico y represivo gobierno español”, para continuar solicitando, como han hecho siempre, que la Consejería de Interior y los Mossos no acaten lo que consideran “órdenes políticas injustas y que tienen que ver, además, con el deseo de libertad del pueblo catalán. El consejero de Interior nos debe decir hasta cuándo continuará cumpliendo estas órdenes por más injustas, ilegítimas e ilegales que sean”.

“Nosotros elegimos hacer desobediencia, porque consideramos que es la herramienta más válida que tenemos delante de leyes y persecuciones judiciales injustas contra el proceso hacia la independencia, leyes y tribunales considerados injustos e ilegítimos por la mayoría del pueblo catalán. Nosotros estaremos, estaremos siempre, y llegaremos hasta las últimas consecuencias sin miedo. Porque sin desobediencia no habrá nunca independencia”, concluían desde esta formación en un comunicado.

Además, desde la CUP hacen un llamamiento a participar en las concentraciones en protesta por esta detención que ya hay convocadas, a las 19.00 horas, en decenas de poblaciones de los Paisos Catalans. Entre otras, hay concentraciones convocadas en Barcelona, Barcelona, ​Girona, Reus, Lleida, Tortosa, Figueres, Sort, Vilafranca del Penedès, Sabadell, Mataró, Palma y Pedreguer.

Por su parte, el gobierno municipal de Sabadell, integrado por la Crida por Sabadell y Esquerra Republicana de Catalunya, descolgaba este viernes la bandera española del consistorio como forma de protesta, ante la detención de Venturós.

Un gesto que era solicitado en el Ajuntament de Barcelona, y rechazado el cuarto teniente de alcalde, Jaume Asens, de Barcelona En Comú,asegurando que entrar en una guerra de banderas no lleva a ninguna parte. Asens se ha mostrado contundente con respecto a la detención de Montse Venturós, que ha calificado de un ataque contra la democracia, la libertad de expresión y la soberanía local "ante el que los demócratas no pueden quedarse de brazos cruzados".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies