IDL ofrece 22 días por año trabajado, una propuesta “insuficiente” para la plantilla

El objetivo del personal de IDL es “recolocarse dentro del sector” pese a que se encuentra en una situación compleja debido a la crisis mundial de materiales

IDL
Comparecencia del Comité de Empresa en las Cortes de Aragón. Foto: Cortes.

Este lunes finalizó el plazo de negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) entre la representación sindical y la dirección de IDL. Casi 200 personas perderán su empleo de la subcontrata de Stellantis (OPEL-PSA) en Figueruelas.

La oferta final de la compañía para los despidos es de 22 días por año trabajado con un máximo de 12 meses, lo que se traduce en algo menos de 20.000 euros para cada trabajadora y trabajador. El Comité de Empresa ha valorado esta propuesta como “insuficiente” por lo que la dirección ha emplazado a la plantilla a una nueva reunión este miércoles para plantear una nueva oferta. Aún podría alargarse la negociación unos 15 días más para cerrar una cuerdo definitivo.

El objetivo del personal de IDL es “recolocarse dentro del sector” pese a que se encuentra en una situación compleja debido a la crisis mundial de materiales.

El Gobierno de Aragón también se encuentra en el punto de mira del Comité de Empresa de IDL y este martes ha participado en la Comisión de Comparecencias y Derechos Humanos de las Cortes de Aragón para informar sobre la situación de la plantilla.

Durante su intervención la presidenta del Comité de Empresa, Griselda Ramón y el secretario, Jorge Bugeda, ha relatado todo lo ocurrido durante los últimos años en la empresa. Al llegar a la actualidad han señalado que la oferta de la empresa era dar un incentivo para la plantilla que aceptara trabajar fuera de Zaragoza, que serían 2 salarios base más 600 euros de ayuda de alquiler. "El comité pregunto qué cuantas personas de la plantilla se habían interesado por las vacantes ofrecidas, su contestación 8 personas, para el puesto de Zaragoza, 8 personas de una plantilla de 184", señalaban este martes.

Además, han denunciado que "la empresa no ofrece nada más, no nos lanza una nueva propuesta de indemnización, sigue con los 22 días a 12 mensualidades, y este comité y la plantilla seguimos con nuestro derecho de seguir adelante con el despido improcedente".

El comité entiende que lo que oferta la empresa, "es un insulto para todos, 20 días te los concede la ley, y queremos recordar que aún nos quedaban 2 años de contrato con Opel".

Sobre su presencia en las Cortes de Aragón, el Comité de Empresa señala que "estamos hoy aquí, porque queríamos que fueran conocedores, hasta el día de hoy, de la situación por la que estamos atravesando las casi 200 familias y como estas dos multinacionales han tratado a sus trabajadores y mucho nos tememos, que esta actuación no será un hecho aislado de la precariedad laboral que tenemos hoy en día en Aragón".

El pasado mes de octubre, la presidenta del Comité de Empresa, Griselda Ramón explicaba que desde que comenzó el conflicto han pedido “al Ejecutivo aragonés que se implique en la resolución de nuestra situación laboral y que se aseguren de que algo así no vuelva a suceder", porque "dan subvenciones a grandes empresas como IDL o Stellantis, que luego nos dejan en la calle".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies