Altavoz

Hay salida

Si no fuera porque carecen de gracia y no les adorna ninguna virtud podríamos decir que son una mala copia de los personajes ficticios Hernández y Fernández creados por el dibujante belga Hergé en su comic "las aventuras de Tintín”. En la cuestión que nos ocupa hasta los nombres coinciden: Hernando y Hernando. Es indiferente a cual nos referimos, sus actuaciones son tan simétricas y tan previsibles que cualquiera de las manifestaciones de uno pueden ser atribuidas al otro y viceversa.
| 8 febrero, 2015 07.02
Una actuación del Coro Libertario de Torrero. Foto: @igoiz17

Una actuación del Coro Libertario de Torrero. Foto: @igoiz17

Si no fuera porque carecen de gracia y no les adorna ninguna virtud podríamos decir que son una mala copia de los personajes ficticios Hernández y Fernández creados por el dibujante belga Hergé en su comic “las aventuras de Tintín”.

En la cuestión que nos ocupa hasta los nombres coinciden: Hernando y Hernando. Es indiferente a cual nos referimos, sus actuaciones son tan simétricas y tan previsibles que cualquiera de las manifestaciones de uno pueden ser atribuidas al otro y viceversa. Si PP y PSOE pretenden convertirse en lo mismo, no podían haber elegido portavoces más afines. ¡Hasta en el apellido coinciden!

Ha establecido el “Bipartito” una estrategia común para hacer frente al peligro que acecha a sus intereses. La aparición en escena de Podemos ha descolocado las fichas del tablero y las formaciones complacientes con el régimen ven peligrar sus respectivos estatus de alternancia en gobierno – oposición. Ahora te toca a ti, ahora a mí. Todo en orden “como dios manda”.

Naturalmente que alguna discrepancia tiene que haber ¡faltaría más! Pero son de tan poco calado y tan tenues que cuando se reúnen, sus acuerdos son inmediatos. Las firmas de esos pactos siempre son favorables a los intereses del grupito de poder que maneja a los títeres de turno. Es decir, la política de consenso la marcan los titiriteros tras las bambalinas.

Años de recorrido electoral, que no democrático, han hecho que creamos que nuestra opinión sirve para algo, en realidad es tan solo la escenificación de una parodia pseudo-democrática con tintes de esperpento de Valle-Inclán.

En los asuntos importantes, en los de calado, los que conforman la vida social e individual de las personas, su trabajo y sus derechos, hace tiempo que vienen marcados por unos poderes (ocultos y no elegidos) que dictan las normas de actuación de los respectivos gobiernos de marionetas que sufrimos.

Una Europa unida en un objetivo común debería servir para acercar a los ciudadanos de los países miembros. En su nacimiento se depositaron muchas esperanzas de desarrollo para los habitantes de la vieja Europa. Hoy, lamentablemente, sabemos que fue un espejismo. La solidaridad entre los estados es una quimera, el parlamento europeo un teatrillo sin contenido y la unión supra nacional una mentira.

Entre las formas de ocupar un país hay diversas modalidades. Europa ha sido el germen de no pocas confrontaciones violentas. En la actualidad han descubierto que no necesitan bombas para someter a un territorio. La táctica de sitiar no es nueva, no pocas fortalezas han caído sometiendo a sus moradores a un aislamiento del exterior (tipo Numancia) que impedía la llegada de agua y alimentos. Hoy el bloqueo financiero provocará la rendición de sociedades modernas que todavía no se han enterado que están siendo sometidas a la esclavitud. Cuando acabe el asalto y se haga recuento, las pérdidas materiales serán mínimas y los asaltadores tendrán su botín intacto. Una sociedad rendida y sus miembros tiranizados.

Con la sanidad pública desmantelada, la educación pública vendida, los derechos laborales laminados, la elección política que nos quieren ofrecer es entre la sartén o las brasas, entre Hernando y Hernando.

Afortunadamente todo no está perdido, en la Republica Independiente de Torrero, en la muy noble, leal y no sé cuantas cosas más…, ciudad de Zaragoza, un pequeño grupo resiste al invasor y reunidos alrededor de una mesa con unas botellas de vino cantan como mejor saben tonadillas populares que elevan el ánimo y ayudan a pensar que otra forma de sociedad es posible. Es una modesta aportación, pero mientras existan grupos como “El RORRO” y personas afines al “Coro Libertario” que, mediante sus actuaciones, denuncien la situación reuniéndose al calor de unas simples canciones, compartiendo unos vasos de vino, podremos decir que «Hay salida».

[José Antonio Luque es colaborador de AraInfo]

8 febrero, 2015

Autor/Autora

José Antonio Luque, es socio de MHUEL (@MHUEL_), analista social y colaborador de AraInfo.


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR