Guara consensúa la regulación de la escalada

El gobierno aragonés, la Federación de Montañismo y los grupos conservacionistas acuerdan la normativa que compatibilizará la práctica de la escalada con la protección de la avifauna del Parque Natural

El pasado lunes 8 de febrero vio la luz la nueva orden que regula la práctica de la escalada en el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara. La normativa es el resultado de varios años de negociaciones entre la Administración, grupos conservacionistas, y la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), y goza también del beneplácito de la Asociación de Escaladores local.

“Se hacía muy necesaria la actualización del decreto de 1997 que ya regulaba esta actividad que ha evolucionado mucho técnicamente, pasando de una escalada en grandes paredes y con poco impacto [escalada clásica] a una progresión vertical con menor recorrido pero mayor dificultad y más anclajes en la pared [escalada deportiva]”, explicó Manolo Bara, presidente del club Peña Guara y representante de la FAM en la redacción de la nueva regulación.

De esta forma, se pone punto y final a un conflicto triangular que se había acentuado en los últimos años en los que la afluencia de escaladores ha aumentado, especialmente en algunas zonas como Rodellar, y también el número de vías equipadas, algunas de ellas ilegales según el anterior decreto. Este hecho motivó que, el pasado mes de noviembre, la Fundación por la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) y SEO/Bird Life instarán al Gobierno aragonés a denunciar a sus autores, aunque finalmente se han retirado las acusaciones.

¿Qué dice la nueva Orden?

El documento, que reconoce a la escalada como una actividad deportiva tradicional en la zona, establece diferentes grados de protección. Define 19 zonas de tranquilidad de aves, donde queda prohibida la escalada y la apertura de nuevas vías durante todo el año. Entre estos sectores se encuentran el Pico del Mediodía, entorno de Palomeras, umbrías de Vadiello y Peña San Cosme, cara oeste de los canales de Fragineto, Gorgas Negras, Balcés Superior y los Oscuros y Estrechos, Cañón del Vero de Colungo a Bárcabo, Peña los Santos y Roca Peniacha.

También se han delimitado 40 áreas de uso limitado, divididas en dos grupos, en las que se establece en qué época y modalidad se puede escalar: en uno se permite la escalada clásica (en vías ya equipadas) entre el 1 de agosto y el 30 de noviembre y en el otro se autoriza esta misma modalidad deportiva a lo largo de todo el año.

Finalmente, la orden contará con una comisión que realizará el seguimiento de su aplicación y, en cualquier caso, habitará a los responsables del Parque Natural a regular nuevas zonas si la estrategia de conservación de aves lo requiriera.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies