Irán responde al asesinato de Soleimani atacando con misiles dos bases de EEUU en Irak

La bases aéreas iraquíes de Al Asad e Irbil, que albergan tropas estadounidenses, han sido atacadas en la madrugada de este miércoles con misiles lanzados por Irán en respuesta al asesinato del general iraní Qasem Soleimani, fallecido en un ataque estadounidense en el aeropuerto de Bagdad, en el que también murieron el 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), Abú Mahdi al Muhandis, y varios milicianos iraquíes y militares iraníes.

Irán
Foto: Al Jazeera News

La Guardia Revolucionaria de Irán ha asumido la autoría de los ataques con misiles, y ha advertido a Estados Unidos de que "cualquier nuevo acto" o "más movimientos y agresiones" generarán "respuestas más dolorosas y aplastantes". Por su parte, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, ha calificado el ataque de "medida proporcionada de autodefensa".

El Líder Supremo de Irán, Alí Jamenei, ha asegurado que el ataque contra dos bases con presencia estadounidense en Irak "no es suficiente" venganza y que es necesario expulsar a las tropas de ese país de la región de Oriente Medio. "Se les dio una bofetada pero tal acción militar no es suficiente, la presencia corrupta de EEUU debe terminar", ha subrayado en un discurso televisado.

Mohamad Baqerí, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes, ha advertido que este ataque "solo es una pequeña muestra de las capacidades de las Fuerzas Armadas de la República Islámica". En este sentido, Bagerí ha señalado que es el momento de que las autoridades estadounidenses "se den cuenta de las capacidades de Irán y retiren a las fuerzas de su Ejército terrorista de la región lo antes posible".

La advertencia contra Estados Unidos, país al que se han referido como "Gran Satanás" y "régimen sanguinario y arrogante", se extiende también "a todos sus aliados", según un comunicado que ha recogido la agencia de noticias Tasnim.

El Pentágono ha confirmado el ataque, efectuado con "una docena de misiles" asegurando que "está claro que los misiles han sido lanzados desde Irán". En un comunicado, el Departamento de Defensa indica que "ha tomado todas las medidas apropiadas para salvaguardar" a su personal y han estado en "alerta máxima". Asimismo, ha precisado que, según se evalúe la situación, se tomarán "todas las medidas necesarias para proteger y defender al personal de Estados Unidos".

Por su parte, Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, ha asegurado que "todo está bien" tras el ataque, al tiempo que ha informado de se estaba llevando a cabo "la evaluación de víctimas y daños". "¡Hasta aquí todo bien!", ha insistido. De forma paralela, ha expresado que Estados Unidos tiene "el Ejército más poderoso y bien equipado en cualquier parte del mundo, con diferencia".

La Cámara de Representantes del Parlamento iraquí aprobó el pasado domingo una moción en respuesta al ataque contra Soleimani que exige la expulsión de las fuerzas militares estadounidenses y tropas extranjeras de Irak. La moción incluye la firma de 170 diputados chiíes y supone poner fin al acuerdo para combatir al Daesh (Estado Islámico) con el argumento de que el grupo yihadista ha sido derrotado en Irak. Los parlamentarios de los bloques suní y kurdo se ausentaron de la sesión.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies