Movimientos

¿Hace falta otra huelga feminista?

Las cifras lo confirman, en el trabajo, en la escuela, en la cultura, en el consumo y en los cuidados, las mujeres siguen siendo las más perjudicadas. En el año del feminismo también ha faltado el apoyo de quienes se consideran compañeros de vida y de lucha, por eso, este 8 de marzo de 2019 se espera reforzar las huelgas de consumo y de cuidados.
| 10 octubre, 2018 07.10
¿Hace falta otra huelga feminista?
Lectura del manifiesto en la manifestación del 8M de Zaragoza. Foto: AraInfo

Este 8 de marzo de 2019 se convocará de nuevo una huelga feminista. Así lo aprobó el IV Encuentro Feminista de Gixón, en el que personas de todo el Estado español trasladaron desde cada territorio su apoyo a esta nueva convocatoria.

Este anuncio llega a pocas semanas de que las mujeres empiecen a trabajar gratis debido a la brecha salarial, esa injusta diferencia en el sueldo en la que los hombres cobran más que las mujeres por realizar el mismo trabajo.

Muchas mujeres no tendrán la “suerte” de trabajar gratis, porque pese a la “ventaja” de cobrar menos, son mayoría en las oficinas del Inaem. El 60% de las personas desempleadas en Aragón eran mujeres, es decir, más de 38.000 no encontraron trabajo en septiembre frente a los 25.000 hombres.

Una realidad que afecta en más medida a las mujeres de más de 25 años, precisamente cuando deben dedicar más tiempo a los cuidados, esa doble jornada laboral no remunerada que se les resiste a los hombres como indican las estadísticas sobre los tiempos hartamente mencionadas.

Otras personas, las más vulnerables, las que no son consideradas ciudadanas de pleno derecho, las sin papeles, ni siquiera aparecen en estos informes, no existen para el Estado aunque se empeñe en expulsarlas o en explotarlas.

El 7,5% de los libros de texto

Y es que las dinámicas de exclusión e invisibilización comienzan desde muy temprano, incluso en el papel. A pesar de ser mayoría en las escuelas y en la universidad, y de la ingente cantidad de estudios de arqueología feminista las personas más vulnerables todavía no pueden verse reflejadas ni siquiera en los libros de texto. Según un estudio de la Universidad de València, solo hay un 7,5% de referencias a mujeres relevantes en los libros de la ESO.

Durante el encuentro feminista, también se confirmó que la huelga mantendría los cuatro ejes fundamentales en torno a los cuales se desarrolló: laboral, cuidados, consumo y estudiantil. Uno de los objetivos marcados es reforzar la huelga de consumo y la de cuidados, un nuevo intento de “desbordar los márgenes de la huelga”.

Paralizar el consumismo capitalista de productos, cuerpos e ideas durante ese día es, sin duda, una tarea compleja. Pero solo hace falta contemplar los movimientos de un sector para comprender que incluso en aquellos lugares más progresistas e incluso durante el año del feminismo todavía queda trabajo por hacer.

Durante el fin de semana del 28 y 29 de septiembre, en el top de las 25 películas más taquilleras solo había una directora, Chloé Zhao con “The Rider”. La cosa mejora si nos limitamos al cine producido en el Estado español, por increíble que pueda parecer, cuatro mujeres han conseguido alcanzar el top de las 25 películas durante el mismo fin de semana. Quizás habría que mencionar que “Carmen y Lola” de Arantxa Echevarría, la más exitosa de estas cuatro, consiguió la friolera de 3.500 espectadores y espectadoras de un total de 166.000.

Estas cifras demuestran un problema difícil de solucionar, ni se produce ni se consume cine dirigido por mujeres o lo que es lo mismo, las mujeres – por no hablar de otros géneros sobre los que ni siquiera existen informes – solo están presentes en el mercado cuando son el producto de consumo.

Las que faltaron y los que fallaron

En el anterior 8 de marzo faltaron cuidados, faltaron alternativas a la huelga o faltaron las personas que dieran luz sobre cómo articular un día de lucha en el que todo el mundo encontrara su sitio. También faltó implicación por parte de aquellos que no fueron llamados a la huelga, que a pesar de no protagonizar ese día de lucha debían haber estado en el lugar que históricamente han representado las otras, en la retaguardia apoyando y cubriendo las necesidades del frente.

Por si alguno todavía no lo tiene claro, en el año del feminismo también ha faltado o fallado el apoyo de quienes se consideran compañeros de vida y de lucha. Desde hace un tiempo el movimiento feminista lo viene anunciando en cada movilización contra la violencia machista, es el momento de que los hombres cis se reúnan y establezcan protocolos para actuar contra sus amigos, vecinos y familiares que deciden ser el brazo armado del patriarcado.

10 octubre, 2018

Autor/Autora

Redactora y realizadora. Integrante del Consello d’AraInfo. @Rocio_Duran_


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR