Movimientos

HU-Entiende LGTB+ alerta que hay unas 70.000 personas infectadas por virus de la hepatitis C que no lo saben

Ante esta problemática, el mencionado colectivo lleva a cabo un programa de prevención e información desde el año 2017 en la población LGTB. El perfil mayoritario ha sido de hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres y de mujeres trans y hombres que ejercen el trabajo sexual.
| 26 julio, 2019 18.07
HU-Entiende LGTB+ alerta que hay unas 70.000 personas infectadas por virus de la hepatitis C que no lo saben
Foto: 99 Health Plus (CC)

Con motivo de la conmemoración del Día contra la Hepatitis, el colectivo HU-Entiende LGTB+ se quiere sumar a la Alianza para la Eliminación de las hepatitis víricas en el Estado español (AEHVE) para recordar que el diagnóstico precoz «debe ir acompañado de una atención integral que se adapte a las necesidades y especificidades de la comunidad LGTBI».

Según la AEHVE, en el Estado español existen unas 70.000 personas infectadas por virus de la hepatitis C (VHC) que no lo saben. Asimismo, un estudio de Grupo de Estudio del SIDA de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Gesida) asegura que la prevalencia de la coinfección por hepatitis C en personas con VIH se reduce más del 60% gracias a los nuevos antivirales, pero los hombres homosexuales son el subgrupo que más crecimiento experimenta dentro de los resultados de este estudio. En la zona de Uesca durante 2018 se detectaron 101 nuevos casos siendo algunos de ellos agudos.

Ante esta problemática, el mencionado colectivo lleva a cabo un programa de prevención e información desde el año 2017 en la población LGTB. El perfil mayoritario ha sido de hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres y de mujeres trans y hombres que ejercen el trabajo sexual.

«Sabemos que  los hombres gais y bisexuales que practican el fist-fucking y aquellos que usan drogas en sus relaciones sexuales (chemsex) son especialmente vulnerables a la hepatitis C», aseveran. En las  campañas llevadas a cabo por HU-Entiende LGTB+ se informa de las consecuencias y la prevención y la necesidad de realizarse la prueba.

Este colectivo ve «imprescindible» que el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C contemple acciones específicas para la comunidad LGTBI, la formación en diversidad sexual del personal sanitario y «otras acciones que reduzcan las vulnerabilidades que nos afectan frente a las hepatitis». «Es esencial incidir en el apoyo a las entidades comunitarias que están haciendo trabajo de sensibilización, información y prevención de nuestro colectivo. Otra medida a tener en cuenta es promover la vacunación de la hepatitis A y B», concluyen.

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis viral es una inflamación del hígado causada por uno de los cinco virus de la hepatitis, llamados tipo A, B, C, D y E.

La hepatitis A y la E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados. Las hepatitis B, C y D se producen de ordinario por el contacto con humores corporales infectados. Son formas comunes de transmisión de estos últimos la transfusión de sangre o productos sanguíneos contaminados, los procedimientos médicos invasores en que se usa equipo contaminado y, en el caso de la hepatitis B, la transmisión de la madre en el parto o de un integrante de la familia al niño o la niña, así como el contacto sexual.

La infección aguda puede acompañarse de pocos síntomas o de ninguno; también puede producir manifestaciones como la ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, fatiga intensa, náuseas, vómitos y dolor abdominal.

El 80% de las personas que viven con hepatitis no tiene acceso a los servicios sanitarios básicos 

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado por la revista especializada Lancet Global Health, si se invirtieran 6.000 millones de dólares anuales para erradicar la dolencia en 67 países de pequeños y medianos ingresos, se evitaría la muerte prematura de 4,5 millones de personas de aquí al año 2030, fecha para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y hasta 26 millones después de ese año.

A juicio de la OMS, Para que la hepatitis viral deje de ser una amenaza de salud pública en esos 67 países, harían falta 58.700 millones de aquí al 2030, lo que reduciría las nuevas infecciones en un 90% y las muertes en un 65%.

“En la actualidad, el 80% de las personas que viven con hepatitis no tiene acceso a los servicios sanitarios básicos que necesitan para prevenirla, diagnosticarla y tratarla”, ha asegurado el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En 2016, sólo el 10%, unos 27 millones, de las personas con hepatitis B sabían que estaban infectadas, y solo el 17% de estas, alrededor de 4,5 millones, recibían tratamiento. En 2017, solo el 19%, en torno a 13,1 millones, de las personas con hepatitis C sabían que estaban infectadas, y solo el 15% de estas, aproximadamente dos millones, recibieron tratamiento curativo ese mismo año. En general, entre 2014 y 2017, cinco millones de personas han recibido tratamiento curativo para la hepatitis C.

26 julio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR