Economía

Hipotecados por querer estudiar: A vueltas con el Préstamo Renta Universidad en Aragón

Patricia, María y Diego son tres jóvenes aragoneses con una cosa en común: solicitaron unas Becas Renta Préstamo Universidad para realizar un máster tras finalizar sus respectivas carreras universitarias
| 11 febrero, 2016 18.02
Hipotecados por querer estudiar: A vueltas con el Préstamo Renta Universidad en Aragón

Todo empezó en 2007. El gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero aprobó una Línea de Crédito gestionada a través del ICO y dependiente del Ministerio de Educación, para aquellos estudiantes que deseasen cursar un máster oficial.

Los préstamos se concedían a través de entidades financieras, de las cuales el Banco Santander gestionó la mayoría de ellos. En la primera convocatoria, 2007/8, las condiciones eran muy beneficiosas para los universitarios. Los créditos se daban a un interés del 0% y si el beneficiario no superaba, después de un periodo de carencia, una renta anual superior a 22.000 euros, la devolución se iba posponiendo hasta que expiraba a los 15 años.

Las condiciones fueron endureciéndose en las convocatorias siguientes, hasta llegar a la última, la más restrictiva, la del 2010/11. Ese año se suprimió la condición de los 22.000 euros y se introdujo un interés fijado por el ICO.

El problema estalló debido a la crisis. La tasa de desempleo se disparó en nuestro país (que actualmente alcanza 25%), y atacó especialmente a la gente joven (47%), lo que hace que muchos de los solicitantes no pudieran hacer frente a la devolución del préstamo cuando les llego el momento de pagarlo. Estimaciones hechas por la Plataforma de Afectados por el PRU, el número de jóvenes en esta situación de impago asciende a más de 1000 personas en todo el Estado español.

Diego, Patricia y María, que pidieron la beca en diferentes periodos, ahora se encuentran en situación de desempleo o realizando trabajos precarios y esporádicos, lo que no les permite devolver las cuotas y, por consiguiente, el banco les amenaza con introducirles en una lista de morosos. «No es que no queramos devolver lo prestado, pero dada la situación actual no podemos permitírnoslo. De hecho, cuando pedimos el préstamo, pensamos que nos daría la posibilidad de mejorar profesionalmente y poder devolverlo sin problema. Sin embargo, el choque con la realidad nos ha demostrado que no es así, que casi ni tenemos trabajo decente ni perspectiva de tenerlo”, declara Patricia, que hizo un Master en Geología, y trabaja de promotora en supermercados cuando la llaman.

La Plataforma está de acuerdo en esta observación. Todos los afectados se encuentran en situaciones límite, la mayoría vive con sus padres y no tienen trabajo estable y, menos aún, con un nivel de renta que les permita afrontar las cuotas. La lucha de esta plataforma ha sido contactar con los bancos, el ministerio y el ICO, para dar alguna solución a este problema, pero ninguno de los tres se quiere hacer responsable.

Además, el hecho de no pagar, se une a las condiciones de comisiones de demoras que imponen los bancos. Como María, que pudo realizar un Máster en Relaciones Internacionales, señala: “Yo pensé que con el master y hablando varios idiomas, podría encontrar trabajo. No sólo no es así si no que llevo más de dos años en paro. Ahora que me han empezado a cobrar las cuotas, se me suman los intereses de demora, con lo que mi préstamos se hará una bola gigante que, incluso si encuentro algún tipo de trabajo en el futuro, podré sin seguir asumir”.

“En Aragón se estima que la tasa de paro juvenil está cercana al 50% por lo que tienen que existir muchos más afectados que nosotros tres”, declara Diego, cuyo máster en Investigación y Estudios Avanzados en Historia no le ha reportado ningún trabajo estable hasta el momento. “Les invitamos a que se unan a nuestro grupo de Aragón y que vayan siguiendo lo que se va haciendo en la plataforma estatal. Sólo uniéndonos y haciendo visible este drama podremos conseguir que se nos revisen los contratos y se nos pueda dar algún tipo de solución”.

Más información:
11 febrero, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR