#Grecia  Mundo

Grecia aprueba el paquete de medidas para el tercer rescate

Las votaciones comenzaron algo más allá de la medianoche y fueron aprobadas con 229 votos a favor, 64 en contra y 6 abstenciones, sobre un total de 300 parlamentarios. Syriza vio como sus filas se rompían en dos, 36 diputados votaron en contra, cuatro se abstuvieron y dos no se presentaron.
| 16 julio, 2015 07.07

A la misma hora y en la misma plaza Syntagma comenzaba el debate dentro, en el Parlamento, y llegaba el grueso de las manifestaciones fuera. Prácticamente en el mismo minuto que comenzaba el debate, algunos manifestantes compartían sus cócteles molotov con la policía que respondía con gases lacrimógenos. Primeras cargas policiales en Syntagma bajo gobierno Syriza.

El ambiente de puertas a dentro del parlamento, sin fuego ni gases, albergaba algo de tensión. Aunque todos sabían que el acuerdo iba a ser aprobado, con el apoyo de los europeístas Movimientos Socialista Panhelénico (Pasok), Nueva Democracia (ND) y To Potami. Al voto anunciado a favor de estas formaciones se unió la del socio de gobierno de Syriza, Griegos Independientes (ANEL), que votó a favor. En contra, tan solo el Partido Comunista de Grecia (KKE) y el ultraderechista Amanecer Dorado.

Sin embargo, de ninguno de ellos se esperaba una sorpresa. Lo que se contaba en esta votación era cuantos miembros de Syriza iban a mostrar su oposición al acuerdo firmado el pasado lunes. Al final, 40 diputados de la coalición gobernante no votaron a favor, 36 votaron en contra, 4 se abstuvieron y dos no se presentaron.

Una brecha en el partido que puede terminar dividiéndolo. Pero también una brecha en el gobierno, en el que varios ministros no dudaron en mostrar su repulsa hacia un paquete de medidas, que consideran solo van a hacer acarrear más pobreza al pueblo griego.

La cifra de 40 parlamentarios es relevante, pues el gobierno de Tsipras perdería la mayoría y se vería obligado a gobernar en minoría. Todo esto ante unas semanas decisivas de en la que se deben votar muchas modificaciones de leyes, como la subida del IVA, la bajada de las pensiones o el cambio del Código Civil. Cambios todos ellos reclamados por el acuerdo.

Además, Tsipras se verá probablemente obligado a sustituir parte de su gabinete, pues varios ministros votaron en contra del acuerdo. Aunque algunos han manifestado que seguirán apoyando al gobierno. El ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, que dirige la Plataforma de Izquierda, es uno de los que aseguró que pese a votar en contra del acuerdo, seguirían apoyando al gobierno.

Otros parlamentarios de Syriza parecían mucho más descontentos. Zoi Konstantopoulou se mostró especialmente dura: «Hoy es un día negro para la democracia, para Europa y también para este parlamento», para añadir con respecto a Syriza que «jamás pensé que mi partido aceptara un acuerdo que añade más deuda a la que ya es ilegítima y odiosa».

En las próximas jornadas conoceremos, prácticamente sin duda, a varios ministros griegos nuevos. Algunos analistas ya plantean la duda sobre la filiación política de los mismos. Faltará por ver que es lo que ocurre dentro de la coalición Syriza que sale tocada de la aceptación de este acuerdo.

16 julio, 2015

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR