Economía

Heraldo de Aragón presenta un ERE para despedir al 20% de su plantilla mientras está inmerso en una estrategia de expansión

El periódico de cabecera del Grupo Henneo, que también mantiene un conflicto indefinido con la plantilla de Chip Audiovisual, presentó el pasado viernes un ERE para la extinción de 20 contratos de trabajo. Y lo hace, inmerso en una estrategia de expansión. El APA y el Colegio Profesional de Periodistas manifiestan su "profunda inquietud y malestar" y expresan su "total apoyo" a la plantilla.
| 2 julio, 2019 12.07
Heraldo de Aragón presenta un ERE para despedir al 20% de su plantilla mientras está inmerso en una estrategia de expansión
Imagen: @ComiteHeraldo

Heraldo de Aragón Editora, S.L.U, periódico de cabecera del Grupo Henneo, presentó formalmente el viernes 28 de junio un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para la extinción de 20 contratos de trabajo. Según informa el comité, la empresa prevé también sumar a este número, que representa el 20% de su actual plantilla formada por 110 trabajadores y trabajadoras, a otros seis periodistas que en este momento se encuentran en situación de excedencia forzosa, algunos de los cuales podrían volver en los próximos días o semanas.

Este procedimiento de despidos colectivos fue comunicado el viernes -aprovechando el inicio de las vacaciones de verano- al comité de empresa en la reunión que estos mantuvieron con los representantes de la compañía. Ese día se abrió el preceptivo periodo de consultas al que obliga la ley en estos casos, que durará un máximo de 30 días. Durante la reunión, la empresa justificó el ERE aludiendo que las causas que motivan este expediente son económicas, productivas y organizativas.

La representación de las y los trabajadores mostraron su total rechazo a la medida planteada por la empresa por no entenderla en un contexto en el que el grupo Henneo está inmerso en una estrategia de expansión, que lo ha llevado a comprar en los últimos años medios de comunicación como 20 Minutos, La Información, Diario del Altoaragón y Cinemanía, entre otros. También porque considera “inasumible” que la empresa pretenda recortar los gastos de la sociedad atacando al empleo para rebajar los costes de personal, “cuando las y los trabajadores vienen de una época no precisamente boyante y perdiendo poder adquisitivo (entre un 19% y un 30% en estos últimos años)”, añade el comité en un comunicado.

“Todo esto ya lo sabe la dirección porque esta no es la primera vez que pone sobre la mesa medidas de esta índole”, continúa para explicar que desde finales del pasado año la compañía ha planteado por dos veces la rebaja salarial, pretensión que ha sido rechazada en las dos ocasiones por la representación de las y los trabajadores. Desde el comité “se hicieron propuestas menos traumáticas para la plantilla que pudieran ayudar, al mismo tiempo, a la empresa a recuperar su equilibrio financiero: bajas incentivadas, prejubilaciones, una rebaja salarial vinculada a un descenso de la jornada, la negociación de un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), que la empresa consideró inviables”.

En aquel momento, se aseguró que “era imposible organizar y editar un periódico como Heraldo, manteniendo su calidad, contenidos, prestigio corporativo y marca, con menos trabajadores en la redacción (la reducción de la jornada suponía aproximadamente una veintena de días de fiesta más al año)”. Por eso, desde el comité afirman que “sorprende y no se entiende” que ahora la empresa plantee el despido de 20 trabajadores cuando hace escasamente tres meses no se podía prescindir de ellos dos días al mes.

En este momento en la sociedad Heraldo de Aragón Editora S.L.U. están integrados todos los profesionales de redacción (periodistas tanto de papel como del digital y redes; fotógrafos; diseño y maquetación; documentación y Heraldo TV), más un pequeño grupo del área de Marketing y los trabajadores que atienden la tienda Heraldo.

Cabe recordar que Henneo es una empresa de altísima conflictividad laboral por el desprecio de los dueños del conglomerado mediático -antes Grupo Heraldo- a las reinvindicaciones de sus trabajadoras y trabajadores, como también ocurre con Chip Audiovisual.

La APA y el Colegio de Periodistas, con la plantilla de Heraldo de Aragón amenazada por un ERE

Por su parte, la Asociación de Periodistas de Aragón (APA) y el Colegio Profesional de Periodistas de Aragón manifiestan su “profunda inquietud y malestar” ante este ERE y expresan su “total apoyo a las compañeras y compañeros de Heraldo”. Ambas organizaciones seguirán de cerca la evolución de los acontecimientos en contacto directo con la plantilla de Heraldo y su comité de empresa.

En un comunicado, lamentan que “en los últimos años, los ERE han diezmado las redacciones de muchos medios aragoneses. Diversas empresas los han aplicado, siempre con la oposición de la APA. En paralelo, los sueldos de los periodistas y otros trabajadores del sector han caído en picado (los empleados de Heraldo, por ejemplo, han asumido hasta ahora reducciones de sus salarios que han supuesto una pérdida de entre el 19% y el 30% de su poder adquisitivo”.

“La precariedad, el abuso de los falsos autónomos y unas retribuciones de auténtica miseria se han convertido en la tónica laboral de los profesionales más jóvenes, mientras sus colegas más veteranos quedaban fuera de juego como consecuencia de las prejubilaciones forzadas, las bajas más o menos incentivadas y los despidos. Así se ha roto la cadena de transmisión de la experiencia, en detrimento de la información”, continúa el comunicado.

Para el APA y el Colegio, “las empresas editoras hablan mucho de periodismo fiable y de calidad, concepto que todos hacemos nuestro, pero es imposible que esa oferta se pueda producir en unas redacciones bajo mínimos, saturadas de trabajo y sometidas a la incertidumbre. Entendemos que dichas empresas han sufrido las consecuencias de la quiebra del modelo de negocio provocada por la irrupción de las nuevas tecnologías”.

En este sentido, exponen que “salir del actual círculo vicioso de fracaso económico y empobrecimiento sistemático de los contenidos informativos exige una actitud más audaz, una clara apuesta por el periodismo y la determinación de proponer a lectores, oyentes y telespectadores la mejor y más profunda versión de la actualidad. Si no, las llamadas ‘fake news’ y las prácticas destinadas a manipular la opinión pública y pervertir la democracia tendrán el camino libre”.

La APA y el Colegio confían en que las negociaciones entre Heraldo de Aragón y sus trabajadores “permitan encontrar una solución satisfactoria”. En caso contrario “estaríamos ante una auténtica catástrofe laboral que, al producirse en el más importante medio aragonés, repercutirá en toda la ciudadanía. Aún hay tiempo de evitarlo”, concluyen.

2 julio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR