Hoy se celebra el Día internacional por los derechos sexuales y reproductivos

Además de la movilización masiva de las 19.00 horas en Zaragoza para exigir un nuevo sistema centrado en los derechos sociales y democráticos, hoy 28 de septiembre, la ciudadanía aragonesa está llamada a celebrar el Día internacional por los derechos sexuales y reproductivos en una concentración que tendrá lugar en la capital aragonesa a las 18.00 horas en la plaza de España. A su vez, en multitud de ciudades de América Latina y Europa la ciudadanía tomará las calles para reivindicar el derecho a vivir libremente en todos los ámbitos, laboral, familiar, social y sexual. La Asamblea Feminista de Zaragoza, convocante …

Foto: FotogrAcción
Foto: FotogrAcción
La Asamblea Feminista hace un llamamiento a participar en la concentración por los derechos sexuales y reproductivos. Foto: FotogrAcción

Además de la movilización masiva de las 19.00 horas en Zaragoza para exigir un nuevo sistema centrado en los derechos sociales y democráticos, hoy 28 de septiembre, la ciudadanía aragonesa está llamada a celebrar el Día internacional por los derechos sexuales y reproductivos en una concentración que tendrá lugar en la capital aragonesa a las 18.00 horas en la plaza de España. A su vez, en multitud de ciudades de América Latina y Europa la ciudadanía tomará las calles para reivindicar el derecho a vivir libremente en todos los ámbitos, laboral, familiar, social y sexual.

La Asamblea Feminista de Zaragoza, convocante de la concentración, recuerda que "los derechos sexuales y reproductivos son los que toda persona tiene para decidir con quién, cuándo y cómo tiene, o no, hijos y relaciones sexuales. Lo que integra el derecho de la mujer a tener control respecto de su sexualidad, incluida su salud sexual y reproductiva y a decidir libre y responsablemente sin verse sometida a coerción, discriminación o violencia. Suponen unas relaciones igualitarias entre las personas del sexo sean mujeres, hombres o personas transexuales y garantizan la integridad de todas las personas y el respeto mutuo, asumiendo de manera compartida, las responsabilidades y consecuencias que se deriven de sus comportamientos sexuales".

Por ello, hoy 28 de septiembre de 2013, en el día internacional por los derechos sexuales y reproductivos, la Asamblea Feminista de Zaragoza exige el "reconocimiento de las mujeres como sujetos autónomos, con capacidad moral para emitir nuestros propios juicios y tomar decisiones sobre los dilemas que se pueden presentar en la vida, como seres sexuados, y respecto a nuestra maternidad".

La Asamblea Feminista rechaza "la criminalización y culpabilización que se pretende llevar a cabo de las mujeres que abortan, deciden ser madres o no y con quien nos acostamos con la reforma del gobierno del PP con Gallardón a la cabeza, con el beneplácito y financiación de la derecha más rancia y arcaica del Estado español y la 'bendición' de la Iglesia Católica".

"Denunciamos -añade la Asamblea- la mentira de la crisis económica y la brutal ofensiva ideológica con la que se pretende volver a responsabilizar en exclusiva a las mujeres de la reproducción social y del equilibrio emocional en el marco de la familia tradicional, profundizando así en la ya mermada brecha de la división sexual del trabajo además de volver a tiempos del pasado cuestionando los derechos de que las mujeres ya habíamos logrado superar. Imploramos el derecho y el poder de las mujeres a decidir sobre nuestra propia vida, nuestro cuerpo y nuestra sexualidad, en el seno de la familia o fuera de ella, así como en otras formas comunitarias alternativas o en las parejas heterosexuales más equitativas, porque el principio de igualdad no es homogeneizar los cuerpos, sino que recoge la diferencias de necesidades de los mismos, y esta es una de ellas".

Esta Asamblea demanda "el concepto de diversidad en el marco de las relaciones sexuales así como la vivencia plena de las mujeres de su placer, del deseo, de sus cuerpos, de las sexualidades, de sus vidas, su autonomía y libertades. La posibilidad de gestar y cuidar lleva implícito el derecho de decidir ser madre o no y cómo y cuándo serlo. Y para ello exigimos que ni la sociedad, ni las iglesias se inmiscuyan en dichas decisiones".

En este sentido, reclaman "la desvinculación del binomio reproducción-sexualidad y queriendo romper con esquemas totalitarios y heteronormativos de la sexualidad al servicio del poder y elegimos poder disfrutar de una sexualidad sana basada en la libertad, la autodeterminación y el respeto a las diferentes opciones sexuales e identidades de género y otros cuerpos no normativos".

La Asamblea Feminista de Zaragoza muestra su "más unánime apoyo y reconocimiento público de todas las personas a formar su propia familia; homoparentales, transexuales, monomarentales, heterosexuales y a que exigiendo que se respeten y no se discrimine a nadie por su elección y composición familiar" y reivindica "un aborto libre, seguro, gratuito y en la sanidad pública". "El aborto debe regularse como un derecho, y por lo tanto debe dejar de estar tipificado como delito dentro del código penal. Derecho a decidir tener hijos o no tenerlos y cuándo tenerlos, garantizando el acceso de las personas a métodos efectivos de anticoncepción y de libre elección" apostilla.

"Denunciamos públicamente -incide la Asamblea- que el Ministerio de Sanidad no financie todos los métodos anticonceptivos y este dejando fuera de la cobertura métodos de última generación. Defendemos el mantenimiento de la cobertura pública de la píldora del Día Después. Denunciamos que los avances científicos en materia de salud sexual y reproductiva se pongan al servicio del modelo hetero-patriarcal, motivando con ello una clara discriminación para otros colectivos".

Para finalizar, esta Asamblea quiere que se garantice "el aprendizaje de una sexualidad libre y responsable en el sistema educativo público, incluyendo en los programas de educación afectivo-sexual una perspectiva de género donde también se contemple el respeto a la diversidad, la igualdad. Y además, queremos que los derechos sexuales y reproductivos sean de dominio público, ya que en ellos se recogen todo lo anteriormente resumido y como tales además son derechos humanos que hay que respetar y por lo tanto todas las personas deberían tener conocimiento de los mismos y el Estado tiene la obligación de de garantizar, mediante los recursos y servicios necesarios, la aplicación de los mismos".

Nos están dejando sin derecho a vivir libremente

Por su parte, la Secretaría de la Mujer de CGT recuerda que cada día se realizan 55 mil abortos inseguros en el mundo, el 95 por ciento en países en vías de desarrollo, los cuales son responsables de una de cada ocho muertes maternas. "En el Estado español, el Partido Popular está dispuesto a seguir con su propuesta de cambiar la Ley de Salud Sexual y Reproductiva a finales de octubre. Gallardón ha afirmado en varias ocasiones que una menor no puede abortar sin permiso paterno y que va a endurecer los supuestos por daños físicos o psíquicos a la madre".

"Este gobierno quiere convertir lo poco que tenemos y que hemos conseguido tras años de lucha en una de las leyes más retrógradas de Europa. No hablan de formación, ni de prevención, temas pendientes y muy importantes" denuncia la Secretaría de la Mujer de CGT.

"A nivel de Sanidad -continúa CGT- ya han reformado el tema de la reproducción asistida: las mujeres solteras o casadas con otras mujeres no tienen opción a inseminarse, has de estar casada con un hombre. Ahora quieren reformar la actual Ley de Salud Sexual y Reproductiva. Paso a paso vemos como el PP va moldeando la figura de la mujer del siglo XXI: Mujer sumisa, buena y cristiana. Como ya hicieron en los años 60".

CGT asegura que defenderá la libertad de las personas en todos los sentidos. "Abortar es la última opción que le queda a la mujer que no quiere seguir con el embarazo. Es una decisión personal, a veces compartida y siempre dolorosa. Pero es un derecho que tenemos las mujeres sobre nuestro cuerpo: Elegir nuestra maternidad libremente. Nadie, ni la Iglesia que nos culpabiliza, ni el Estado que nos reprime debe obligarnos a tener hijas e hijos por ser mujeres y porque consideran que esa es nuestra función" apostilla el sindicato.

En este sentido, CGT convoca a todas las personas "que se sientan afectadas con estos recortes a que muestren su repulsa, ya no sólo contra la reforma de la ley del aborto, sino también contra su modelo de familia y de sexualidad, monoparental, patriarcal y retrógrado, que legitima la violencia hacia las mujeres y los cuerpos de las personas sin reconocer todas las formas de sexualidad posibles" y a reivindicar "un derecho a decidir libre de prejuicios y convenciones sociales, por el derecho a una educación sexual. Contra la represión de los cuerpos y de las decisiones de las mujeres".

Por la libre decisión de las mujeres en la Interrupción Voluntaria del Embarazo

Izquierda Unida de Aragón rechaza frontalmente la propuesta de reforma de la Ley de Interrupción Voluntaria de Embarazo (IVE) anunciada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. “No sólo rechazamos cualquier paso atrás en esta normativa sino que proponemos y defendemos ampliarla, de tal manera que exista mayor libertad y protección de un derecho que consideramos fundamental para las mujeres, como es el que permite decidir sobre nuestro propio cuerpo y nuestras vidas”, señala Paloma Lafuente, responsable de Políticas Sociales e Igualdad de IU Aragón.

Por ello, exige la despenalización total del aborto y una regulación que tenga como eje el derecho de las mujeres a decidir libremente si desean o no ser madres y en qué momentos de sus vidas. Una regulación que dé respuesta a la realidad del aborto en nuestro país y que la prestación se proporcione dentro de la red sanitaria pública, garantizando la universalidad de la misma.

“Del mismo modo, criticamos que el gobierno del PP excluya a algunas ciudadanas de derechos fundamentales, como lo refleja la decisión de dejar de financiar desde la sanidad pública la reproducción asistida a mujeres solas o lesbianas”, denuncia Lafuente para aseverar que “esto supone negar determinadas oportunidades y derechos a quienes no se lo pueden pagar”.

Por ello, IU reclama que se garantice que todas las mujeres que quieren ser madres, lo puedan ser para recordar que, según el artículo 14 de la Constitución, “nadie podrá ser discriminado por razón de sexo o condición personal y social”, es decir, garantiza el acceso igualitario a las prestaciones sanitarias públicas.

Para Lafuente, el Partido Popular aplica, además, “una doble moral”, al excluir, por otro lado, del Sistema Público de Salud el acceso a métodos anticonceptivos fiables, seguros, gratuitos y como prestación universal y recortan los planes de formación en educación sexual y prevención de embarazos no deseados y de una buena planificación familiar”. En este sentido, IU reivindica la obligatoriedad de planes de educación afectivo-sexual en los planes de estudio reglados, de manera integral y desde los primeros ciclos formativos en la enseñanza pública. “Unos planes libres de estereotipos sexistas y bajo un prisma reconocimiento de la pluralidad de las diferentes formas de vivir las relaciones que difieren del modelo tradicional de familia”, concluye Lafuente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies