IU lleva al Congreso español la propuesta alternativa al proyecto de Fomento de la variante de Chaca

La formación política registra una batería de preguntas sobre la variante de la carretera N-330 y el proyecto de unión de la A-21 con la A-23 en el término municipal de Chaca

Foto: IU Altoaragón

Izquierda Unida Altoaragón ha trasladado a su grupo en el Congreso español una batería de preguntas relativas a la situación actual de la variante norte de la carretera N-330 a su paso por Chaca y sobre el proyecto de unión de la A-21 con la A-23 en el citado término municipal, proyectado inicialmente para esa misma zona de la ciudad.

Cabe recordar que en el barrio del norte de Chaca, a finales de los años 90 y primeros años del 2000, se finalizaron diversas obras de urbanización de viales y construcción de viviendas unifamiliares, “alguna de las cuales se encuentra a escasos 20 metros de la actual variante de la ciudad sin más protección que un simple guardarraíl”.

Además, la variante se encuentra en una cota superior a los viales y a la entrada de las viviendas, “lo que ocasiona junto a importantes problemas de contaminación acústica, posible afecciones a la seguridad de los bienes y los residentes como consecuencia del intenso paso de vehículos”, incluido camiones de los muchos que ahí circulan dirección a Francia o de entrada al Estado español.

El coordinador de IU Altoaragón, Miguel Aso, señala que una parte importante de los vecinos y vecinas de Chaca se encuentran reivindicando que se solucionen los problemas anteriormente descritos de la actual variante y que no transcurra por el norte del municipio la unión de la A-21 con la A-23, “porque conllevaría afecciones a la orografía y a la ciudadanía, al futuro desarrollo de Jaca en esa dirección, tendría un impacto importante tanto en la huerta de Jaca como sobre el Camino de Santiago y además, entienden que hay alternativas con una menor afección a la ciudad y a los vecinos y vecinas”.

Aso, que mantuvo un encuentro con vecinos y vecinas de la localidad, destaca que “las movilizaciones no se han quedado solo en protesta, sino que han dado lugar a realizar una propuesta seria de cambio de trazado de la autovía” cuyas afecciones podrían ser un posible retraso de obras y cuya ventaja sería una menor impacto ambiental, ciudadano y de ordenación territorial para Chaca.

Por su parte, la Coordinadora local de IU en Chaca, Conchi Acín, explica que se ha solicitado información a Fomento, entre otras cosas, porque la construcción de la variante que une la A-21 con la A-23 “no cuenta con el respaldo ciudadano y debe ser sometida a la máxima transparencia y participación, pues creemos que este debate debe abrirse antes de comenzar cualquier actuación”.

Ante esta situación, IU pregunta al Gobierno español si considera que la actual N-123 a su paso por el barrio norte de Chaca es en la actualidad segura y sin afecciones significativas al ruido para laspersonas residentes, y le pide que informe si va a adoptar medidas para mejorar la seguridad ciudadana y reducir afecciones al ruido, tal como pueden ser la colocación de pantallas mediante muros prefabricados.

Por último, en relación a las propuestas de cambio de trazado de la unión de la A-21 con la A-23, Izquierda Unida pregunta al Gobierno español si el proyecto actual es la mejor alternativa para la ciudad y sus residentes, el patrimonio, el medio natural y el futuro desarrollo urbanístico de Chaca hacia el norte y si piensa estudiar, tal y como se ha solicitado, una alternativa por el sur.

Sobre este último punto, IU defiende esta propuesta porque “como se ha dicho, contempla menores afecciones a la ciudad, a sus residentes, así como plantea menores afecciones al paisaje, a los cultivos, y al patrimonio”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies